Que dejó el 2021: ¿avances o deuda ambiental?

Según Greenpeace, pese a las grandes expectativas que se depositaron en la COP 26, los acuerdos internacionales fueron tibios y no estuvieron a la altura de los desafíos que impone la crisis climática. En este contexto, Argentina tiene un gran potencial para liderar un cambio en términos de política climática. “Frenar la deforestación e incluir la figura de delito penal, detener los planes de exploración petrolera offshore y eliminar los subsidios e inversiones en combustibles fósiles, deben ser medidas fundamentales para asegurar el bienestar de las generaciones presentes y futuras”, sostuvo Bruno Giambelluca, coordinador de la campaña de Clima y Energía de la organización ambientalista.
- Publicidad -

Incendios forestales en California, la Patagonia argentina, el Amazonas brasileño y varias regiones de Rusia; inundaciones en Australia y en varios países de Europa y Asia; temperaturas extremas, son algunos de los acontecimientos que dejó este año y que, según la organización ambientalista Greenpeace, son ejemplos drásticos de la emergencia climática.

“Atravesamos el segundo año de pandemia, en el quedó en evidencia que el vínculo del hombre con la naturaleza debe cambiar si no queremos profundizar las crisis sanitarias, climáticas y de biodiversidad a nivel global. Debemos construir sociedades más resilientes, donde el bienestar de las personas y el planeta esté en el centro”, sostuvo Bruno Giambelluca, coordinador de la campaña de clima y energía de Greenpeace. 

De acuerdo a la organización, pese a las grandes expectativas que se depositaban en la COP 26, una cumbre que no pudo realizarse el año pasado debido a la situación sanitaria, los acuerdos internacionales fueron tibios y no estuvieron a la altura de los desafíos que impone la crisis climática. 

“Argentina tiene un gran potencial para liderar un cambio en términos de política climática. Para ello, frenar la deforestación e incluir la figura de delito penal, detener los planes de exploración petrolera offshore y apuntar a eliminar los subsidios e inversiones en combustibles fósiles para migrar a una matriz energética sostenible que priorice la generación de energías renovables deben ser medidas fundamentales para asegurar el bienestar de las generaciones presentes y futuras”, agregó Giambelluca. 

- Publicidad -

La organización destacó avances en legislaciones que hubo durante 2021, como la sanción de la Ley de Educación Ambiental. 

Por otra parte, el intento de avanzar con la minería en Chubut – cuya aprobación impulsó el rechazo de los chubutenses que resisten el avance minero hace décadas y llevó a su derogación-, la postergación de la inclusión de la figura de delito penal para los casos de deforestación en el país y la dilación del tratamiento de una ley de humedales que brinde herramientas efectivas para la protección de estos ecosistemas son algunos de los puntos críticos que tuvieron lugar durante este año.