Terry Fox: una historia de superación y de lucha contra el cáncer

Terry Fox, el activista deportivo contra el cáncer con su Maratón de la Esperanza
Terry Fox, el activista deportivo contra el cáncer con su Maratón de la Esperanza

Hoy se cumplen 35 años de la muerte de Terry Fox, el atleta y activista más famoso de Canadá.

Quizás muchos no conozcan su historia, pero ha inspirado a miles de personas por todo el mundo: se trata de una historia de superación, de lucha personal y ayuda a los demás a través del deporte.

Historia de Terry Fox

Fox nació el 28 de julio de 1958 en Winnipeg, capital de Manitoba, en Canadá.

Recibió su nombre de dos tíos, por parte de madre y de padre, que se llamaban así, aunque todo el mundo lo llamó siempre Terry. Fue el segundo de cuatro hermanos, de los que solo la pequeña fue mujer.

Su padre trabajaba como guardagujas en la Compañía Nacional Ferroviaria, mientras que su madre se dedicó en cuerpo y alma a la educación y el cuidado de los menores en casa en los primeros años y, posteriormente, trabajó en una papelería.

A mediados de la década de 1960 su familia se mudó de Winnipeg a Vancouver y luego a Port Coquitlam, donde pasó el resto de su vida. Terry Fox era un chico tranquilo, perseverante y paciente con lo que se proponía.

Su vida deportiva

Era un gran competidor en cualquier deporte, pero sobre todo le gustaba el baloncesto. No era hábil ni tenía estatura, pero a pesar de las invitaciones de sus profesores para practicar otros deportes como lucha o atletismo, siempre quiso jugar al baloncesto.

Te puede interesar  Coronavirus en Saladillo: Hoy se registraron 48 casos positivos y un fallecido

Empezó siendo el último reserva y sin apenas jugar un minuto, pero en los veranos practicó y mejoró tanto que se convirtió en imprescindible en el equipo e incluso en el último año de la escuela secundaria recibió el título de Atleta del Año.

Después de graduarse Fox ingresó al programa de Kinesiología en la Universidad Simon Fraser, de Burnaby, en el otoño de 1976.

Su objetivo era convertirse en profesor de Educación Física y seguir practicando deportes, así que fue aceptado en el equipo universitario de baloncesto.

El 12 de noviembre de 1976 Terry Fox tuvo un pequeño accidente automovilístico por un despiste. Salió ileso salvo una pequeña herida en la rodilla que tardó en cicatrizar y cuyo dolor fue en aumento. 

El diagnosticó del Cáncer

El 3 de marzo de 1977 le dieron un diagnóstico inesperado: en lugar de un ligamento desgarrado, que Fox pensó que era el problema, tenía un tumor maligno.

Cuando apenas había cumplido 18 años le diagnosticaron un osteosarcoma.

Un tipo de cáncer de huesos que le hizo perder la pierna derecha (se trata de un cáncer que suele comenzar atacando la rodilla y que puede propagarse de forma rápida por todo el cuerpo).

A fines de la década de 1970, el tratamiento consistía en amputación, seguida de quimioterapia para garantizar que no hubiera propagación de células cancerosas.

Te puede interesar  Cronograma de la EXPOJOVEN

¿Como continuar?

Fox, que había sido jugador de baloncesto en el instituto, siguió jugando en silla de ruedas, ganando tres campeonatos nacionales.

Luego, ayudado con una pierna ortopédica, comenzó a correr con el fin de recaudar fondos para la investigación del cáncer. 

«corrió una maratón diaria durante más de cuatro meses»

«

Terry Fox leyó un artículo en una revista sobre Dick Traum, que había corrido el maratón de la ciudad de Nueva York con su pierna protésica.

Esta historia le resultó inspiradora y le dio a la idea de correr por Canadá para recaudar fondos para la investigación del cáncer. A principios de 1979 comenzó a entrenar por su cuenta y participó en un maratón, en el que llegó último.

En ese momento decidió su próximo reto de recorrer el país, de oeste a este con maratones en favor de la investigación del cáncer.

Maratón de la Esperanza

Instauró lo que él mismo llamó Maratón de la Esperanza, recorriendo Canadá para crear conciencia sobre el cáncer y recaudar fondos para la investigación de la enfermedad.

Fox no quiso ocultar la enfermedad, sino darle visibilidad y normalidad.

Y lo logró con una iniciativa que sigue vigente en todo el mundo para seguir avanzando en la investigación y conseguir curar cualquier tipo de cáncer.

Quería llegar desde Terranova, con costa al Océano Atlántico, hasta Victoria, que linda con el Pacífico.

Te puede interesar  Programa Acompañar: cómo es el plan que subsidia a enfermos leves de COVID-19

Para el final de su aventura habría recorrido unos 8000 kilómetros.

Sin embargo, tuvo que detenerse en Thunder Bay, Ontario, cuatro meses y más de 5000 kilómetros después de haber iniciado su proyecto, ya que el cáncer había invadido sus pulmones.

La muerte de Terry Fox

Menos de un mes después Terry Fox murió, pero su legado sigue vivo aun en nuestros días.

Desde 1981 la «carrera Terry Fox» se celebra anualmente en más de 60 países.

Es considerada como la mayor carrera de un día destinada a la recaudación de fondos para la investigación del cáncer en todo el mundo.

Fox logró recaudar un dólar por cada ciudadano canadiense, sumando más de $ 24 millones para la investigación del cáncer.

La primera Terry Fox Run, celebrada este día en 1981, unió a 300.000 personas en todo Canadá para caminar, correr o andar en bicicleta en memoria de Terry.

Lograron recaudó $ 3.5 millones destinados a la misma causa que movilizó a su fundador. 

LaTerry Fox Run se realizará virtualmente este domingo en su honor y ha recaudado más de $ 800 millones desde sus inicios.

Homenajes para Terry Fox y su legado

Homenaje de Google a Terry Fox en su Doodle Diario

Con un trabajo de la artista invitada Lynn Scurfield, con sede en Toronto, el buscador Google dedicó un doodle a Fox.

En donde lo representó corriendo enmarcado por un paisaje natural.