Congelamiento de combustibles: el Gobierno liberó el precio mayorista y dará subsidios a petroleras por $1500 millones

- Publicidad -

El gobierno liberará el segmento mayorista de combustibles y esto significará para las petroleras la primera flexibilización del congelamiento de precios que regirá hasta mediados de noviembre, a la vez que reconocerá un tipo de cambio de $50 por dólar para las operaciones del sector.

Esta medida no modifica el congelamiento previsto en las naftas y gasoil y no tendrá impacto en las estaciones de servicios en las que carga la mayoría de los consumidores de combustible para sus vehículos.

El decreto original que generó el reclamo por igual de compañías y gobernadores de provincias petroleras aplicó un tipo de cambio de referencia de $ 45,19 por dólar y un precio de referencia Brent (el valor del crudo en el Mar del Norte) de US$ 59 el barril.

Con esas referencias, el precio tope de naftas y gasoil en todas sus calidades, comercializados en todos los canales de venta, durante los 90 días corridos siguientes a la entrada en vigencia de la medida, no deberían ser superior al precio vigente al 9 de agosto último.

Ahora, tras dos semanas de diálogo, el Gobierno flexibilizará los alcances del congelamiento para el segmento mayorista, es decir el vinculado a la actividad agropecuaria, la minería, el transporte comercial y sectores industriales que son grandes consumidores y se rigen por contratos privados.

A la vez, se reconocerá un tipo de cambio de $50 por dólar, superior al actual de $45,19 según el decreto 566 pero muy por debajo de los casi $59,51 en que cerró el mayorista el viernes.

Este diferencial de cambio es «una subvención» que absorberá el Estado nacional y que tendría un costo fiscal estimado en 1.500 millones de pesos, una figura (la del subsidio) que es conceptualmente rechazada por las productoras, tal como aseguró el CEO para Argentina de Vista Oil&Gas, Gastón Remy.

«Rechazamos de manera terminante la propuesta de subsidio ofrecida. Los productores no queremos ningún subsidio, e insistimos que lo que se debe hacer es buscar una carga equilibrada entre refinadores y productores».

Gastón Remy, CEO para Argentina de Vista Oil&Gas