Intento de apertura de la avenida Moreno en el predio de la estación ferroviaria

- Publicidad -

Por: Alejandro Mariotto            

“Miente, miente, que algo quedará”

El Intendente José Luis Salomón y su Secretario de Obras Públicas (el ingeniero mecánico Guillermo Candia) pretenden avanzar en el proyecto de apertura de la avenida Moreno, destruyendo el último sitio histórico que le queda al casco urbano céntrico de Saladillo (Protegido por las Ordenanzas municipales Nº 71/2003 y 76/2011). Para lograr el consenso necesario lanzaron, entre otras cosas, un video donde quieren hacer ver que no se destruye el patrimonio y que, al contrario, de avanzar tal propuesta se revalorizaría el lugar. Este es un viejo método utilizado para engañar a la población haciendo creer una cosa que en realidad es otra. En pocos segundos esta presentación audiovisual (que pareciera diseñada por el Sr. Duran Barba) presenta varias mentiras, las cuales voy a detallar una a una. Y lo más grave y aberrante de todo es que pretende generar una brecha entre vecinos de la misma comunidad. El mensaje de una falsa “inclusión” pretende generar discordia entre los vecinos de un lado y del otro de las vías. Discordia que nunca existió y que no debemos permitir que la generen. Las vías del actual FFCC Roca están donde están, junto a su Estación, desde 1884. Desde ese año a la fecha la planta urbana de Saladillo se extendió, casi sin planificación, hacia los 4 puntos cardinales. Pero ahora el Municipio de Saladillo pretende instalar que la Estación divide y excluye a vecinos del Barrio “31 de Julio” por estar del otro lado de las vías. La propaganda del Municipio,  busca generar el consenso que no tiene para avanzar en este despropósito que, de prosperar, va a colocar al intendente Salomón en un sitio triste de la historia local, ya que pasará a la misma como el intendente que destruyó el Patrimonio Histórico de nuestra ciudad.

“Miente, miente, que algo quedará”, este precepto que fue utilizado en muchas ocasiones consiste en sostener una mentira como válida, una y otra vez,  para que la gente la termine dando por cierta.

- Publicidad -

El video y los “fundamentos” del proyecto mienten una y otra vez. Miente cuando dice que no se toca nada del Patrimonio. El Patrimonio ferroviario, protegido por la O.M. 71/93 y O.M. 76/2011, se toca desde el momento mismo que se rompe la “media luna” formada por el Paseo de los Inmigrantes. También rompe el andén en el extremo norte del mismo, tal cual lo muestra el video, en que el cartel con el nombre de nuestra ciudad queda solo más allá de la avenida que atraviesa el predio de la Estación. Téngase en cuenta que la Estación no comprende solo el edificio propiamente dicho, sino al mismo en su entorno (andenes, galpones, vías auxiliares de maniobras, mesa giratoria de locomotoras, tanques de agua, señales, arboles, en fin… todo el predio). El imponente edificio ferroviario se destaca por su contexto ¿Se imaginan construir una ruta al lado de un casco de Estancia?

Te puede interesar
El diputado nacional Sebastián García De Luca visitó Saladillo junto a dirigentes del PRO y habló del “desafío de las elecciones primarias”

Además esta obra, de concretarse, causaría muchos inconvenientes para el retorno del servicio ferroviario a Saladillo, ¿cómo descenderían los pasajeros si el andén fue destruido y en su lugar hay una avenida? En el videíto se muestra el pasaje por encima de una vía férrea, otra mentira ya que en ese sector hay una vía principal y tres auxiliares, ¿acaso las piensan levantar?

Otra gran falacia es la mejora en la vida de todos los saladillenses, ¿destruyendo nuestro Patrimonio van a mejorar nuestra calidad de vida, de qué manera?

Otra mentira es cuando se refieren al turismo, ¿acaso a los turistas les va interesar venir a ver un predio ferroviario del año 1884 intervenido con una avenida con palitos de metal y banquitos de cemento  que nada tienen que ver con el material ferroviario original del siglo XIX? Hablan mucho del turismo desde el Municipio, pero se olvidan que quien generó esta industria en Saladillo es quien suscribe. Traje ocho contingentes turísticos a Saladillo, la mayoría de ellos visitaron nuestra Estación Ferroviaria, a ninguna de esas personas les gustaría verla intervenida con rasgos de modernismo minimalista. Los turistas que nos visitaron son gente con amplia cultura, muchos de ellos estuvieron en Europa y saben apreciar el Patrimonio. ¿Se imaginan que en Italia a alguien se le ocurriera demoler parte del Coliseo Romano para construir una avenida y así ahorrar 200 metros al circular por la zona? Si se avanza en este demencial proyecto, de mi parte, no vendrá ni un turista más a Saladillo.

Por último la gran mentira, la más perversa: LA INCLUSIÓN. Hablan de incluir a los vecinos del barrio que está detrás de las vías. Y como expresé más arriba, aquí viene el intento de enfrentarnos entre vecinos. Algo en lo que no debemos caer. No nos vamos a pelear entre vecinos, no vamos a entrar en ese juego perverso. Existen infinidad de pasos vehiculares y peatonales (como el Pasaje de la Memoria, las calles Taborda, Sojo, Estrada, Cabral, Pereyra, etc.) para atravesar las vías. El Barrio “31 de Julio· tiene una barrera más grande aún, la ruta 205, pero no fue esto óbice para frenar el desarrollo de este pujante barrio.  Muchos vecinos de “la 31” firmaron el petitorio pidiendo que no se abra la avenida Moreno.

Te puede interesar
Reunión con la nueva comisión directiva del centro de jubilados de Del Carril

La inclusión pasa por otro lado. Todos los que habitamos Saladillo tenemos derecho a la inclusión, los del Barrio Falucho, los del Barrio Cementerio, los del centro, los del barrio La Laguna, los de Apeadero, los de “la 31”, etc. La inclusión pasa por tener los mismos derechos y las mismas oportunidades. Para lograr la inclusión cada barrio debe tener: jardines maternales, jardines de infantes, escuelas primarias y secundarias, Bibliotecas Públicas, CAPS, agua potable, cloacas, internet, wifi, gas natural, asfalto, veredas transitables, entre otras cosas. También es inclusión (y en esto estamos en falta) contar con bocas de pago y de extracción de dinero. Todos los Cajeros Automáticos están en el micro centro (a no más de 100 metros de la Plaza “25 de Mayo”). Lugares donde pagar los impuestos y servicios hay muy pocos fuera del centro de nuestra ciudad. No se logra la inclusión destruyendo un predio ferroviario para abrir un pasaje que, a los sumo, ahorrará 200 metros a quienes se desplazan en auto (recuerden que pasaje peatonal hay uno desde hace más de 25 años en el predio de nuestra Estación, el cual también es utilizado por motos y bicicletas). La inclusión pasa por otro lado, por lo tanto esta es una gran falacia que utilizan para enfrentar a los vecinos en el intento de lograr el consenso que no tienen para avanzar en la destrucción de nuestro Patrimonio, de nuestra identidad.

Alejandro Mariotto            

DNI 22.671.015