Uruguay: 3 infantes de Marina asesinados en una base militar

Fueron ejecutados con tiros en la cabeza y les robaron las armas de reglamento.

El ataque se perpetró a primera hora de la mañana de este domingo. El ministro de Defensa del Uruguay, Javier García, se encuentra en el lugar.

En la Base donde ocurrió el ataque trabaja Policía Científica y la Fiscalía de Homicidios de 2º Turno.

Los atacantes robaron las armas de los infantes de marina ejecutados, y se investiga si hurtaron más armamento largo de este puesto de vigilancia

El ataque

Sucedió en la calle Cuba esquina Avenida José Batlle y Ordóñez, en el barrio Cerro.

Un infante de marina se comunicó al Servicio 911 desde el Comando de Infantería, manifestando que desconocidos habrían ingresado al Destacamento y que encontró a tres infantes de la Marina sin signos vitales y sin sus armas de fuego (tres Pistolas 9mm).

Al arribo de un móvil policial, se comprobó lo denunciado, y encontró a los tres funcionarios uniformados fallecidos, dos de ellos en la guardia, con heridas de arma de fuego a la altura de la cabeza. El tercero fue hallado en una pieza tendido en un colchón con abundante sangrado.

En el lugar se encontraron los tres chalecos balísticos y armas largas de los uniformados.

El mismo lugar

Este mismo puesto de guardia ya había sido el lugar elegido por delincuentes para un ataque previo, de los que por el momento se desconocen otros datos, se presume para intentar robar las armas de los uniformados. Se maneja dentro de la investigación que pueden ser grupos criminales armados que hicieron con los militares, lo mismo que han intentado y concretado con los policías uruguayos, que por mucho tiempo han sido víctimas de ataques, algunos de ellos mortales, para el robo de sus armas de reglamento. Las armas dentro del mundo narco en Uruguay se pagan entre 500 y 600 dólares americanos. En muchos casos esas mismas armas, preferentemente pistolas Glock, son modificadas para hacerlas automáticas y utilizarlas con cargadores largos de fibra de vidrio para 40 o mas municiones y lograr disparos de ráfagas al estilo subametralladora.

El hecho sucede tres semanas después del atentado con bomba casera contra la Brigada de Narcóticos, que no dejó personas lesionadas.
 

El sábado 9 de mayo de madrugada una persona descendió de un vehículo frente al edificio de la Brigada de narcóticos, y tiró un artefacto por arriba de un muro y se alejó corriendo.

La bomba, de fabricación doméstica, causó daños a cuatro vehículos oficiales y a uno particular.

La investigación todavía está en curso, a cargo de la Dirección de Investigaciones de la Policía Nacional uruguaya, con el apoyo de la Brigada de Explosivos del Ejército Nacional de Uruguay.