La Parroquia realizó dos bautismos con las medidas correspondientes, y abrió sus puertas en la Secretaría para atención personal

Conviniéndolo con las autoridades sanitarias y municipales, la Secretaría Parroquial reabrió sus puertas para atención personal de lunes a viernes de 9:00 a 11:00 y de 16:00 a 18:00, y sábado de 9:00 a 11:00, sobre la avenida Belgrano entre Toledo y San Martín. “Con todas las medidas de seguridad, la gente viene a hacer trámites y confesarse. Es lindo porque se está apoyando espiritualmente a las personas”, admite el Padre Alejandro Boudgouste.

Además, el Padre habló de la repercusión que tuvieron las misas medios como la radio FM 90.7, Saladillo Vivo y ahora TV Centro: “Hay más de 500 teléfonos por fin de semana. La intención mía y de la parroquia fue ver cómo podíamos ayudar para que la fe nos sostenga en este tiempo complicado y difícil. Mucha gente se empezó a sumar y agradece este espacio”.

Además, el Padre habló de los dos bautismo realizados que pudo realizar gracias a que “en las casas estén solamente los convivientes: sin padrinos, sólo el papá y/o la mamá y el bebé. Lo charlé con las autoridades para pedirles autorización”. También, tal como se autorizó, se pudo realizar “los responsos en la Capilla del Cementerio, solamente con la familia directa”.

Por otro lado, Boudgouste contó que “los catequistas están acompañando a los chicos de comunión y confirmación con videos que elaboraron. Hay muchas iniciativas que nos van acercando por las redes. Es una manera de vivir juntos la fe en este tiempo de pandemia”.