- Publicidad -
Muchas son las voces que se suman a decir, que la contienda electoral local, fue como la estación del año en la que estamos transcurriendo; fría, fría, muy fría…

Pero más allá de este “invierno electoral”, nuestra ciudad se prepara para vivir nuevamente una jornada democrática. ¿Como “jugaron” Abarca, Lissalde, Lordén, Salomón, Sarlo, Gorosito y los espacios que conforman los frentes?

AUSENCIAS QUE HICIERON RUIDO

Hay varios sectores políticos o dirigentes que en esta elección brillaron por su ausencia.

Entre ellos podemos destacar al Diputado Ricardo Lissalde, que además de no renovar su banca, tampoco pudo colar (¿o no quiso?) a nadie de su grupo ni en la lista seccional ni local del Frente TODOS. En el microclima político se comentó que tuvo la posibilidad de “poner” el nombre de la mujer en la lista seccional pero prefirió no hacerlo. Se lo vio solamente en la recorrida de estos días en la Ciudad de Roque Pérez acompañando a su referente Sergio Massa. Estos hechos dejan entrever que no se siente a gusto con sus “compañeros K” en este proceso electoral. Otro caso, es el de su colega de la cámara baja provincial Walter Abarca, que si bien va tercero en la lista seccional de su espacio, no se observa ni siquiera un cartel con su foto, seguramente, a la espera de los resultados del próximo domingo, para ver si tiene chances o no, de acceder nuevamente a una banca provincial. Curioso fue también que en el cierre de campaña realizado el miércoles en el club Apeadero tampoco hizo uso de la palabra. No quiso o no lo invitaron a hablar? Claramente el Frente de Todos en Saladillo basó su campaña local casi en exclusividad en Amaro Sarlo, ya que tampoco se ven carteles ni publicidades de Kicillof ni los Fernández, más allá de alguna publicación en redes sociales. Muy distinto fue el accionar de la Diputada Alejandra Lordén, que a pesar de tener la reelección casi asegurada, se puso a la par de José Luis Salomón en la campaña, mostrándose juntos en cada acto o evento que les tocó participar, además de haber estado muy activa en las campañas de los distritos que componen la séptima sección electoral.

Una ausencia “a medias” en esta campaña, fue la del ex Intendente Carlos Antonio Gorosito, ya que si bien afirmó en comunicados enviados a los medios que es orgánico, traducido al llano: acompaña a Juntos por el Cambio, no se lo vio participar de los actos del espacio (en el cierre de campaña se encontraba de viaje por el interior del país). Por último y porque no se trata de un o una dirigente, sino de un grupo político, es el caso de La Cámpora de Saladillo, que a pesar de que algunos miembros participaron del lanzamiento y cierre de campaña de la precandidatura a Intendente de Sarlo, no se vio a nadie de su estructura militando dicha candidatura, solo a los miembros del partido justicialista. ¿Será por no haber tenido lugares en la conformación de la lista local? ¿Tendrá la izquierda de Saladillo más votos de lo que saca históricamente? Distinto es el caso de Nuevo Encuentro, que si bien pudo “meter” a Carlos Pérez Cavalli en tercer lugar en  la lista de concejales, no se ve un acompañamiento activo de su sector. Algunos dicen que “se cortó solo” y fue un acuerdo particular y no del espacio.

AUSENCIAS QUE NO SORPRENDEN

Si nos dejáramos llevar por la cartelería y el doblez de las boletas que en estos días están llegando a las puertas de cada vecino de nuestra localidad, pareciera que en estas PASO, solo se eligen candidaturas de índole local y provincial, ya que no se ven en la Ciudad ni en las boletas, imágenes de las fórmulas Fernández-Fernández, Macri-Pichetto ni Lavagna-Urtubey. Pareciera que todos los espacios políticos se pusieron de acuerdo en una cosa: municipalizar las elecciones y no “pegarse” a los “de arriba”. Aunque Juntos por el Cambio levante a Vidal y Salomón haya hecho una fuerte reivindicación de Macri en el cierre de campaña que responde al Frente TODOS local cuando dicen que “Salomón es Macri” pero sin “mostrar” ellos a Cristina Kirchner.

¿TODO SIGUE IGUAL?

Como se mencionó en notas anteriores, las dos mediciones a las que accedió ABC SALADILLO a nivel local, el Ingeniero José Luis Salomón tendría una intención de votos que promediándolos supera cómodamente el 50% de los votos, contra cerca de un 30% del candidato a Intendente del Frente TODOS Amaro Sarlo. Con la proyección de indecisos -donde ambas listas acapararían casi el 90% de los votos- la elección en Saladillo está centrada en estos dos Frentes, dejando muy poco lugar a las listas locales de la Izquierda y de Consenso Federal que se encuentran en la misma escala que los votos en blanco. Si se replica lo mostrado por las mediciones, deberán conformarse con pasar el porcentaje requerido para participar en las generales de Octubre y no mucho más. A nivel provincial y nacional, “TODOS”, puntos más puntos menos, obtendría el mismo porcentaje que el candidato a nivel local. Por el lado de Juntos Por el Cambio, tanto Macri como Vidal -mejor esta- estarían por encima del 45% de los votos, mientras que Consenso Federal rondaría el 10%, repartiéndose el resto entre las fuerzas restantes. 

Si se reafirmaran en las urnas estas mediciones, de cara a Octubre Salomón seguirá siendo el Intendente, obteniendo Juntos por el Cambio obtenga 5 bancas de concejales, el Frente TODOS 3 concejales, quedando como incógnita el ingreso al Consejo Escolar, ya que la segunda fuerza necesita el 33.33% de los votos para acceder a uno.

Es muy grande el hermetismo e incertidumbre de estas elecciones, que por los números que se manejan a nivel nacional, será una de las más polarizadas desde el regreso de la democracia, pudiéndose definir en primera vuelta, para un lado o para el otro. Lo más probable que después de las PASO y entrando en la primavera, la temperatura empiece a elevarse cada vez más y salgamos de este “invierno electoral”.