El equipo de seguimiento de casos de Covid sostiene que va «a reforzar el acompañamiento con otras estrategias»

Martina Antonelli, Subsecretaria de Salud. Foto: archivo

La Subsecretaría de Salud del Municipio reforzó el equipo de seguimiento de casos de Covid con 50 personas que, hoy por hoy, asisten a más de 1100 ciudadanos entre casos activos y sospechosos de Coronavirus, y sus contactos estrechos. “Estamos buscando otras estrategias porque la verdad que ya no es como al principio, que se puede llamar por teléfono y hablar media hora por día con cada una, porque no se da abasto”, admite la Subsecretaria de Salud, Martina Antonelli, quien apela a la responsabilidad, respeto y paciencia de las personas asistidas.

En principio, Antonelli contó algunos detalles de la situación epidemiológica de Saladillo: “La mayoría tienen entre 20 y 30 años, luego hay algunos por supuesto de 40 y 45. Son contactos estrechos de otros, o han surgido de algunas reuniones sociales que se han producido los contagios, o lugares de trabajo compartidos. Hay tres casos confirmados en los Centros de Aislamiento: uno de ellos es una persona mayor con su acompañante, su hija. En el Sagrada Familia hay una chica con resultado pendiente desde el sábado”.

Luego, la doctora fue consultada por el tipo de seguimiento del equipo: “Se fortaleció con más personas, hoy por hoy hay 50 personas que lo constituyen. Dada la cantidad de personas, a las más de 1000 personas que se están siguiendo, estamos buscando otras estrategias incluso porque la verdad que ya no es como al principio que se puede llamar por teléfono y hablar media hora por día con cada una, porque no se da abasto”.

Te puede interesar  El programa ATP asistió a 73 empresas saladillenses con un suma de $11 millones

Muchas veces la gente también manifiesta poca paciencia. Se han recibido maltratos, insultos, quejas… algunos ‘¿Por qué no me llaman?’. Esto es un servicio en el que estamos buscando estrategias para que la persona reciba un primer mensaje y se comunique en caso que sea necesario, a fin de que sientan acompañadas aquellas personas que quizás no tienen asistencia de algún familiar. Medidas, pautas de alarma… Vamos a tratar de buscar la vuelta para hacerlo quizás al revés, porque de la forma que se están dando las cosas se torna cada vez más difícil”, sumó Antonelli.

En ese sentido, sintetizó: “Vamos a reforzar el acompañamiento con otras estrategias para que la gente sea más autónoma y tenga las pautas por escrito para consultarlas, no necesariamente estar llamando a cada persona porque son más de 1000 y se va complejizando. Estamos llamando a todos pero quizás hay que tener un poco más de paciencia: la persona que quizá tenga familiar que pueda ayudarlo, puede entender que estamos trabajando para esto todo el día, a toda hora, y no llamar insultando diciendo que ‘nadie llamó’”.