El caso de Coronavirus que expuso las diferencias entre el Municipio y el Hospital

El discurso de unidad para hacerle frente a la pandemia se hizo cada vez más difícil de sostener con el correr de las semanas. En el último tiempo, las diferencias políticas entre el Municipio y autoridades sanitarias quedaron expuestas en temas como: las aperturas comerciales, deportivas y sociales; el convenio por un sistema de salud integrado entre el Municipio y el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires; la mediatización del 9° caso de Coronavirus. Sobre esta última controversia, ABC Saladillo recopiló las declaraciones oficiales y extraoficiales, con los cuestionamientos y argumentos que cada actor expuso.

Al ingresar como caso sospechoso la abuela de 91 años, la Subsecretaría de Salud comenzó a investigar los vínculos de la infectada. Potestad del Municipio, se investigó cómo fue el contacto de la abuela de 91 con la cuidadora, kinesióloga, médica y enfermera, quien aseguró –según el Municipio- que estaba protegida. “Si nos guiábamos por ellas, no las aislábamos”, afirmaron desde la Subsecretaría de Salud.

En paralelo, el Comité de Infectología comienza a evaluar la exposición del personal de salud de la institución: “Según la normativa vigente, se considerará personal de salud expuesto a SARS-CoV-2 a quien sin emplear correctamente equipo de protección personal apropiado, permanezca a una distancia menor de dos metros de un caso confirmado de COVID-19 durante por lo menos 15 minutos”. En ese sentido, el Comité decidió aislar a personal de enfermería.

Aquí, desde el Hospital afirman que “la médica actuó con los elementos necesarios, distinto es la enfermera, la kinesióloga y las cuidadoras”: de esta manera, se recomendó aislar y considerar contacto estrecho a estas últimas. Respecto a la asistencia médica en domicilio, el Comité expresó que “se consideró que el tipo de práctica realizada y el equipo de protección personal utilizado fueron adecuados para el tiempo de exposición transcurrido, por ello NO se define como exposición prolongada, fundamentados en las bases científicas de las instituciones de referencia a nivel mundial y de américa latina como lo son la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización Panamericana de Salud (OPS) así como las recomendaciones del Ministerio de Salud de Nación y Provincia”.

Aquí comenzaron las controversias. Desde el Municipio sugieren que, amén de la patología, se atienda a todo paciente como potencial positivo para después no lamentar aislamiento del personal de salud; ante la duda, aislar. Adrián Abadín, subdirector de la Región Sanitaria X, sostiene que “cuando hablamos de uso de elementos de protección personal, estamos hablando de una indicación médica/científica. La definición de contacto estrecho es absolutamente científica”, haciendo referencia a por qué la médica que atendió a la abuela de 91 años no cataloga como ‘contacto estrecho’.

En ese sentido, Abadín sumó: “El Comité buscó los contactos estrechos basado en la evidencia científica que baja el Ministerio, en base a eso se da respuesta y se notifica a otras instituciones –como el Municipio- qué cosas sugiere el hospital. Y digo ‘sugiere’ porque no tenemos potestad de la puerta para afuera. Acá no hay una cuestión de omisión culposa o dolosa grave de ningún colega con respecto a cómo manejarse”.

Al confirmarse el positivo de la abuela de 91, su nuera declaró en diálogo con Canal 5 tener videos del personal de salud sin los recaudos correspondientes. Al ver las grabaciones, la Subsecretaría de Salud constató que la médica no contaba con camisolín, entre otras irregularidades de las 4 indagadas. “Si no hubiéramos visto videos, no se quería aislar porque decía que estaba protegida”, aseguran los municipales sobre una de las aisladas.

Luego, Antonelli fue consultada por los medios para ratificar o rectificar lo dicho por la nuera de la abuela infectada: en diálogo con Convergencias, Antonelli declaró que “fue una falta de cumplimiento a la verdad” e hizo público su malestar por distintas omisiones que, según afirma Antonelli, realizó el personal de salud que atendió a la abuela de 91 años (luego dicho personal manifestó en sus redes sociales que habían cumplido con el protocolo).

De todas formas, en este panorama, el Comité de Emergencia reevaluó la posibilidad de hisopar a la médica, a pesar de no tener síntomas ni calificar como contacto estrecho en base a la evidencia científica: “Como estrategia de vigilancia epidemiológica institucional y debido a la dimensión pública y mediática sobre la situación particular de las agentes de salud que se desempeñan en nuestra institución, se decidió realizar la pesquisa mediante el testeo”, admitió el Comité.

Luego, al confirmarse el positivo de una de las cuidadoras (hisopada por protocolo al tener síntomas) y el de la enfermera (hisopada por el Municipio al considerársela como contacto estrecho), el Comité contó: “Una vez tomado conocimiento de que un personal de salud es uno de los casos confirmados de la semana, activamos la investigación respecto al tipo de exposición, tiempo de la exposición y material utilizado en ese contexto. Hemos decidido aislar a 4 integrantes del personal de enfermería y 4 del personal médico, de acuerdo a los protocolos vigentes, con el respaldo que nos otorga la evidencia científica en Nación y Provincia”.

Al consultar por los aislados dentro del hospital, sobre si existieron o no conductas no recomendadas que hayan obligado a la baja del personal, Félix Crognale diferenció: “La exposición inadecuada fue en la parte de un office, no con la asistencia hacia un paciente”. En ese sentido, agregó: “Para llevar tranquilidad a la gente que se ha atendido en este período de tiempo con el personal aislado: cuando un personal aislado atendió a pacientes, en todo momento se utilizó el equipo de protección”.

De todas formas, Crognale sostuvo que “se está generando algo que no está bueno, que es criminalizar el acto médico o de enfermería. Esperemos que esas conductas cambien, porque nadie se contagia a propósito: acá se atiende de muy buena forma a toda la gente se asiste y con todas las medidas necesarias. Estas situaciones pueden pasar, porque han pasado en todo el mundo”.

En el mismo sentido, los médicos de guardia del Hospital Dr. Posadas elevaron un comunicado “en repudio a las declaraciones de la Secretaria de Salud de la Municipalidad de Saladillo Dra. Martina Antonelli respecto a la atención domiciliaria de una colega de nuestro equipo de trabajo, queremos dejar en claro que consideramos que  sus dichos son desafortunados, que no respetan la ética profesional, y son de gravedad institucional por fomentar el descontento social sobre un personal esencial en un momento particular de salud pública como el que estamos atravesando actualmente”.

Los comunicados no cesaron aquí: funcionarios municipales cruzaron a los médicos por las declaraciones públicas. Ezequiel Tarabú, Subsecretario de Gabinete y Gestión Municipal, escribió: “Acá hay que actuar con CRITERIO, si el municipio desde el área de salud no se hubiese puesto firme con estos «Profesionales» de salud algunos de ellos estarían todavía trabajando normalmente aumentando el potencial riesgo de contagio. Si el municipio no tuviera un convenio firmado con la UNICEN y si no se hubiese hisopado la enfermera que dio positivo, seguramente seguiría trabajando y con posibilidad de ampliar los contagios si fuera por el hospital. Si no fuera por el Municipio el policía que fue hisopado mediante el convenio y rechazado por el hospital para que fuera hisopado claramente no estaría aislado como lo está en este momento. Sí no fuera por el Municipio los centros de aislamientos no estarían para alojar a casos confirmados y hasta sospechosos que no cuenten con posibilidad de hacer aislamiento domiciliario, aliviando el trabajo del hospital”.

Sumando a lo contado por Tarabú, desde el área de salud municipal sostienen que el policía (13° caso confirmado, hisopado por el Municipio), sí presentó tos: “Contacto estrecho con UN síntoma, se hisopa”, sostienen.

Abadín, respondiéndole a Tarabú, escribió en su perfil de Facebook: “El protocolo establece que los contactos estrechos (que según se informó el policía fue contacto estrecho de un positivo de otra localidad) deben permanecer bajo aislamiento durante 14 días. Y quien determina si cumple o no con la definición de contacto estrecho es la autoridad municipal competente. Pensar que de no haberse realizado el hisopado el policía estaría deambulando por la calle, es una interpretación equivocada de lo estipulado en el mismo y socava el trabajo que hace el mismo municipio en el relevamiento y aislamiento de los contactos estrechos”.

“El Hospital no rechaza caprichosamente la realización de un hisopado. Se atiene al protocolo que estipula el ministerio de salud, tanto de provincia como de nación de no hisopar contactos estrechos asintomáticos. Esto tiene que ver con que el riesgo de que NO se detecte el virus en un paciente asintomático existe y que es mucho más seguro aislarlos independientemente del resultado. Para terminar, quiero que entendamos que la comunicación en estos aspectos tiene que ser clara, adecuada y sobre todo verídica. Cualquier error de este tipo puede generar un pánico en la sociedad que es infundado, el protocolo es muy sensible a estas situaciones. Esto sin desmerecer por supuesto el trabajo de todxs los secretarios de salud que están atrás de los casos generando los aislamientos correspondientes”, agregó Abadín mostrando otra versión desencontrada con el Municipio ya que asume al policía como asintomático.

En la noche del sábado llegaron más resultados de testeos a contactos estrechos: el de la médica dio negativo, aunque deberá continuar aislada por la posibilidad de falso negativo, al ser asintomática. Ella se expresó en un comunicado, en el que sostiene: “Respecto de mi accionar en particular por el que se me está juzgando públicamente, quiero reiterar una vez más, aunque resulte muy técnico, que, de acuerdo a las normativas científicas vigentes de la OMS, OPS y otras Instituciones de Salud a nivel mundial y nacional para la exposición a SARS-CoV-2 y casos confirmados de Covid-19 en todo momento utilice la protección adecuada. Razón por la cual teniendo en cuenta el rigor científico que la ocasión amerita, el Comité de control de Infecciones local avalo mi proceder. Por último y a modo de conclusión quisiera dejar algún tipo de reflexión a la que he abordado en esta etapa de aislamiento. Nosotros como médicos no somos héroes, ni criminales. Porque primero nos aplaudían y ahora a partir de un hecho puntual nos criminalizan”.

¿Estas diferencias influirán en el trabajo en conjunto que tan necesario es para hacerle frente a la crisis? ¿Terminarán aquí los comunicados y resolverán cuestiones puertas adentro?