Suspenden el partido entre River y Banfield: se jugará el martes pero en Núñez esperan que intervenga la AFA

El encuentro se disputará a las 21. La Liga Profesional advirtió al club que, de no hacerlo, podría sufrir sanciones.

Después de la polémica y de la negativa para que River sea local en su predio de Ezeiza, la Liga Profesional de Fútbol postergó el encuentro que debía disputarse este domingo frente a Banfield y lo reprogramó para el martes a las 21. Además, le dio plazo al club de Núñez hasta mañana a las 20 para definir el escenario en el que recibirá al Taladro, por la primera fecha de la Copa de la Liga Profesional. Pero, al parecer, Rodolfo D’Onofrio no dará el brazo a torcer y exigirá que sea la AFA, es decir Claudio Tapia, quien zanje este papelón.

Se trata, apenas, de un nuevo capítulo de un escándalo mayúsculo. La puja de poderes continuará este domingo y el fútbol se seguirá manchando en la Argentina. Y eso que los dirigentes tuvieron casi ocho meses con la pelota parada.  Parece que se guardaron todos los papelones para la previa de esta flamante Copa de la Liga Profesional. Desde la avanzada contra una de las empresas que tiende los derechos de TV hasta este cruce interminable por un campo de juego.

¿Qué pasó en las últimas horas del sábado? Después de ratificar la decisión de no habilitar el River Camp para que el equipo de Marcelo Gallardo sea local, las autoridades de la Liga Profesional instaron al club para que defina un escenario habilitado para el encuentro y advirtieron que, de lo contrario, podría haber sanciones.

«A fin de dar una solución que permita a todas las partes involucradas tener mayor previsibilidad respecto de la disputa de este cotejo, comunicamos a Uds. que la LPF ha resuelto reprogramar el encuentro correspondiente a la primera fecha de la COPA DE LA LIGA 2020 entre vuestra institución y el C.A. Banfield para el día martes 03.11.2020 a las 21 horas, otorgándole al Club Atlético River Plate un plazo improrrogable hasta el día de mañana (01.11.2020) a las 20hs para que comunique un estadio habilitado para competencias de primera división donde oficiara como local para dicho encuentro, bajo apercibimiento de ser pasible de las sanciones previstas en los Reglamentos vigentes», cierra el documento.

Te puede interesar  Selección Argentina de Básquet juega el viernes ante Chile

El texto fue firmado por el presidente de la LPF, Marcelo Tinelli, y los dirigentes Cristian Malaspina, Hernán Arboleya, Mario Leito, Sergio Rapisarda y Gabriel Pellegrino. Fueron los mismos dirigentes que horas antes en un comunicado le informaron al club que no podría ser local en su predio.

Sin embargo, según pudo averiguar Clarín, River se mantiene firme en su postura y va a esperar, tal como solicitó en el comunicado en la tarde de este sábado, que la AFA sea la que decida si el partido se puede jugar o no en el River Camp.

Lejos de acatar la decisión de la Liga Profesional, desde el club de Núñez redoblan la apuesta y le reclaman a la AFA que interceda.

El presidente de la AFA, Claudio Tapia, quedó expuesto tras la negativa a River ya que él mismo recorrió las instalaciones del club en el Ezeiza y le dio luz verde a la localía en ese predio.

«Las condiciones están dadas para la aprobación», había dicho Tapia al salir del River Camp.

La de este sábado fue una jornada de intenso trabajo en las oficinas de la Liga Profesional, debido a que en las primeras joras de la tarde Tinelli y compañía tuvieron que interceder ante el Ministerio de Seguridad de Santa Fe para evitar la suspensión del encuentro entre Unión y Arsenal.

Unión ya fue local en su estadio por la Copa Sudamericana, donde cayó ante Emelec de Ecuador.

Unión ya fue local en su estadio por la Copa Sudamericana, donde cayó ante Emelec de Ecuador.

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe había tomado la determinación de suspender el encuentro, pautado para este domingo a las 14, debido que el local no iba a cumplir con el «decreto 0049/2020 que regula los servicios de policía adicional».

Finalmente, tras la intervención de Tinelli y una charla con el gobernador Omar Perotti, se consiguió destrabar la situación y rodará finalmente la pelota en el estadio 15 de Abril de la capital provincial.