Lionel Messi se va de Barcelona

Lionel Messi no quiere seguir en Barcelona. El desgaste del rosarino con la comisión directiva que preside Josep María Bartomeu fue progresivo. Acumuló malestar por una gestión que él consideraba que no daba cumplimiento a su mayor deseo: armar fuertes proyectos futbolísticos para seguir ganando títulos

Con el correr de las horas empiezan a aparecer más razones por las cuales Leo Messi tomó la decisión de irse del Barcelona. No solo tuvo que ver el desgaste con la dirigencia, la postura de Ronald Koeman y las frustraciones de los últimos años, también hubo un llamado de Leo a Pep Guardiola, que terminó siendo el último ingrediente que le faltaba a la decisión para ser tomada, tal y como comunicaron en RAC 1.

Leo le habría consultado a Guardiola sobre qué posibilidad había de que él volviera a ser entrenador del Barcelona. El español le explicó las causas por las que era imposible, y tras ello la charla derivó en buscar la manera de que Leo forme parte del City para la próxima temporada. Tal y como señalara el periodista Xavi Campos en RAC 1.

Más allá de que habrá que esperar a que se sucedan los hechos y así encontrar la veracidad del caso, a los 33 años, y teniendo en cuenta las opciones que tiene, PSG y e Inter, se deduce que Messi si tuviera que elegir iría con Guardiola, el hombre que sacó su mejor versión y tanto conoce, sin contar que está al frente de un gran club como el Manchester City.

Te puede interesar  Conmebol apercibió al equipo de River y a Marcelo Gallardo

Tanto el City, como Inter y PSG serían los clubes que podrían acceder a desembolsar los 50 millones de euros anuales limpios que gana Messi en Barcelona, auqnue a estas altura el dinero no parecería ser un condicionante. Messi quiere empezar ya a definir su futuro.

Teniendo en cuenta de que Messi no pretende salir del Barcelona sin dejarle dinero, más allá de que en término legales podría hacerlo, incluso trascendió que el City ofrecería a Gabriel Jesús y a Eric García, más dinero, al Culé para hacerse de Messi.