De la marquesina en Mar del Plata a la apertura de Showmatch: Anita Tenaglia, la joven artista saladillense

Anita Tenaglia, danzando en Calle Corrientes desde ya muy chica. Foto: Facebook.

Anita Tenaglia dialogo en exclusiva con ABCsaladillo y nos contó la intimidad del bailando.

Tiene 19 años, es de Saladillo y ya está iniciando su carrera junto a grandes artistas nacionales. Estudia en la Universidad Nacional de las Artes, hizo temporada en Mar del Plata y este lunes bailará en la apertura de Showmatch, que se emitirá por El Trece a partir de las 22:30. La joven artista contó su historia y remarcó: “no me quedó clase sin hacer”, dándole un especial énfasis a su formación en las escuelas de Saladillo.

Anita brindó algunos detalles de lo que ser su participación en la apertura del Bailando: Vamos a hacer un número de porras, no tan coreográfico sino más vistoso, escénico. A mí me empiezan a revolear en el aire, para hacer acrobacias aéreas. Iba a ser una más, ni me iba a ir, hasta que dijeron: ‘¿alguna petisa que haga acrobacias en el aire?’ y me tiré arriba de la baranda para decir ‘¡YO!’”.

Además, contó que el contacto se dio por Soledad Pignataro, su coreógrafa de Mar del Plata, y destacó la importancia de su temporada: “Lo que me pasó en Mar del Plata fue un despegue, es lo que me está abriendo un montón de puerta. No pensé que iba a mudarme a Capital y tan rápido tener un trabajo e iniciarme en lo que yo quiero”. En ese sentido, también agregó: “Me enseñó que es lo que quiero en el medio, cómo quiero llegar, qué es lo que quiero mostrar de mí, cómo tengo que manejar mi carácter”.

A la hora de proyectar un presente y futuro, Anita admitió que “la idea es vivir de la danza, pero no como se lo conoce, o ser bailarín o ser coreógrafo… Más bien poder lograr algo con eso, una terapia, una contribución con la sociedad… Hay montón de cosas que se pueden hacer con la danza y eso es lo que quiero hacer con todo lo que estoy estudiando”.

No tengo un sueño muy puntual, en mi cabeza tengo proyecciones de lo que me gustaría intentar llegar, por ejemplo bailar para artistas que siempre me gustaron: Daddy Yankee, Lali,Katy Perry…”, aseguró Tenaglia, aunque admitió también estar “abierta para bailar desde con Jorge Rojas hasta en el Bailando. Nunca soñé estar en Mar del Plata trabajando de vedette, ahora me salió eso y lo amo.”

En cuanto a las posibilidades en Capital Federal para un artista del interior, Anita contó que “la limitación principal es el dinero. Yo estoy muy bien formada por las escuelas de Saladillo, pero llegas a Capital y querés tomar clases de flamenco, de canto, de guitarra, acrobacia, de todo… porque te pasa que vas a un casting y te piden todo eso. Un artista necesita entrenarse 3 o 4 horas por día, pero es imposible porque es fortuna de dinero”.

Luego, con respecto a su formación, Tenaglia contó que en Saladillo pasó por todas las escuelas, “no me quedó clase sin hacer”. Baila desde los 3 en la escuela de María Marta Delucía (Instituto superior Artístico): “nunca la dejo todavía. Voy a saladillo y no puedo no ir”. Contó: “Hice tango, circo, que no es un ritmo pero me dio el entrenamiento de acrobacia que también hizo que esté hoy en la apertura”.

A su vez remarcó fuertemente que “no tenía nada que envidiarle a las que tomaron clase en Capital. Tuve una excelente formación en todas las escuelas que fui en Saladillo, y por eso es que me da tanto orgullo representar a mi ciudad en eventos tan importantes como estos. Vivo diciendo que soy de Saladillo porque estoy agradecidísima con la formación que tuve”.

Me gustan todos los ritmos, no puedo elegir uno, los entreno a todos, siento que los traiciono. Si tengo que elegir un estilo, me gustan las danzas que requieren mucha fuerza y presencia escénica. Que mire fijo a los ojos a la gente y le den ganas de bailar”.

Por último, a Anita se le preguntó por los artistas que la incitan a crecer: “Mis mismos compañeros. Las clases se dividen en grupos y se usa mucho eso de mirar a tu compañero, y de ahí miras qué te gusta y qué no, pero no para fomentar la competencia sino para corregirte, ayudarte, hacerte crecer con tus mismos pares”.