Ezequiel Giustozzi en el TC: persevera y triunfarás

- Publicidad -

Ezequiel Giustozzi logró su segunda victoria en el TC junto a Valentín Aguirre. El hombre de perfil bajo supo sobreponerse de momentos complejos.

Si hay algo que lo caracteriza a Ezequiel Giustozzi es el perfil bajo. El joven preparador de Saladillo, que está haciendo experiencia en una categoría muy compleja, viene de obtener su segunda victoria en el TC de la mano de Valentín Aguirre. No es poca cosa. Son conscientes que obtener un triunfo no es nada fácil. Ezequiel, en el 2019, logró dos en siete competencias. Si bien es cierto que para llegar a lo más alto se necesita del trabajo de todo un grupo, el aporte que le hace al equipo JP Carrera es muy valioso.

En la estructura que lidera Gustavo Lema no todo fue color de rosas para Giustozzi. Pasó su mal momento cuando le armaba el motor a Guillermo Ortelli. Cada fecha que pasaba era una prueba de fuego para el. El saltense no se sentía cómodo con la planta impulsora y la presión era cada vez más grande. Como en el automovilismo no hay tiempo para la espera, le llegó la noticia que ya esperaba. Dejar de atender al piloto de Salto.

A partir de ahí toda su fuerza se centró en Valentín Aguirre. El de Arrecifes había confiado en el desde la primera fecha en Viedma cuando tuvo que cambiar el motor. Ese fin de semana revirtieron un momento difícil y pudieron llegar en el 10º lugar. En la segunda fecha les llegaría la primera gran alegría. El triunfo en la carrera de Neuquén. A partir de ahí hubo tres capítulos que no fueron tan sencillos. Terminaron 10º en Concepción, abandonaron en San Luís y terminaron 26º en Rosario. Luego regresarían a los primeros planos. Terminaron 5º en Rafaela y volvieron a ganar en Termas de Río Hondo.

A tres finales de terminar la etapa regular, el Dodge de Aguirre va camino a la clasificación de la Copa de Oro. De mantener el nivel será uno de los autos a tener en cuenta. Quienes conocen la intimidad dicen que hay una muy buena comunión entre el piloto y el preparador. Le demuestran confianza permanentemente y eso es muy bueno para trabajar con tranquilidad.

Ezequiel Giustozzi es hoy el único preparador que repitió victoria en el TC; y más allá de su felicidad, el joven no se sube a la cresta de la ola. Sigue trabajando como todos los días. Sabe que en este ambiente las cosas pueden cambiar de un día para el otro y que hay que aprovechar los momentos de éxitos. También sabe que el que persevera triunfará. Nota de Mauricio Mansilla para Carburando.