Carlos Antonio Gorosito: “El cargo de Intendente fue el honor más grande que tuve en mi vida”

- Publicidad -

¿Cómo tomó la decisión del Intendente de que el Palacio Municipal lleve su nombre?

“El Intendente  Salomón ha tenido un gesto extraordinario para conmigo”. “Nunca imaginé un gesto de tal envergadura, de tal dimensión, lo tomé con  sorpresa, me dejó sin palabras, es un gran honor para mí esta decisión del Intendente. Le cuento un poco como me entere:

“El Jueves (10 de mayo) a las 14 recibí un mensaje por WatsApp, en donde me informa sobre la decisión y la de los demás homenajeados. Me dejó sin palabras, creo que estoy en condiciones de escribir algunas líneas más conceptuosas en agradecimiento, pero lo primero que me salió decirle es que me había dejado sin palabras y le dije: “Te va a traer problemas con quienes no me quieren” y el Intendente me volvió a contestar: “Goro, este es un reconocimiento que nadie te lo puede  negar, pues ni siquiera el más mezquino pensamiento de la política ,puede desconocer que, tú paso por este edificio marcó una historia única e  irrepetible. Estoy preparado para la crítica interna y externa”. Es un  gesto verdaderamente extraordinario del Intendente, no esperaba de nadie un gesto de esta naturaleza”.

“Hace más de dos años que  no hablamos con el Intendente, salvo en los eventos protocolares. Yo lo tomo como un gran gesto; no soy quién para decir si merezco o no el homenaje, es algo que yo no pedí; es decisión del Intendente y lo que tengo que hacer es ser agradecido. No creo que  haya un objetivo subalterno en su decisión, estoy convencido que lo hizo desde el corazón; esto es sincero, percibí una gran sinceridad en su decisión, más allá de las diferencias que podemos tener, me dejó sin palabras y le estoy muy agradecido”.

- Publicidad -

“Se trata de una decisión extraordinaria, fue mucho el  tiempo que yo estuve como Intendente. No puedo opinar sobre mí mismo si lo merezco o no, el Intendente ha evaluado y ha querido hacerme un homenaje, yo también los he hecho, porque a veces se discute si hay que hacerlos en vida o no, por ejemplo descubrí la piedra fundamental con el doctor Armendáriz de la Plaza que  hoy lleva su nombre, le mostré dónde iba a estar su busto, y esto fue en vida de Armendáriz, no lo pudo ver porque las obras se inauguraron después de su muerte, al ex intendente Ariel Delía (PJ) le rendí homenaje en vida al ponerle su nombre al CAPS del Barrio “La 31”, entre otros tantos homenajes que tributé mientras fui Intendente a distintas personas y figuras de la historia local”.

 

¿Hoy a dos años y medio de la última elección como candidato a Intendente que cambiaría; si es que cambiaría algo o no?

“Yo fui Intendente siempre que lo quiso la gente y dejé de serlo cuando la gente no quiso más”.

“Nadie es perfecto, el único perfecto es Dios, decimos los que creemos y no hay criatura humana  perfecta. Yo como Intendente no he sido perfecto; he cometido errores y aciertos pero el balance creo que ha sido positivo porque me han votado seis veces consecutivas para ejercer el cargo de Intendente de nuestra ciudad, seré el único Intendente en la historia de Saladillo que habrá obtenido  seis mandatos consecutivos; hoy la ley limita las reelecciones. La última vez me presenté  porque quería seguir haciendo cosas, no había nada que me impidiera una nueva reelección. El pueblo votó y eligió al Ingeniero  Salomón. No puedo objetar nada porque fue el pueblo que eligió”.

“No quiero ni debo buscar excusas; no le puedo echar la culpa a la lluvia  de ese día, a que la oposición se unió para sacarme, a nada, absolutamente a nada, cuando se gana se gana y cuando se pierde  se pierde, yo participé de una elección primaria que tenía reglas de  juego, el voto es secreto y perdí y obviamente acepté los resultados e invité a los amigos y  al pueblo a que  votaran por el candidato ganador(Salomón) en las elecciones generales, no estuve resentido, ni siquiera lloré , lo tomé como una cosa natural porque sabía que en algún momento iba a pasar, más tarde o más temprano”.

“Recuerdo cuando la  mujer de un  ex candadito a Intendente que no era de nuestro partido después de las elecciones me dijo: “Voté la lista completa de Cambemos, a usted no lo voté porque me canse de ver su cara en la TV”. Y es en virtud de esta anécdota que yo digo que un Intendente es, o deja de serlo, siendo producto de una forma polinómica: unos acompañan  porque creen en las ideas del candidato; en sus  proyectos; en el partido que representa, por la esperanza que pueda generar para solucionar los problemas de la comunidad, por cosas simples como saludar, porque el saludo genera empatía con la gente y también de la misma manera uno pierde, por las mismas cosas que he señalado, cuando éstas, se dan en forma negativa. Le cuento esta otra anécdota: saludé a un señor y dijo: “Voy a votar a Gorosito porque él me saludó y el candidato de  mi partido no me saludó”. Fíjese, por qué cosa simple decidió su voto”.

“Seria vanidoso y soberbio decir que no he cometido errores, pero ahora me toca una  misión distinta, desde otro rol; que es transmitir experiencia; opinando, estar  en contacto con los vecinos, y en cada discurso digo siempre que se acerquen a la política, yo prefiero que lo hagan a mi partido que es el Radical, y sino a otros; pero lo importante es que la juventud se prepare. Un candidato no puede formarse en tres meses; aquel que quiera competir con Salomón tiene que estar ya preparándose. La cosa pública es compleja, difícil e implica estar preparado política, técnica y emocionalmente para enfrentar los desafíos de gobernar, que se renuevan diariamente”.

Te puede interesar
Falleció el tercer integrante de una familia, destrozada por el Coronavirus

“Uno se tiene que aguantar las consecuencias de cada decisión que toma. Yo la última vez me  hice un estudio para ver si estaba en condiciones de soportar el estrés que significaba un séptimo mandato porque no me quiero morir antes de tiempo. Cuando uno ocupa un cargo, tiene  que analizar el país; la provincia o el municipio, antes de largarse a la carrera y  después no decir “con lo que me encontré”. Yo cuando vine no pregunté si me habían dejado bien o mal, yo entré a trabajar. Lo que quiero decir, es que cuando alguien se presenta como candidato y gana, después no tiene que buscar excusas, tiene que gobernar para eso quiso ser elegido.”

¿Cómo ve la situación actual del país?

“El país está atravesando por dificultades, creo que tenemos que hacer el esfuerzo necesario para salir adelante, la mayor responsabilidad la tiene el Gobierno, pero se debe trabajar en conjunto con la oposición buscando definir políticas de Estado para las posibles soluciones, pensar el modelo de país que se quiere, pensar a dónde vamos y debatir con todas las fuerzas políticas. El que es oficialista debe convocar, dar participación, y la oposición no debe actuar obstruyendo. La historia es circular a los que son oficialista, luego, les toca ser opositores y así será recurrentemente siempre, por tanto, hay que actuar con sensatez, acordar políticas de  Estado en los temas sensibles, después queda un margen muy amplio para la competencia política”.

“Una pregunta que no está formulada, pero  que doy como  ejemplo; es el caso de las tarifas, era y es valor entendido que las  tarifas debían ser readecuadas, pero no de un mazazo, tiene que ser algo que la gente esté en condiciones de pagar. La energía es un bien común de todos, tenemos que buscar y pensar mecanismos que permitan soluciones  razonables y no demagógicas. Había que aumentar las tarifas pero no de un “mazazo”y tampoco es posible que se retrotraigan al año pasado, tienen que ser un aumento razonable que  la puedan pagar tanto trabajadores como empresas etc.   Si en lugar de haber ganado Cambiemos, hubiese ganado Scioli, también  le hubiese tocado hacer una readecuación de las tarifas, por eso no hay que prenderse en actitudes demagógicas.  Pero insisto, cuando  se aumenta un servicio público tiene que ser de acuerdo a las posibilidades de pago de la población.”

“Siempre he dicho, que las políticas públicas se deben definir poniéndose  en el lugar de la persona más desprotegida de la sociedad, una persona que nunca ha pasado necesidades piensa distinto de aquel que sí lo ha  pasado; no quiere decir que una persona acomodada no pueda comprender. Siempre hay que pensar a quién se beneficia y a quién se perjudica; pero lo que no podemos hacer es tomar medidas que perjudiquen al pueblo. A  veces, a algunos  funcionarios les falta “esquina y farol” como dice el tango y entonces toman decisiones muy “duras” que impactan en el bolsillo de la gente.”

 ¿En  en su recorrida por la casa de los vecinos qué es lo que le expresan?

“Los vecinos me plantean cierta preocupación. Yo siempre digo que la militancia debe ser de otra manera, hablar a calzón quitado y en un timbreo se inhibe a la persona. Yo puedo hablar porque pedí que en el 2015 se vote toda la lista de Cambiemos, si alguien se enoja, está criticando lo que antes criticaban. Entonces, digo que entre mate y mate la gente se larga a hablar. Cuando yo era Intendente me trataban de una manera porque de una firma mía dependía un subsidio o un lugar en la  gestión,  muchos se cuidaban de decir tal cosa, cuando uno deja de ser Intendente, puede ver el apoyo sincero y el respeto sincero , los que fueron oportunistas pasan a tu lado y no te ven,  los oportunistas son los más peligrosos, por eso, los que hoy sean oficialistas en cualquiera de los niveles del  Estado, deben tener presente que los “oportunistas” existen y se multiplican y luego pasan a ser oficialistas con los nuevos oficialistas.”

¿Qué es lo que más extraña de aquellos años de Intendente?

“Intendente no iba a ser toda la vida, pero ex Intendente sí.  El cargo de Intendente fue el honor más grande  que tuve en mi vida, pero no extraño. Como ya dije, era consciente de que en algún momento iba a dejar de serlo. Estaba preparado para ello. Me quedaron algunos “tics” de mi paso por la gestión. Cuando era Intendente, tenía como 15 linternas en distintos lugares de la casa por si se cortaba la luz, todavía las tengo, y dormía y duermo con el celular en la mesa de luz. Cada vez que llovía y llueve;  voy hacia el celular para  intentar mandarle mensajes a los funcionarios y también cuando suena la sirena, porque siempre que sonaba, enviaba a funcionarios al lugar, por si había un accidente o un incendio para ayudar, pero inmediatamente me doy cuenta  de que ahora no soy más Intendente, pero son cosas que quedaron por haberlas hecho durante mucho tiempo. Yo siempre le tenía miedo a las inundaciones, porque con una sequía uno no le echa la culpa al Intendente, en cambio, con una inundación, sí.  Todavía, reitero, conservo la actitud de ir en búsqueda del celular o la linterna cuando llueve o suena la sirena, pero ya va disminuyendo con el paso del tiempo.”

Te puede interesar
La Jefatura de Educación recibió test de diagnóstico de Covid-19 para personal de nivel inicial, primario y secundario

“No dejé de recorrer nunca, ahora tengo  más tiempo para visitar gente, charlar, visitar amigos, la gente me invita a que los visite ,ahora me hago tiempo para actividades personales, por ejemplo ir al gimnasio, viajar con mis hijos . Mi hija me dijo: “Papi, si hubieses ganado las elecciones  y hubieses sido nuevamente Intendente no viajarías porque vos no te tomarías vacaciones”. En estos días salió por  las redes sociales por ejemplo algo que decía Goro 2019 y me preguntaban si tenía algo que ver, no tengo nada que ver, ni yo, ni ningún amigo mío, y a  los pocos minutos de haber aparecido eso, conté 222(numero capicúa) mensajes  en un rato; que me decían “Goro volvé”, y cuando suelo andar de día en bicicleta algunos me gritan “Goro 2019”, yo sé cuál es el mensaje sincero y cuál no. Debo decir que no hay ninguna candidatura mía.”

“El actual Intendente tiene que ser reelegido; un período es insuficiente; y dos es acertado, para que  puede desarrollar bien un plan de Gobierno y si  en el 2023  la ciudadanía dice que yo tengo que ser Intendente nuevamente habrán fracaso todos los partidos políticos, incluso, el mío, porque no generaron gente nueva. Entonces, lo que tengo que hacer es cumplir mi rol de ex Intendente Municipal, estar a disposición del partido y de la comunidad, simplemente desde el llano. En los tiempos que vienen, otros personas jóvenes o no, tendrán que ser los candidatos a Intendentes de Saladillo, ya  tuve la oportunidad e hice todo lo estuvo a mi alcance. En diciembre de 2015 se inició otro tiempo político en  Saladillo. Lo que aseguro es que no abandonaré la política.”

 

 ¿Algo que le haya quedado pendiente en el transcurso de su paso por la Intendencia, que le haya gustado hacer y no pudo?

“Un montón de cosas. Muchísimas; el Parque Industrial, la Técnica del Futuro , el Polo Judicial, el Centro de Educación Física o Polideportivo  Municipal en las cuatro manzanas que están contiguas al Centro Educativo Complementario; el edificio nuevo de la Biblioteca Mitre etc,etc. Por suerte, pude terminar los Teatros, y me hubiese gustado también, terminar la tercera etapa de desagües pluviales que la va a inaugurar el Intendente el próximo 31 de Julio. Esa obra, yo la empecé en agosto del año 2011 en Ledesma y Frocham y cuando terminé el mandato quedó hasta la zona en donde está San Cayetano y tenía financiamiento de la provincia, era hasta el corazón del Barrio La 31, y me llevó 20 años de gestión, empecé las gestiones con el Gobernador Duhalde y fueron la ministra de Obras Publicas Cristina Álvarez Rodríguez y  el gobernador Scioli, los que me otorgaron la obra, obviamente, el último tramo tocó ejecutarse durante los actuales gobiernos nacionales, provinciales y municipales . La obra de desagües  es de mi gestión, las adicionales  en el Barrio La 31 son de la actual gestión. Igual que el CURS, lo empecé yo y el Intendente  Salomón termina una etapa importante de la obra que pronto será inaugurada”.

 

“Lo mismo paso con Escuela Secundaria N°6 ,  la construcción del edificio nuevo la gestioné yo ante el ministro Mario Sileoni durante el Gobierno de Cristina Fernández, y la Municipalidad, tenía que hacer la cancha de Apeadero nueva, para darle ese terreno para la Escuela, cosa que lo hice, entonces yo, en el momento de inauguración de la obra me sentía dolido  , porque ese día se tendría que haber puesto una placa que diga: “Obra realizada con recursos de la Nación durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, demás autoridades, siendo intendente municipal Carlos Antonio Gorosito” y otra al lado que diga: “Obra inaugurada bajo la presidencia de Mauricio Macri; la Gobernación de María Eugenia Vidal  y la Intendencia del Ing. José Luis Salomón”; y solamente se puso la placa con las actuales autoridades. En algún momento alguien la tendrá que corregir. Sería un acto justicia”.

“Yo he tenido esos gestos como con el nuevo edificio de la Comisaría, la obra la conseguí con la gobernación de Felipe Solá, y estuvo  concluida cuando terminó el mandato Solá y Arslanián, yo los reconocí a Solá y a Arslanían con una placa en el edificio y también  se puso que fue inaugurada  en el Gobierno de Scioli y así, hay otros ejemplos. Algún día llegara la reparación. El Intendente Salomón desde que  inició su mandato  ha gestionado muchas obras, en forma activa e intensa ante los gobiernos de la Nación y la Provincia con resultados positivos, ha generado empatía con las autoridades nacionales y provinciales, espero que sus gestiones  sigan teniendo buenos resultados para la comunidad”.