“¿Ahora es una política pública y antes era ‘Pro Robar’? Le preguntaría a los funcionarios de Cambiemos”, expresa Danilo Mengarelli

Danilo Mengarelli, concejal del Frente de Todos, habló con ABC Saladillo sobre la repercusión que trajo la apertura de las inscripciones en las nuevas líneas de crédito del Procrear. El contador, además, hizo referencia a los flyers con el logo del Frente de Todos, y le respondió al oficialismo local.

Entre otras cuestiones, Mengarelli en principio destacó que los $1.150 millones que estiman que llegarán a Saladillo representa “más de un presupuesto municipal destinado al mercado interno”. Además, remarcó el “rol fundamental que cumple Amaro Sarlo”.

Danilo sostiene que Juntos por el Cambio “trató de tomar una partida extraña en este juego y creo que se equivocó”, y sumó:»¿Ahora es una política pública y antes era una de las estafas más grandes que sufrimos los vecinos de Saladillo? Tienen una contradicción muy grande».

A continuación, la entrevista completa:

-¿Cómo recibió Saladillo la noticia de la apertura de la inscripción en las nuevas líneas de crédito del Progresar?

Fue una noticia espectacular, que veníamos esperando desde hace muchísimo tiempo, celebramos esta iniciativa por parte del gobierno nacional. Es un trabajo muy fuerte que se venía haciendo desde hace muchos años: recuerdo allá por el año 2014, cuando mis compañeros de bancada empezaron a trabajar sobre este tema.

Hoy, concretar esta línea de créditos de lotes con servicios, es muy bueno para Saladillo porque se le va a solucionar el problema habitacional a 324 familias, y por otro lado va a traer una gran inyección a la economía. 178 se van a sortear en esta instancia, y el resto ya había sido adjudicado en una instancia anterior. Pero se les va a dar la posibilidad a 324 familias para acceder a la casa. Van a tener un crédito de hasta $3,5 millones y va a depender, lógicamente, de los ingresos que presente. Se puede afectar hasta un 30% de ese ingreso.

Por otro lado, va a ingresar a Saladillo una suma de dinero muy importante en inversiones, y esto lo que va a hacer es dinamizar la economía. Vamos a tener cuatro ejes fundamentales. Uno de ellos es la creación de puestos de trabajo, ya que uno imagina que si son 324 familias las que van a construir y cada casa va a llevar tres o cuatro personas ocupadas, estamos hablando de la creación de cerca de 1000 puestos de trabajo.

Otra de las cuestiones es que se va a inyectar en Saladillo mucho dinero: los corralones van a trabajar más, las ferreterías van a trabajar más, la industria local a trabajar más, se va a fortalecer mucho el mercado interno y la economía regional. Estimamos que van a llegar cerca de $1.150 millones entre fin de año y el año que viene: para tomar magnitud de lo que representa esta cifra, imaginemos que el presupuesto municipal aprobado en 2019 fue de $850 millones. Es decir que vamos a tener más de un presupuesto municipal destinado al mercado interno.

Te puede interesar  El Vasco Olarticoechea despidió a Maradona: “Quedan los recuerdos, eternamente gracias Diego Armando”

Lo bueno de esto es que va todo al consumo. Acá no va a haber capacidad de ahorro, nada: todo se destina a la construcción, va a haber $1.150 millones girando en los comercios de Saladillo. En los kioscos, en los restaurantes, en las ferreterías… en todos los comercios de Saladillo.

Otro punto fundamental que veo es que a lo largo de los últimos años en Saladillo estamos teniendo una demanda habitacional de entre 2000 y 2500 personas que necesitan acceder a una casa. En esta línea solamente van a tener la suya 324 familias: es decir que habrá un impacto grande en el negocio inmobiliario con el tema de los alquileres. 324 familias que están alquilando van a dejar sus viviendas y van a tener una casa propia, esos 324 departamentos o casas van a ir a parar al mercado inmobiliario para nuevamente inyectarse por vía del alquiler. Va a haber una mayor oferta en alquileres, y este es el juego de la demanda: cuando hay más oferta, tienda a reducir en un futuro el precio de los alquileres. Lógicamente que se van a ir actualizando, pero capaz ese exceso de oferta produzca un equilibrio que necesitamos los saladillenses.

-Muchos de esos 324 lotes fueron sorteados y adjudicados, pero no vimos movimientos en estos años. ¿Pasará lo mismo en esta oportunidad?

No, en esta oportunidad va a ser todo lo contrario. Todas aquellas personas que ya han sido adjudicadas, atraviesan distintas situaciones: algunos que ya tienen la escritura, otros que están por la firma, otros que el banco recién comenzó a pedir los papeles… A cada uno de ellos se le va a ofrecer el crédito de los $3,5 millones para la construcción. Ya nos garantizaron desde Procrear que se van a comunicar uno por uno con cada adjudicatario. En el corto plazo vamos a tener en Saladillo conformado uno de los barrios más grandes de nuestra comunidad.

-Es decir que la gente tiene que tener esperanza de que no va a volver a postergarse la adjudicación de los terrenos, sino que los ingresos van a llegar efectivamente

Sin dudas en el corto o mediano plazo va a llegar. Por otro lado, estamos hablando de que el macizo de los 324 lotes es uno de los macizos más grandes que hay dentro del territorio nacional, vamos a tener en Saladillo una de las inversiones más grandes del gobierno nacional en el país.

-¿Han recibido consultas sobre cómo inscribirse y los requisitos?

Cuando surgen estas cuestiones el teléfono se pone en rojo, muchos vecinos nos consultan. Algunas son puntuales, sobre: ‘¿Qué pongo acá? ¿De dónde saco este dato?’. Muchos de nosotros estamos muy cerca de estas cuestiones, pero en este caso hay un rol fundamental que cumple Amaro Sarlo en nuestro espacio político que es el que recibe la cantidad de llamados más importantes y solucionando permanentemente estas cuestiones en cada uno de los vecinos.

Te puede interesar  Campaña vacunación 2020

-Los flyers con los que comunicaron las novedades en torno al Procrear han generado controversias de parte de algunos sectores políticos

En momentos en los que celebramos tanto la llegada de este programa a Saladillo, no puedo entender cómo desde Cambiemos de Saladillo se manifiesten estas cuestiones. Sin dudas que hoy tendríamos que estar alegres porque 324 familias de Saladillo van a tener una vivienda, un sueño que para muchos era imposible y hoy se puede empezar a cumplir. Cambiemos se tendría que sumar a estas cuestiones, creo que tendría que hacer lo que hacemos nosotros en lo que es comunicar y estar cerca de los vecinos, informarles cómo inscribirse. Los invito a que todos los militantes políticos de Cambiemos se sumen a estas cuestiones.

Por otro lado, creo que nuestra comunicación no fue la comunicación oficial. La comunicación oficial del Procrear la hizo la misma página institucional del Procrear y en ningún lado de la comunicación institucional del Procrear se ve el logo del Frente de Todos.

Una cosa es que Danilo Mengarelli comunique esto, que lo hace como militante político y concejal, que comunica e informa a los vecinos que hay un programa en cuestión al cual puede acceder para cumplir el sueño de tener una vivienda; y otra cosa es que lo haga Luciano Scatoloni, que es el vicepresidente del Procrear, comunica con un logo del Frente de Todos.

Creo que, en este caso, Cambiemos trató de tomar una partida extraña en este juego y creo que se equivocó. Pero también debo valorar que inmediatamente algunos militantes tomaron la postura de salir a comunicar después. Creo que se ha producido una reflexión desde los primeros días hasta ahora, y ha cambiado la postura. Por eso, en este caso, felicito a quienes hayan tomado la postura de comunicarle a vecinos y dejar esa chicana tan chiquita que en verdad perjudica a un programa tan importante como es el Procrear. Si me preguntas, hoy estoy feliz porque a Saladillo le van a llegar 324 casas.

-Adjudican la partidización de una política de Estado. ¿Cuál es la diferencia entre una política de Estado, y una política de un partido político?

En este caso, la política de Estado está direccionada a satisfacer las necesidades habitacionales de una gran parte de la sociedad de Saladillo. Hablo de Saladillo porque soy concejal de Saladillo, pero también a satisfacer la demanda habitacional a lo largo y ancho de Argentina. Lógicamente que las políticas públicas las lleva a cabo un determinado gobierno que tiene un lineamiento y pensamiento ideológico muy claro sobre lo que viene a hacer.

Te puede interesar  Nuevas medidas: amplían el horario de bares hasta las 3:00 y habilitan la permanencia en espacios públicos, entre otras

Cuando uno ve este macizo de tierra que se conformó allá por el 2014, del año 2015 al 2019 gobernó Cambiemos en lo local, provincial y nacional. Me gustaría saber cuántas casas se plantaron en el Procrear en cuatro años: ninguna. Lo más cerca a una casa que pusieron, fue una casilla en la que había una persona cuidando el loteo.

Acá claramente hay una política de Estado acompañado por un gobierno particular. Y creo que ahí hay una diferencia muy clara cuando gobierna un gobierno como este, que tiene muy en claro lo que quiere hacer y sabe hacia dónde va, a diferencia del anterior que no plantó una casa en todo el Procrear en Saladillo.

-¿Y el Estado Municipal qué rol juega? Porque desde el otro lado afirman que se hizo mucho por estos lotes

Lógicamente el Estado Municipal ha hecho mucho en estas cuestiones: en la apertura de calles, en los servicios, y seguramente ha tenido que ver en la gestión de muchas cosas. En ese sentido nadie le deberá quitar méritos. Pero también tenemos que entender que el Estado Municipal está compuesto de dirigentes políticos de Cambiemos que también han hecho mucho para que el Procrear no llegue o no se termine conformando en Saladillo.

Recuerdo que, en el año 2014 cuando gobernaba Carlos Gorosito, no estaban muy convencidos del Procrear y no hizo demasiados esfuerzos para que llegue el Procrear. También recuerdo a militantes de Cambiemos salir a pintar en los paredones de Saladillo: ‘Pro Robar’, eso quiere decir que no están de acuerdo con una política de Estado que está direccionada a satisfacer las necesidades habitacionales, quiere decir que consideraban una estafa esta línea de créditos.

A mí me parece que lo que fue una estafa fue la línea de créditos que lanzó Cambiemos, en el cual los créditos que se otorgaban a las familias estaban ajustadas al UVA. A lo largo de los últimos años, quien tenía un sueño de tener una pesadilla lo transformó en una pesadilla, porque todos los meses su poder adquisitivo disminuía por la economía en general y porque todos los meses le aumentaba un poquito la cuota.

Hoy, cuando alguien le pregunta a un vecino cuánto está pagando de cuota que es ajustada al UVA, están pagando entre $50.000, $60.000 y $40.000. Yo le preguntaría a los funcionarios de Cambiemos: ¿Ahora es una política pública y antes era ‘Pro Robar’? ¿Cómo? ¿Ahora es una política pública y antes era una de las estafas más grandes que sufrimos los vecinos de Saladillo? Tienen una contradicción muy grande.