El 5 de septiembre de 1997 falleció la Madre Teresa De Calcuta

“A la Madre Teresa en una oportunidad le preguntaron: ¿cuándo se terminará el hambre en el mundo? Y ella contestó: “cuando tú y yo aprendamos a compartir”. Dio el ejemplo que aquí relato cuando una mujer hindú compartió el arroz con una musulmana”

“Santa Teresa de Calcuta o simplemente la Madre Teresa que fue una monja

Católica de origen albanés, cuyo nombre secular era Agnes Gonxha Bojaxhiu, fue naturalizada india y fundó la congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta en 1950. Durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que guiaba la expansión de su congregación, en un primer momento en la India y luego en otros países del mundo.

Como es una figura vastamente conocida voy a señalar que nació el 26 de agosto de 1910 y falleció hace 23 años un día como hoy en Calcuta (India). La madre Teresa es una figura muy conocida a escala universal por lo tanto no haré mayor abundamiento sobre su vida y su obra.

Con frecuencia muchos solemos citar sus frases pero lo más importante sería imitar en parte su rico testimonio en favor de los más desfavorecidos de la tierra y rescatar también algunos de los valores que ella predicó. Predicó siempre la solidaridad cierta vez dijo: “Frecuentemente me preguntan cuándo terminará el hambre en el mundo. Y yo respondo: «Cuando tú y yo aprendamos a compartir».

Te puede interesar  Senderos Ferroviarios por Lis Solé

Cuanto más tenemos, menos damos. Cuanto menos tenemos, más podemos dar.” Tan hondo caló su prédica de la solidaridad que vale la pena compartir este testimonio que ella misma contó:” En una ocasión, por la tarde, un hombre vino a nuestra casa para contarnos el caso de una familia hindú de ocho hijos. No habían comido desde hacía ya varios días. Nos pedía que hiciéramos algo por ellos.

De modo que tomé algo de arroz y me fui a verlos. Vi cómo brillaban los ojos de los niños a causa del hambre. La madre tomó el arroz de mis manos, lo dividió en dos partes y salió. Cuando regresó le pregunté qué había hecho con una de las dos raciones de arroz. Me respondió: «Ellos también tienen hambre».

Sabía que los vecinos de la puerta de al lado, los musulmanes, tenían hambre. Quedé más sorprendida de su preocupación por los demás que por la acción en sí misma. En general, cuando sufrimos y cuando nos encontramos en una grave necesidad no pensamos en los demás.

Por el contrario, esta mujer maravillosa, débil, pues no había comido desde hacía varios días, había tenido el valor de amar y de dar a los demás, tenía el valor de compartir.” Que el ejemplo de la Madre Teresa nos haga reflexionar sobre la necesidad de propagar la solidaridad y que colectivamente podamos hacer de este mundo un mundo solidario, y si lo hacemos solidario lo haremos más justo, porque habrá una más justa distribución de los bienes que el Creador ha originado para todos y no para unos pocos. “El que no vive para servir, no sirve para vivir.”

Te puede interesar  Senderos Ferroviarios por Lis Solé

Es una convocatoria de la Madre Teresa para accionar en favor del prójimo y tiene razón cuando dice:” Nunca estarás tan ocupado como para no pensar en los demás.” Seguramente podemos hacer todos un alto en nuestras jornadas diarias para pensar unos segundos que podemos hacer por lo demás en el día, en la semana, el mes o en el año y quizás durante toda nuestra vida.

Siempre hay alguien en la familia, a quien podamos ayudar, sino es en la familia será en la cuadra donde vivimos, sino en la misma manzana, sino en la ciudad, finalmente el país y el mundo es el lugar para ejercer la solidaridad. El mundo cambiará para bien, sino nosotros cambiamos individualmente para bien, porque al mundo lo integramos nosotros.

El mundo mejorará cuando haya cambios estructurales, pero en tanto podemos ir empujando el cambio con pequeñas acciones. En definitiva como repetía la Madre Teresa: “Si no tenemos paz en el mundo, es porque hemos olvidado que nos pertenecemos el uno al otro, que ese hombre, esa mujer, esa criatura, es mi hermano o mi hermana.”

Carlos Antonio Gorosito, Ex – Intendente Municipal (1991-2025), Saladillo 5 de septiembre de 2020.