Los Espartanos le enviaron un mensaje a la familia de Fernando Báez Sosa y una invitación a los rugbiers acusados del homicidio

- Publicidad -

El capitán del equipo de rugby integrado por personas privadas de su libertad aseguró que el deporte “da segundas oportunidades” y pidió que ya no se consuma alcohol en ningún 3er tiempo

El equipo de rugby Los Espartanos, integrado por presos de diferentes unidades carcelarias, lamentó el crimen de Fernando Báez Sosa y señaló que el deporte que practican sus agresores “no es parte del problema, sino de la solución”. “Le damos nuestro pésame a la familia de Fernando. Todos los viernes en el Rosario que hacemos estamos pidiendo por él y por su alma”, dijo el capitán del equipo en un mensaje que difundieron a través de su cuenta oficial de Facebook.

El programa deportivo bautizado Los Espartanos fue creado para bajar la tasa de reincidencia delictiva y favorecer la inclusión social de personas privadas de libertad. Actualmente se desarrolla en 28 unidades carcelarias de 9 provincias e incluye a 900 convictos.

A su turno, otro de los presos -que comenzó por admitir que ellos eran “los más violentos de la sociedad”- destacó que gracias al rugby “está aprendiendo (a vivir) una vida nueva” y a “decirle no a la violencia”.

Sin embargo, Los Espartanos también señalaron la importancia de aprender a divertirse sin tomar alcohol y pidieron que su consumo ya no sea parte del acostumbrado 3er tiempo.

Por otro lado, le extendieron una invitación a los diez jóvenes acusados del brutal homicidio a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell: “Nosotros nos cansamos de cometer errores, pero el rugby nos dio una segunda oportunidad. Como capitán les quiero decir que el rugby da segundas oportunidades, que esto es Esparta, esta es su casa, que están invitados para ser parte de nuestro equipo”, planteó el líder del grupo.

Los diez rugbiers detenidos por el homicidio de Fernando pasaron sus primeras tres noche alojados en la alcaídía de la cárcel de Dolores, donde se les ofreció asistencia psicológica y médica y recibieron la visita de sus familiares.

Se trata de Máximo Thomsen (20), Lucas (18) y Luciano Pertossi (18), Matías Benicelli (20), Alejo Milanesi (20), Juan Pedro Guarino (19), Enzo Comelli (19), Blas Cinalli (18), Ciro Pertossi (19) y Ayrton Viollaz (20), quienes permanecen detenidos desde el sábado 18 de enero pasado. Todos ellos están acusados por la fiscal del caso, Verónica Zamboni, por el delito de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas” por el cual podrían recibir una pena de prisión perpetua.

Fueron alojados en un sector separado del resto de la población carcelaria, para resguardar su seguridad, luego de que se viralizaran en las redes sociales distintos videos de presuntos presos que aguardan su llegada para hacer una supuesta justicia por mano propia.

La celda se encuentra situada en un primer piso entre los pabellones 9 y 10, donde se alojan los presos evangelistas, quienes por sus características y por el régimen que tienen evitarían situaciones de conflictos.

Al igual que los demás internos, los rugbiers recibirán visita los jueves y se incrementará la seguridad para el caso de que tengan que desplazarse dentro del establecimiento. La Unidad 6 de Dolores es uno de los penales que tiene mayor sobrepoblación de la provincia de Buenos Aires, admitieron los voceros consultados, quienes aseguraron que actualmente tiene alojados a 875 presos y trabajan cerca de 480 agentes penitenciarios. La cárcel dispone de 12 pabellones, 10 intramuros, 2 extramuros y el sector de alcaldía en el que serán alojados los rugbiers.