LIPOVETZKY: “Larreta y Vidal son la clave en la construcción de nuevos liderazgos”

Daniel Lipovetzky, actual legislador provincial y ex diputado nacional dialogó con Criterios. Embanderado a favor de la ley de aborto legal y gratuito, reclama al Presidente Fernández que cumpla su promesa. Habló del rol de Macri y el futuro de JxC.

“Respecto del proyecto de ley de legalización del aborto o interrupción voluntaria del embarazo, celebré cuando el Presidente Fernández anunció que iba a remitir una iniciativa del Ejecutivo al Congreso. De hacerlo sería el primer proyecto de un Poder Ejecutivo enviado al Legislativo, proponiendo esta iniciativa fundamental. Eso generó altas expectativas en cuanto a la posibilidad de que pueda avanzarse en la sanción. Mauricio Macri fue el primer Presidente en habilitar el debate sobre el aborto, y Alberto Fernández iba a ser (y espero que lo sea) el primer presidente que envíe un proyecto al Congreso. Esto sin dudas, ampliaba las expectativas de que al fin sea ley.

Lamentablemente se ha venido demorando y creo que es un error, especialmente en el contexto en que el Presidente envía otros proyectos institucionales importantes. Es entendible que este tipo de proyectos no sean debatidos en un marco en que el Congreso funciona de modo mixto entre legisladores presentes físicamente y otros presentes de modo virtual, porque se generan debates muy trascendentes y siempre es mejor hacerlos de forma presencial.
Pero por supuesto que cuando el Presidente toma la decisión política de enviar proyectos tan fuertes como el de la reforma judicial, es una contradicción que no envíe el de legalización del aborto. Por lo tanto, si no lo va a hacer debería explicar porqué. El había dicho que el tema se retrasó por la pandemia, pero ahora, frente a la remisión de otros proyectos que nada tienen que ver con la crisis sanitaria ya no existe la justificación, por lo tanto, el Presidente debería enviarlo y de otro modo explicar porque no lo hace.

Después los tiempos del Congreso indicarán si lo pueden debatir en estas condiciones o no. Y también es posible que se pueda debatir otro proyecto, porque no olvidemos que el proyecto presentado por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito tiene estado parlamentario y fue firmado por mas de 90 diputados, entre los que me incluyo (N de R: es de 2019, cuando Lipovetzky era diputado nacional), y es el que se tomó en consideración en el 2018, cuando le dimos media sanción, que además refleja el trabajo que viene haciendo la Campaña y las mujeres en general, para terminar con los abortos clandestinos en la Argentina.

Te puede interesar  Carrara impulsa un proyecto de fortalecimiento de las PyMES bonaerenses: “Entendemos que la salida es generar producción y puestos de trabajo”
Primer discurso en la legislatura bonarense


“Creo que lo peor del gobierno de Macri fueron dos cosas. Primero la economía. Nunca pudo encontrar un camino adecuado para resolver los problemas. Especialmente porque todo plan económico debe considerar los altos niveles de pobreza y desigualdad que existen en el país, y estos problemas hacen necesaria una gran presencia del Estado. Son desafíos enormes y nunca los ministros de economía de la gestión de Cambiemos le encontrar la vuelta al problema, y eso desembocó en la crisis de 2018 y que tuvo su impacto mas violento en 2019.
Y segundo, el otro gran problema fue la falta de una visión mas política de la gestión. Me parece que eso fue un enorme error, el equipo de gestión tuvo pocos actores con experiencia política. La política se adquiere con experiencia y esto faltó en el equipo de gobierno de Mauricio y se vio reflejado en muchas de las decisiones que se tomaron y en como se tomaron, y por ende se reflejó en el resultado electoral.
Durante la gestión, se detuvo el proceso de ampliación de la coalición que en definitiva fue uno de los factores del éxito del 2015. Debe recordarse que la propia génesis de Compromiso para el Cambio (N de R: el primer partido fundado por Mauricio Macri) fue la suma de dirigentes de diversos sectores, peronismo, radicalismo, independientes. Eso derivó, a la larga, en la coalición con el radicalismo y la coalición cívica que ganó las elecciones de 2015. Y allí se detuvo el proceso. Cuando debía ampliarse, mejorarse y enriquecerse, se detuvo, porque se le quiso dar una visión poco política a la gestión.
La mayoría de los dirigentes políticos con experiencia del espacio, quedaron en el Poder Legislativo y justamente allí, quedo claro que incluso siendo minoría los cuatro años, se sacaron todas las leyes importantes que el Ejecutivo necesitaba y propuso, y fue una gestión desde lo parlamentario muy exitosa, mientras en el Ejecutivo no se vieron los mismos resultados, entre otras cosas, porque las personas que eligió Mauricio para la gestión carecían de experiencia política”.

“En el gobierno de Macri, faltó una visión más política de la gestión. Faltó experiencia política en el equipo de gobierno”.


“Las dos mejores cosas del gobierno de Mauricio fueron: por un lado la no discriminación en el trabajo con los gobernadores y los intendentes. Es algo en lo que Mauricio marcó un camino después de muchos años de una profunda división generada por el kirchnerismo, que discriminaba a gobernadores e intendentes de otros colores políticos, y de alguna manera, apostaba mucho a la división y la grieta. Realmente creo que en el gobierno de Macri eso fue un profundo cambio. Tan importante, que hoy es una línea que mantiene el gobierno de Alberto. Eso fue un gran aporte.
También se sancionaron muchas leyes importantes en materia de derechos, como la paridad electoral, la ley “Micaela”, la ley que quita la responsabilidad parental a los padres femicidas, la ley de violencia de género, y la apertura del debate sobre el aborto que antes mencionaba, son legislaciones muy trascendentes que vieron la luz en la gestión de Macri. Tampoco podemos olvidarnos las normas sobre transparencia: la ley de acceso a la información pública, la ley de responsabilidad penal de las personas jurídicas. Son puntos absolutamente destacables del gobierno de Macri”.

Te puede interesar  Destinos rurales cerca de grandes ciudades

“El mejor rol que puede cumplir un ex presidente, es buscar la consolidación de nuevos liderazgos en su espacio. Nadie puede negar la importancia de tener en una fuerza política a un ex presidente. Eso es innegable e incuestionable. Pero quien ha tenido esa alta responsabilidad, después le toca la otra gran responsabilidad que es la de generar sucesores y renovar su fuerza política, y me parece que sería el mejor aporte que podría hacer Mauricio. Al final del camino, cuando llegue el momento de las candidaturas, en tres años nada menos, se verá si esas figuras de renovación, si esos nuevos liderazgos, pueden generar mas adhesiones que las que genera Mauricio y quien está en mejores condiciones para ser el candidato presidencial de nuestra fuerza. Esos nuevos liderazgos tienen que significar, necesariamente, una mejor oferta electoral para ser más competitivos que en 2019.
Si nuestra fuerza pretende ganar en 2023, debe pensar en sumar más allá del 41% que se obtuvo el año pasado. Para eso hay que pensar en lo que no se hizo cuando se fue gobierno: en la ampliación de la fuerza política. Y en ese orden, está claro que las posiciones radicalizadas, y la visión antiperonista de la política, no pueden ser las que más pesen en Juntos por el Cambio. Esa nunca fue la tónica del espacio, el PRO tiene grandísimos dirigentes nacidos en el peronismo, como Cristian Ritondo, Diego Santilli y muchos otros. Ampliar el espacio es el camino para tener las adhesiones que nos faltaron en 2019. Y en ese marco, los que tienen muy claro ese camino, los que exhiben una visión moderada, amplia e inclusiva, son Horacio Rodriguez Larreta y María Eugenia Vidal. Ellos son la clave de esos nuevos liderazgos de los que hablábamos.
No significa que las fuerzas políticas no tengan algunas posiciones radicalizadas, pero no pueden ser estas las que tengan el monopolio del espacio, o pensar que su voz es la única que puede escucharse y quienes son moderados sean señalados como traidores. Los grandes espacios como el nuestro, deben tener posiciones diversas y todas tienen que ser respetadas”.

Te puede interesar  Por primera vez un preso bonaerense se recibió de manera remota

“Larreta y Vidal tienen claro como ampliar la coalición y continuar el proceso que se detuvo en 2015”.


(Respecto a la influencia de Cristina Kirchner en la coalición oficialistas) “Uno no conoce como es el proceso interno de toma de decisiones en el oficialismo. Lo que sí puede observarse, es un Presidente que dedica demasiado tiempo a mantener unida a una coalición tan diversa como es el Frente de Todos y eso termina afectando la gestión. Incluso en la organización del gobierno, donde se aprecian, por ejemplo, los ministerios muy fraccionados por sectores diversos, lo que conspira contra la unidad de gestión del propio ministerio. Se vio claramente cuando surgió la crisis en el Ministerio de Desarrollo Social por el pago de sobreprecios.
Sin embargo, este resultado era bastante lógico. Pensar que una Vicepresidenta como Cristina iba a tener el rol que habitualmente tienen los Vicepresidentes en la Argentina era irreal, considerando a alguien que fue dos veces Presidenta y que contaba con el caudal de votos principal de la coalición que llevó a Alberto al gobierno. En ese marco, yo no creo que Alberto sea el único que toma las decisiones, sino que Cristina tiene un peso importantísimo en el proceso de toma de decisiones. Es lógico que así sea. Lo ilógico era que alguien pensara, como se planteó en la campaña, que tal cosa no iba a pasar”.