El primer gran acuerdo político de la Gobernadora y Kicillof con la Legislatura como eje central

- Publicidad -
La transición entre el Ejecutivo saliente y el ingresante, puso el foco en la designación de jueces por el Senado bonaerense. La vicegobernadora electa, Verónica Magario, había pedido a Daniel Salvador que se frenen los pliegos. Según pudo saber LaTecla.info, esa negociación se da directamente entre la mandataria y su reemplazante.

En los primeros días de septiembre, la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos del Senado bonaerense puso primera para avanzar en la designación de jueces para cubrir una serie de vacante. La maniobra no pasó desapercibida, es que, entre los pliegos a cubrir aparecía nada más y nada menos que el de uno de los dos candidatos a ocupar el Tribunal de Casación penal, el máximo organismo de apelación en la materia ante de la Suprema Corte de Justicia bonaerense.

En aquel momento, desde los bloques peronistas de la Cámara Alta, ninguno de los senadores acompañaron los dictámenes que por mayoría impusieron los senadores de Cambiemos. De esa manera, reclamaron al oficialismo que se presenten los antecedentes del Dr. Francisco Pont Vergés, actualmente secretario de Política Criminal, Coordinación Fiscal e Instrucción Penal del Ministerio Público y de la Ana Julia Biasotti, ambos propuestos para integrar Tribunal de Casación Penal bonaerense.

Vale destacar que, Casación Penal es uno de los ámbitos judiciales más importantes que tiene la provincia en la materia. Por ello, al ser un año electoral la imposición de los candidatos del oficialismo para la vacante generó un largo tendal de suspicacias que llegaron hasta la transición.

Claro, los rumores por la maniobra político judicial de María Eugenia Vidal alertaron a la oposición y los pliegos nunca llegaron al recinto del Senado. En ese sentido, consumada la victoria de Axel Kicillof y Verónica Magario sobre Vidal y Daniel Salvador, el tema se convirtió en uno de los ejes de la transición. Por caso, la vicegobernadora electa solicitó al actual vicegobernador que los pliegos no sean tratados.

Así, según pudo saber LaTecla.info, con el último mes de la gestión de Cambiemos por delante, Salvador no llamará a sesión de la Cámara Alta para debatir los pliegos judiciales. Al igual que ocurrirá con la Cámara de Diputados habrá una sesión antes del cambio de Gobierno y será para pedir la aprobación de sesiones extraordinarias.

En definitiva, los pliegos judiciales salieron de la órbita del Poder Legislativo para pasar a la transición del Poder Ejecutivo. Así lo confiaron a LaTecla.info desde la cúpula del gobierno bonaerense.

“Los pliegos de jueces están fuera de lo que va a resolver la Legislatura”, señalaron a este medio. De esa manera, explicaron que no se debatirá producto de un acuerdo entre la gobernadora saliente, Vidal, y su reemplazante, Axel Kicillof. “Eso (los pliegos) está en el marco de las conversaciones que están llevando con el Ejecutivo y ahí, finalmente, desde el Ejecutivo, dirán”, subrayaron.

De esa manera, mientras avanza la transición del Gobierno bonaerense, Kicillof y Vidal llegaron al primer gran acuerdo político para bajar la temperatura de uno de los principales agitadores de la grieta, la designación de jueces. fuente: latecla