CESPAZ sigue brindando servicios

Bajo un estricto protocolo sanitario se realizan sepelios en sus salas velatorias

Frente a la pandemia de coronavirus y la posibilidad de que la enfermedad se propague en la localidad de Saladillo, el área de Servicios sociales de la CES continúa prestando servicios a sus asociados bajo la aplicación de un estricto protocolo, como medida obligatoria para la realización de los velatorios.

Tras la definición del estado de alerta en el país por parte del gobierno nacional, en relación a los servicios velatorios donde se producen aglomeraciones de personas, desde CESPAZ se ha cumplido con la normativa que prevé la reducción del tiempo de cada servicio, tanto en sus salas de la ciudad de Saladillo como en la de Del Carril, a no más de 6 horas, admitiendo hasta 5 personas por vez restringiendo el uso de la antesala de espacio común a todas las salas. La medida fue determinada en función a la dimensión del espacio físico de las salas y las distancias que contempla el protocolo sugerido por los organismos de salud pública. Asimismo se determinó que para ingresar por turnos a las salas velatorias, la espera debe realizarse en el exterior del edificio, es decir que los pasillos son sólo de tránsito y no de espera.

De manera simultánea la funeraria ha sido dotada de alcohol en gel en todos los puestos, al tiempo que se reforzaron las tareas de desinfección, para agregar a las ya realizadas desratizaciones y desinsectaciones, pulverizaciones de desinfección periódicas.

Te puede interesar  Vandalismo en instituciones públicas de nuestra Ciudad

Según explicó el responsable del área de Seguridad e higiene de la CES “las medidas son adoptadas siguiendo las sugerencias de organismos sanitarios oficiales” que contemplan una serie de medidas que se han adoptando en función a la evolución que registró la propagación de la enfermedad.

Asimismo, el área de servicios funerarios de la CES ha activado también un protocolo interno para extremar las medidas de prevención entre los trabajadores y también con las personas que acuden a las oficinas.

Bajo el lema “Nos cuidamos entre todos”, la Cooperativa Eléctrica local solicita a los asociados respetar las indicaciones del personal, sin comprometerlos, dado que las directivas son generales y por el cuidado de la salud pública.