Cisneros afirma que la juntada en Cazón “no violó normativas” y disparó contra Mancini: “No se puede hacer política con ‘la gorra’ puesta”

Imagen que adjuntó Cisneros con el descargo, sobre su juntada en Cazón

El concejal de Juntos por el Cambio, Manuel Cisneros, habló tras la denuncia de anónimos por redes sociales y la inquietud de la concejal María Mancini, del Frente de Todos, por la presunta fiesta en Cazón. Cisneros afirma que fue una juntada de amigos, que no se cobró entradas ni se violó alguna normativa vigente, ni por ruidos molestos ni por superar la cantidad estipulada de participantes, ya que sostiene que no había más de 50 personas. El joven expresó que nunca imaginó que en Saladillo “podría ocurrir la persecución política” y le disparó a Mancini: “No habla muy bien de la concejal que, ante una problemática de los jóvenes, la primera respuesta sea ir a ver al comisario”.

A continuación, el descargo completo:

MIENTE, MIENTE, QUE ALGO QUEDARÁ…E sa frase pareciera ser una máxima de un mínimo sector de la sociedad en la que algunos/as políticos/as y medios locales cabalgan para sacar algún rédito político o sumar algún “me gusta” en sus publicaciones.

Hoy por la mañana me entero a través de un medio de comunicación, que mediante “mensajes anónimos de vecinos” había sido participe de una fiesta clandestina en la localidad de Cazón con aproximadamente de 500 personas, como así también, de que la Presidente del Bloque del Frente de Todos María Mancini se había acercado a la comisaría local para “averiguar” de dicha fiesta (oh casualidad), por lo que quiero aclarar algunas cuestiones:

1) No fue una fiesta clandestina ya que no se cobró ninguna entrada ni hubo fin de lucro. Fue una juntada de amigos/as en la que no se violó ninguna normativa establecida: a) No hubo ruidos molestos, ya que con un solo parlante como había, no se superan las normas IRAM 4062 (para ruidos) y la Norma IRAM 4078 Parte II (para las vibraciones), como establece la ordenanza de nocturnidad 23/2005. b) No se superó la capacidad máxima de 100 personas (no había más de 50) establecida para reuniones sociales por el Decreto Municipal sancionado el 24 de Diciembre (adjunto foto para los incrédulos/as que dicen que hubo 500 personas, sacada aproximadamente a las 5 am ya que se ve que esta amaneciendo) c)No hubo ningún tipo de denuncia radicada en la comisaria (adjunto nota del comisario https://www.abcsaladillo.com.ar/…/desde-la…/…).

Te puede interesar
La experiencia de Leo Yovanovich en Minuto para ganar

2) No hubo “concejales de juntos por el cambio” ni funcionarios, el único que concurrió fui yo mismo. 3) Entiendo que cuando uno participa en política esta expuesto a este tipo de difamaciones, pero nunca imaginé que en nuestra localidad podría ocurrir la persecución política.

Me llama poderosamente la atención la actitud de la Concejal Kirchnerista María Mancini, porque para despejar sus dudas tranquilamente podría haberme llamado (y no dar mi nombre en OFF al periodismo o circular fotos mías con mis amigos por whatsapp) ya que tiene mi número y no hacer un circo en la puerta de la comisaria con los medios de comunicación dejándose llevar por “un comentario anónimo” de un red social. Entiendo que como leal a su sector político sigue la línea del Presidente Alberto Fernandez que le indilga el problema del coronavirus a los jóvenes (https://www.lanacion.com.ar/…/coronavirus-alberto…), pero la solución no es criminalizar a la juventud, es hacerla parte de las soluciones. Estas actitudes no hablan muy bien de la Sra. Concejal Mancini, que ante una problemática de los jóvenes la primer respuesta sea ir a ver al comisario. No se puede hacer política con la gorra puesta.