Día del Ferrocarril Argentino

- Publicidad -

El 30 de agosto de 1857 comenzó a funcionar por primera vez el tren en el país al tomarse esa fecha como “día del ferrocarril argentino” sugiero a todos los candidatos a intendentes y legisladores que pidan a sus respectivos candidatos a gobernadores y presidentes que la recuperación del servicio ferroviario para la zona y el país sea política de estado.

“El 29 de agosto de 1857 se inauguró la primera línea ferroviaria del país conocida como Ferrocarril Oeste. El recorrido cubría un trayecto de 10 km entre La Estación del Parque donde hoy está el Teatro Colón de Bs.As y la Estación de La Floresta en el pueblo de San José de Flores, hoy perteneciente a CABA(Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

La propuesta de su construcción fue realizada por un grupo de particulares agrupados en la Sociedad Camino de Hierro del Ferrocarril Oeste, el financiamiento fue realizado gracias al importante aporte del Estado de Buenos Aires, que en aquel entonces formaba un Estado separado de la Confederación Argentina.

En 1854 el entonces Gobernador de la Pcia de Bs.As Pastor Obligado otorgo la concesión para la construcción del ferrocarril a la empresa que he referenciado, de esta manera se estaba dando cumplimiento a un proyecto de ley presentado el 9 de enero de ese año por una comisión de hacienda integrada por Dalmacio Vélez Sársfield, Bartolomé Mitre y Mariano Billinghurst.

La locomotora que recorrió el trayecto se la denomino La Porteña y era de la casa The Railway Foundry Leeds, Inglaterra, construida por la firma E. B. Wilson y adquirida por el primer administrador de la Empresa Camino de Hierro, el ingeniero Luis Elordi. También vinieron sus maquinistas, los hermanos John y Tomas Allan. Esta locomotora había llegado al país el 25 de diciembre de 1856.

La otra locomotora que se incorporo fue bautizada como La Argentina que Domingo Faustino Sarmiento cedería al Paraguay en 1869. Otras locomotoras que se fueron incorporando fueron denominadas como Rauch, Libertad, Indio Amigo o una llamada Voy a Chile debido a que un decreto de diciembre de 1868 ordenaba prolongar el ferrocarril hasta la Cordillera de los Andes. Sin embargo nunca llegó a Chile.

Cuentan los escritos históricos que la inauguración estaba prevista para enero de 1857 lo que fue impedido por las lluvias, luego se realizó una prueba el 7 de abril de ese año pero descarrilo.

El 27 de agosto se realizó una nueva prueba la que resulto exitosa. El día 29 de agosto de 1857 se efectuó la ceremonia inaugural encabezada por el Gobernador de Buenos Aires Valentín Alsina e integraban la comitiva entre otros Bartolomé Mitre, Domingo F. Sarmiento, Dalmacio Vélez Sárfield, Estanislao del Campo, miembros de la Sociedad Caminos de Hierro e invitados especiales como el cacique José María Yanquetruz, con uniforme militar. El 30 de Agosto comenzó a prestar sus servicios al público por eso se toma el 30 de agosto como “DÍA DEL FERROCARRIL ARGENTINO”.

La colaboración financiera del Gobierno de la provincia de Buenos Aires contribuyo significativamente para la concreción de esta obra que constituyo el mojón inicial para el desarrollo del Ferrocarril en la provincia y en el país. El 1º de enero de 1863 la Provincia de Bs.As se convertiría en el único propietario de la empresa al comprar las acciones de los particulares, cambiándole el nombre a «Ferrocarril de la Provincia de Buenos Aires» (FCP), y con su administración el ferrocarril alcanzaría en 1870 una longitud de 177 km Por ese entonces transportaba anualmente más de 500 000 pasajeros y 166 551 toneladas de carga, produciendo un beneficio del 9,78 % de interés sobre el capital invertido.

En 1866 ya llegaba a Chivilcoy, a 159 km de Buenos Aires, y en 1877 a Bragado (km. 210), sin haber necesitado pedir crédito al extranjero. En 1885 poseía las siguientes líneas y ramales en explotación: De El Once al Riachuelo, de El Once a 9 de Julio ,de El Once a Las Catalinas, de Bermejo a la Chacharita, de Merlo a Lobos y Saladillo, de Luján a Pergamino, de Pergamino a Junín, de Pergamino San Nicolás, de Tolosa a La Plata, de Tolosa a Ensenada, de Ringuelet a Ferrari(actual Brandsen),de Tolosa a Temperley y desde allí a Cañuelas.

El Ferrocarril jugo un rol fundamental en el desarrollo del país, en su momento los ingleses presionaron para comprar los ferrocarriles a bajos precios, que será quizá motivo de otro escrito.

Encontraron eco favorable en el Presidente Miguel Juárez Celman que en su mensaje al Congreso en 1887 dijo:” «Pienso vender todas las obras públicas, reproductivas, para pagar con ese oro nuestra deuda, porque estoy convencido de que el Estado es el peor de los administradores».

Desde entonces se empezó con una política para desvalorizar a los Ferrocarriles más allá de que en su momento Juan Bautista Alberdi sus Bases y Puntos de Partida había dicho que «El ferrocarril es el medio de dar vuelta al derecho lo que la España colonizadora colocó al revés en este continente».

También Domingo Faustino Sarmiento y Justo José de Urquiza habían sido defensores de la idea. Así fue como más adelante en el tiempo con la ejecución del Plan Larkin durante la presidencia del Dr. Arturo Frondizi (1958-1962) se impulsó la reducción de la ferroviaria en el país con el aliento del Banco Mundial.”

Ramal que para, ramal que cierra», dijo el presidente Carlos Menem en noviembre de 1989 y en la década del noventa se le termino de asestar un golpe mortal a los ferrocarriles. «Pueblo sin tren, pueblo que muere» este dicho acuñado por el propio pueblo se puede comprobar en cada rincón de la Republica donde antes pasaba el tren . Hace unas semanas tuve la oportunidad de recorrer parte de la provincia de Catamarca y los guías turísticos nos comentan:” este lugar se quedó sin población y con muy pocos habitantes desde que dejo de pasar el tren”,lo que pude comprobar visualmente.

En Saladillo con el levantamiento del ramal del tren provincial que unía La Pampa con la Plata perjudico a Saladillo Norte, Sojo, Álvarez de Toledo, Polvaredas y Blaquier. Como así también la línea Roca afecto negativamente a Del Carril, Cazón y La Barrancosa, además de numerosas localidades y pueblos de toda la región.

En su momento siendo Intendente Municipal promoví un movimiento en la Región para recuperar el servicio de trenes con calidad y frecuencia adecuada a los tiempos que corrían y corren. Las acciones no se vieron coronadas por el éxito.

Al celebrarse hoy el “DÍA DEL FERROCARRIL ARGENTINO” es un momento propicio para la que dirigencia política de todos los colores partidarios y de todos los niveles locales, regionales, provinciales y nacionales valoricemos el valor del Ferrocarril para el Desarrollo y Crecimiento del País.

Al hacer públicas estas expresiones sugiero a los Candidatos a Intendentes y legisladores de la zona que planteen a sus respectivos candidatos a Gobernadores y a Presidente de la Nación en que conviertan en POLÍTICA DE ESTADO RECUPERAR EL BUEN FUNCIONAMIENTO DE LOS FERROCARRILES. Y QUE SE LOGRE REIMPLANTAR DEL SERVICIO DE TRENES EN LA REGIÓN LO QUE BENEFICIARA OBVIAMENTE A SALADILLO.”

Carlos Antonio Gorosito, Ex – Intendente Municipal (1991-2015).