Matías Albarracín cumplió una gran labor y consiguió un diploma olímpico

lbarracín, hijo del reconocido jinete Justo Albarracín y quien monta a Cannavaro 9, empezó el día con un muy buen recorrido con una sola penalidad para entrar en la gran final.

«Por supuesto estoy contento con el octavo puesto, era impensado y estoy felíz. En este nivel no podes equivocar para ganar una medalla», expresó Albarracín.
En su primera pasada, el jinete platense había sumado una sola penalización por tiempo en la ronda final A y obtuvo el pasaporte para participar de la definición de la competencia por las medallas.

En la ronda final B, Albarracín volvió a tener una penalización por tiempo y quedó octavo, con un diploma olímpico.
La medalla dorada fue para el británico Nick Skelton, la plata para el sueco Peder Fredricson y el bronce para el canadiense Eric Lamaze