Reforma impositiva, Axel Kicillof cruzó a la oposición por los cambios en la ley: «Desfinancian a la Provincia»

- Publicidad -

Tras la sanción de la norma, acusó a los bloques de Juntos por el Cambio de «representar y defender a los mismos sectores para los que gobernaron».

Tras la fallida sesión del mes pasado finalmente el gobernador bonaerense Axel Kicillof logró la sanción de la reforma impositiva, aunque cuestionó a Juntos por el Cambios por las modificaciones que le hicieron al proyecto. «Estas medidas desfinancian a la Provincia y favorecen a sectores concentrados», criticó a través de su cuenta de Twitter tras la aprobación de la ley.

La propuesta primero tuvo media sanción en Diputados y pasó al Senado, que la modificó. Luego volvió a la cámara baja bonaerense, que ratificó esos cambios y la convirtió en ley. La norma atenuó el impacto del aumento del 75% en el Inmobiliario y la sobretasa en la carga y descarga en los puertos. Mientras que el aumento de ingresos brutos para la fabricación de medicamentos quedará en el 1,5%, cuando Kicillof buscaba llevarlo a 3,5% en un principio.

Kicillof explicó que en la Cámara alta «el bloque de Juntos por el Cambio introdujo varias modificaciones, con las que NO estamos de acuerdo y no acompañamos». «En el impuesto inmobiliario urbano estableció un descuento MAYOR por pago en una cuota para el segmento de los más grandes propietarios», criticó.

Dijo que no están de acuerdo con estas medidas porque «desfinancian a la Provincia y favorecen a sectores concentrados». Con cuestionamientos a Juntos por el Cambio, consideró: «Fue su decisión política: cuando son oposición representan y defienden a los mismos sectores para los que gobernaron. Nuestro gobierno tiene prioridades distintas». Aclaró que igualmente el proyecto se votó en la Cámara baja porque aún con los cambios que hizo la oposición «era fundamental que la Provincia tuviera su ley».

Además cuestionó a las calificaciones de «impuestazo» del paquete de subas impositivas por los aumentos en el Inmobiliario, que parten del 15% pero que llegan hasta el 75%. «Nos acusaron de querer hacer un ‘impuestazo’, nos acusaron de perjudicar a los sectores medios, nos acusaron de no buscar el consenso. Pero ahora vemos que la cuestión era otra: defender a sectores corporativos, concentrados y a las grandes fortunas», afirmó.

Aclaró que si se hubiera votado sin modificaciones el segundo proyecto que envió a la Legislatura «se recaudaría lo mismo que el año pasado, pero con una contribución mayor de los que más tienen». Destacó que añadieron beneficios para jubilados que cobran la mínima, clubes de barrio y bomberos voluntarios, que no pagarán inmobiliario.