Fuertes cruces entre los seis candidatos presidenciales durante el primer debate

- Publicidad -
La primera jornada de exposición de propuestas en vista a las elecciones fue desarrollado en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), de la ciudad de Santa Fe.

Los seis candidatos presidenciales participaron del primer debate obligatorio desarrollado en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), de la ciudad de Santa Fe. En ese escenario, los postulantes a la Presidencia manifestaron sus propuestas hubo críticas directas, y acusaciones entre unos y otros de cara a las elecciones del 27 de octubre.

En ese sentido, el actual presidente Mauricio Macri, quien busca su reelección por Juntos por el Cambio, al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, las críticas contra su actual compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner; mientras que Fernández trató a Macri de mentiroso, al recordar sus promesas de 2015.

“Hace cuatro años hubo otro debate. En ese otro debate alguien mintió mucho. El que mintió fue el presidente. El que dijo la verdad está sentado en primera fila”, apuntó en el inicio de su exposición en referencia al exgobernador Daniel Scioli, quien se encontraba como uno de los invitados de la noche.

El exjefe de Gabinete del exmandatario Néstor Kirchner Fernández expresó su preocupación por la situación económica del país y consideró que cuando Macri deje el mandato (en caso de perder las elecciones) “va a haber dejado 5 millones de nuevos pobres” ya que “fracasó rotundamente”.

Respecto a las relaciones internacionales, el candidato peronista analizó que “la globalización ha venido para quedarse”, pero que no va a “permitir que la apertura se lleve puesto al trabajo argentino”.

Al referirse a la situación política de Venezuela, Fernández acusó a Macri de fomentar la posibilidad de una intervención militar. “Las relaciones internacionales no es sacarse fotos con los líderes”, disparó.

Macri, por su parte, admitió que “existen problemas que aún hoy no resolvimos en el país” y pidió el voto para “que logremos juntos lo que falta”.

Por su parte, el mandatario apuntó contra las gestiones anteriores al indicar que “cuando llegamos (al Gobierno) la Argentina era uno de los países más aislados del mundo y su socio estratégico era Venezuela”. “Relanzamos el Mercosur, codo a codo con Brasil”, enfatizó.

En su discurso, Macri le recordó a Fernández sus cuestionamientos a su compañera de fórmula. “Me sorprende que Alberto Fernández me diga que yo destruí la economía, cuando él dijo que Cristina Kirchner la destruyó”, aseguró.

Además, aprovechó para referirse al candidato a gobernador del peronismo: “Me imagino que (Axel) Kicillof va a hacer una narcocapacitación en las escuelas”, apuntó en tono provocativo.

Del debate también participaron Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (FIT), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos) y José Luis Espert (Unite).

En ese contexto, los candidatos discutieron sobre la legalización del aborto. Fernández y Del Caño se mostraron a favor, mientras que Gómez Centurión afirmó que estaba en contra.

Espert, por su parte, se mostró en contra del sindicalismo y acusó a Hugo Moyano de “currar con la justicia social”. En tanto, Lavagna consideró que al hablar de derechos humanos se debería tener en cuenta a los “cincuenta y pico por ciento de chicos y jóvenes que pasan hambre”.

En el ámbito de la salud, el candidato de Consenso Federal planteó que cree “en lo preventivo”, mientras que, en el caso de la educación, Macri resaltó la realización de las pruebas Aprender y el avance en la conexión de internet en las escuelas.

Como contrapartida, Fernández volvió a la carga contra el Gobierno. “Así como a Macri no le interesa la salud pública, tampoco le interesa la educación pública”, aseguró.

Del Caño calificó a Macri directamente como un “enemigo de la educación pública” y en este punto también criticó a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. “Presidente, no hay gas en muchas escuelas”, puntualizó.

En el cierre, Macri sostuvo que “el kirchnerismo no cambio” y subrayó que “volver a tener los problemas del pasado no nos va a ayudar”. Fernández, por su lado, consideró que “otra vez empujaron a la clase media a la pobreza” y aclaró que “entre todos y todas podemos cambiar a la Argentina”.