“La lista, la rusa y los canallas de siempre”

Imagen ilustrativa
- Publicidad -

La vacunación de personas salteando el orden de la lista es un hecho repudiable y que no se condice con la situación de un País que tiene más de cincuenta mil muertos y gente “de a pie” que espera su turno, sin otro “comodín” que la paciencia, no importa cuántos son los favorecidos y si en algún otro lugar de distinto signo político, se cometió el mismo abuso de autoridad, en estas crisis hay que actuar solidariamente y con políticas igualitarias. La remoción inmediata de  Ginés González García fue tan justa como dolorosa, su esfuerzo durante la Pandemia en reconstruir el sistema sanitario dejada por Juntos por el Cambio, había sido titánico. La vacuna SPUTNIK V, del Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología, fundado en 1891 en Rusia, fue la primera que el País pudo comprar, a partir de ese momento comenzó un ataque despiadado de los medios hegemónicos (quiénes marcan la agenda) y la oposición (quiénes siguen la agenda) para demonizar la vacuna a quién llamaban “la Rusa”, y en un acto cuasi asesino recomendaban a la gente a no vacunarse, no les bastó la aprobación del ANMAT (autoridad que aprueba los medicamentos en el País), denunciaron al Presidente por envenenamiento, pero como “cipayos”  que son, cuando la revista científica “The Lancet” , reconoció que la Sputnik  tenía una eficacia del 91,6 %, el problema pasó a ser que : “el veneno” no llegaba en tiempo y forma, lo cual fue verdad, sufrimos la inequidad del reparto, por dar algunos ejemplos, Canadá compro 9 vacunas por cada habitante, Estados Unidos 7, Reino Unido 6, Unión Europea 5. Los canallas saldrán a lucrar con los muertos, los ancianos y los trabajadores esenciales, tenemos que recordar que son los mismos que degradaron el Ministerio de Salud a Secretaría, los que hicieron vencer vacunas, y los que nos endeudaron en 45.000 millones de dólares. El gobierno de la alianza conservadora que nos gobernó del 2015 al 2019, puso jueces a dedo, tuvo  una mesa judicial que persiguió y escuchó adversarios políticos, dejó  hundir un submarino y mil tropelía más, pero se prestan como la garantía de las Instituciones y la Republica, los gobiernos Nacionales y Populares, no podemos darnos el lujo de darle motivos, para que las grandes corporaciones mediáticas muestren la “doble vara” con las que se manejan siempre y junto a la oposición política hagan de esto una crisis duradera. Esto se olvida con políticas que ayuden a vivir mejor a la gente, suba de salarios y baja de la inflación y una vacunación masiva, la verdadera grieta, es como se reparte “la torta” y en los últimos años, la mayoría… pierde por goleada.

Te puede interesar
El Dr. Alejandro Mariotto sigue con la inquietud por la obra de la Av. Moreno

Por: Daniel Alfonso Massa