La mayor goleada de la historia: más conocido como el clásico “colador”

Deportes

Australia venció a Samoa 31 a 0. Este gran triunfo (o enorme derrota) es considerado la más grande victoria de una selección de fútbol internacional durante un partido oficial.

El partido de fútbol celebrado el miércoles 11 de abril de 2001 entre las selecciones de Australia y Samoa Americana, que concluyó con un resultado de 31-0 a favor de los australianos, es la mayor victoria de una selección internacional de fútbol en partido oficial.​

Este gran triunfo (o enorme derrota) es considerado la más grande victoria de una selección de fútbol internacional durante un partido oficial. Lo peor es que se trataba de un juego para clasificar al Mundial de Fútbol de 2002. Solamente en ese partido, el australiano Archie Thompson marcó 13 goles.

El encuentro tuvo lugar en el International Sports Stadium de Coffs Harbour (Australia), y formó parte de la clasificación de la OFC para la Copa Mundial de Fútbol de 2002.1​ Además de conseguirse el triunfo más amplio en un partido de selecciones hasta la fecha, el delantero australiano Archie Thompson batió el récord de más goles anotados en un solo encuentro (13 tantos).​

El abultado resultado motivó un debate sobre el sistema de clasificación en Oceanía y la situación de las selecciones de Australia y Nueva Zelanda, con futbolistas profesionales y un nivel muy superior al de sus rivales. La FIFA aprobó el traslado de Australia a la Confederación Asiática de Fútbol en 2005.3

La plusmarca fue superada el 5 de julio de 2015, después de que la selección sub-23 de Micronesia cayera ante Fiyi por 38-0 en los Juegos del Pacífico 2015, y dos días después volviese a perder 46-0 ante Vanuatu.​ Sin embargo, la FIFA no lo considera un resultado oficial porque Micronesia no está afiliada a la Confederación de Oceanía.

Día del partido entre Australia y Samoa

Archie Thompson fue el máximo goleador del partido con 13 tantos.

Australia convocó para los partidos frente a Tonga y Samoa Americana a jugadores con poca experiencia en la selección nacional, evitando así conflictos con los clubes profesionales europeos. El Leeds United inglés puso objeciones a la convocatoria de Mark Viduka y Harry Kewell, finalmente ausentes.​ Y entre los que sí pudieron asistir, el seleccionador nacional Frank Farina preparó el juego ante Samoa Americana con sus hombres menos habituales. De este modo, los delanteros John Aloisi y Damian Mori, que habían anotado 10 tantos en la goleada de su país contra Tonga dos días antes,​ no jugaron pese a estar convocados.

Por su parte, Samoa Americana había tenido muchas dificultades para configurar el plantel. Varios de sus miembros no habían nacido en el país y tuvieron problemas a la hora de tramitar los pasaportes, por lo que sólo uno de sus 20 jugadores habituales, el portero Nicky Salapu, pudo viajar a Coffs Harbour.​ Además, no se pudo seleccionar a los jugadores sub-20 porque la mayoría tenían exámenes en las fechas previas al partido.​ Finalmente, la selección convocó a jugadores juveniles, incluyendo a tres futbolistas de 15 años, para formar un combinado nacional con una media de edad de 18 años.

En la primera parte, los jugadores de Samoa Americana aguantaron 10 minutos con la portería en cero gracias a las paradas de Salapu, hasta que Con Boutsianis hizo el 1-0 en un saque de esquina.​ El delantero Archie Thompson anotó su primer tanto en el minuto 12, mientras que su compañero David Zdrilic hizo lo propio un minuto después. A los 20 minutos de partido Samoa Americana perdía ya por 6-0, mientras que Zdrilic había conseguido un hat trick en el minuto 25 del partido. Al término de la primera parte, Australia vencía por 16-0 con Thompson, ocho goles, como el jugador más destacado.

En la segunda mitad, Boutsianis estrenó el marcador en el minuto 50 y completaría una tripleta a cinco minutos del final. Thompson y Zdrilic continuaron en el campo hasta el final del partido, para terminar con trece y ocho goles anotados respectivamente.​ El resto de jugadores que anotaron fueron Tony Popovic, Aurelio Vidmar y Simon Colosimo (dos goles) y Fausto De Amicis (un gol). Samoa Americana no disparó a puerta hasta el minuto 86, cuando Pati Feagiai efectuó un remate que fue detenido sin problemas por el guardameta Michael Petkovic.

Al término del partido, hubo confusión con el resultado final. En el marcador del estadio figuró un 32-0 y algunos periodistas perdieron la cuenta al atribuir a Archie Thompson catorce goles, uno más de los que había anotado. Sin embargo, en las actas oficiales se revisó el resultado por el 31-0 final, que es el tanteo considerado por la FIFA como oficial.​