Se mira y no se toca

Mientras escribo, en el Congreso los Diputados están tratando el Aporte Solidario de las grandes fortunas por única vez. Para hacer un resumen, podemos decir que afecta a quienes tienen riqueza de más de  200 millones de pesos. Se calcula que lo pagaran 9.000 personas (0,02% de la población) y se recaudaran 300 millones de pesos, los cuales serán destinados para: equipamiento de Salud, subsidios y créditos para las Pymes, urbanización y obras en Barrios Populares empleando vecinos de los mismos y relanzar el Plan Progresar. No somos el único País que presenta un proyecto de esta característica, lo hicieron 5 de Europa y 6 de América Latina; con la diferencia que la presentación la hicieron las oposiciones. Al parecer el oficialismo tiene los votos para aprobarlo, pero estos “merecidos” señores, tienen los mejores Estudios de abogados y jueces prestos a declarar la inconstitucionalidad de la ley. Uno cree que en tiempos excepcionales, como el que atravesamos por la pandemia, un aporte excepcional de los que más tienen tendría que ser algo normal en una sociedad tan desigual, pero hay que seguir asombrándose con algunos argumentos en contra del proyecto de algunos diputados de la oposición y medios hegemónicos,  decir que es: “un impuesto a la inversión en la Argentina” o “cuál es la lógica de subir impuestos en plena recesión” o que es ideológico y lo comparan con comunismo y fascismo, parece ridículo. Uno tendría que decir:” claro que es ideológico y a quien quieres que le saquemos” ; ¿Cuándo gobernaron 4 años no pusieron su ideología en las medidas que tomaron?, bajaron impuestos casi un 50% a los más ricos bajaron los salarios para que las empresas invirtieran, abrieron las importaciones indiscriminadamente. ¿Y cuál fue el resultado?, las empresas se llevaron los dólares a sus casas matrices produciendo la mayor fuga de la historia del País. Que la redistribución de la riqueza se trate en el Congreso es importante; pero… de una vez por todas hay que hacer una Reforma Impositiva, donde los que más tienen paguen más. Impuestos regresivos como el IVA, son una verdadera vergüenza. La pregunta es:” ¿cuánto menos ricos podrán ser estos 9.000 señores el día después que aporten?”.  Seguramente no es lo que les preocupa, lo que les jode es que sea el Estado el que se los saque y siente un precedente que afecte en el futuro mucho más sus  “merecidos patrimonio”.

Te puede interesar  Construir sin tirar abajo

P.D: El Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), adelanto que no va acompañar el Proyecto. Nada nuevo bajo el sol.

Por: Daniel Alfonso Massa