Axel Kicillof: “La prioridad número uno es cuidar la salud y la vida de los bonaerenses”

foto: ilustrativa

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que “hoy la prioridad número uno es cuidar la salud y la vida de los y las bonaerenses”, al referirse a la pandemia de Covid-19.

“Aunque no es el momento de poner el eje sobre eso, ya estábamos antes del coronavirus en una emergencia sanitaria y económica. Nos agarra una epidemia en un momento donde veníamos trabajando para recuperar lo que se había perdido en la economía y también en la infraestructura educativa y hospitalaria. En la provincia de Buenos Aires hay cinco hospitales en los que durante los últimos cuatro años no se hizo nada porque estaban sin abrir. Hoy nos servirían muchísimo, porque lo que necesitamos es ampliar rápidamente la infraestructura. En eso estamos trabajando”, señaló el mandatario en una entrevista.

A su vez, valoró que se hayan tomado “oportunamente las medidas de aislamiento y de interrupción de los viajes internacionales”.

“Me parece que el actuar a tiempo nos está dando un lapso para prepararnos y equiparnos. Después, obviamente las propias medidas de prevención van generando otras situaciones complejas. Es algo que observamos en todo el mundo”, indicó.

En esa línea, reafirmó: “Se ganó un tiempo precioso con la decisión temprana y oportuna del aislamiento, que tiene que haber detenido el ritmo de la epidemia, y esto nos permite estar hoy ampliando la capacidad hospitalaria en la Provincia, que es la más populosa y más densamente poblada. También el 60 por ciento de las personas por debajo de la línea de la pobreza viven en el territorio bonaerense. Por las decisiones que tomó el gobierno nacional tenemos un poco más de tiempo”.

Sobre la distribución de comida y recursos en los municipios, Kicillof dijo que “está funcionando bien” y detalló que “en el conurbano, sobre todo, hay mucha práctica y un despliegue tanto de los municipios como de instituciones como la Iglesia o los clubes de barrio, y las organizaciones populares”.

“Hemos reforzado muchísimo la alimentación en los comedores. Está funcionando bien, pero por supuesto esto requiere un monitoreo constante y tomar decisiones día a día”, puntualizó.

Respecto a la postergación de otros temas a la que obliga la pandemia, el gobernador sostuvo: “A todos nos cambió los planes, a mí me tiene trabajando día y noche sin descansar, y a todos mis funcionarios. Hay muchísima gente trabajando un montón, como los trabajadores de la salud, la educación y las fuerzas de seguridad. Si podemos marcar algo favorable en medio de tantos problemas es que estamos ampliando efectivamente, invirtiendo y recuperando algo de lo perdido en el sistema de salud que estaba muy abandonado”.

A su vez, el mandatario consideró: “Si uno tiene que marcar un punto novedoso, se está viendo una compresión y una percepción de que esto no es algo que se pueda arreglar con el neoliberalismo. Me parece que esto está pasando en todos los lugares del mundo. Ya decíamos que el neoliberalismo era muy dañino, pero en el marco de una pandemia lo que queda claro es que la solución tiene que ser en base a valores como la solidaridad, que no es individual sino colectiva y que se necesita del Estado”.

“Por lo demás, estamos trabajando incansablemente porque la Provincia estaba con niveles de vulnerabilidad social y un deterioro de los servicios públicos que no la pone en la mejor condición para enfrentar una pandemia. Por eso, en este tiempo, si los sabemos aprovechar, se puede hacer bastante”, cerró.