Ley de Talles en Saladillo: desde el Estado ya trabajan para garantizar la incorporación de talles de indumentaria inclusivos

Foto: archivo

Josefina Capponi, concejal de Juntos por el Cambio, habló con ABC Saladillo sobre una nueva propuesta en la que trabajan con el Departamento Ejecutivo, con miras a presentar un proyecto de ordenanza. A través de una encuesta que se puede responder haciendo click acá, se busca conocer la realidad de la mayor cantidad posible de saladillenses para poner en agenda la problemática de la estandarización de cuerpos hegemónicos y los etiquetados confusos. “Es una ordenanza con perspectiva de género, para desnaturalizar cómo vemos la ropa y los cuerpos”, cuenta Josefina.

La Ley 27.521 establece un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI) con medidas corporales estandarizadas. “Estamos trabajando en una nueva ordenanza para adherir a la Ley de Talles que tenemos a nivel nacional, que se aprobó en diciembre del año pasado y es súper interesante. Lo que plantea –aún no está reglamentada- es hacer un estudio antropométrico de la población argentina, tomar estándares para establecer un sistema de talles que sea igualitario para todas las marcas: que el S sea S, que el M sea M…”, contó Capponi.

A propósito de esta encuesta, la concejal adelanta que “releva datos con los que estamos trabajando con el área de Desarrollo Local y Juventudes del Municipio: en dos días de encuesta, hay 320 personas de distintas edades que ya respondieron, predomina el sexo femenino, pueden contar anécdotas –algunas muy reveladoras-“.

También es pensar esto desde el enfoque de género: qué nos pasa cuando vamos a comprar ropa, qué vemos y encontramos, y a partir de ahí trabajar con Desarrollo local para regular un poco las vidrieras de Saladillo. Queremos que se visibilice y haya ropa de todos los talles. Uno siempre tiene tiendas puntuales en las que sabe y va ahí porque venden talles grandes, pero ¿ves lo que te digo? Porque sabe que vende talles grandes”, agregó Josefina, quien además aclaró que “esta ordenanza no pretende estar a favor de la obesidad ni de la anorexia, porque esas son cuestiones de salud que sabemos y entendemos. Apuntamos a los cuerpos reales: a la piba que muchas veces no encuentra ropa, porque no necesitás ser obesa o muy flaca para que te pase”.