El Molino Harinero refuerza su apoyo social: “Tenemos una deuda infinita con la comunidad de Saladillo; siempre que podemos, colaboramos”

En momentos de emergencia social, el ‘granito de arena’ que puedan sumar las grandes instituciones y productores representa una ayuda más que importante para la comunidad. Tal es el caso del Molino Harinero SICSA, la Cooperativa saladillense, que bien sabe lo que es reponerse a una crisis, y no tiene dudas que, con el apoyo de todos, podemos sacar a la ciudad y el país adelante.

Una pandemia de esta naturaleza nos sorprendió como a todos, consideramos que son muy buenas las medidas que se han tomado para evitar el colapso del sistema de salud, aunque obviamente la economía en general se va a ver muy afectada. En este sentido al ser nosotros una industria proveedora de alimentos, decidimos continuar trabajando para no desabastecer a la sociedad en estos momentos tan difíciles”, comenzó contando uno de los representantes del Consejo de Administración del Molino.

A propósito de las contribuciones que realizaron, el Consejo contó: “Nosotros como la Cooperativa Molinera de Saladillo, o «El Molino» como la gente nos conoce en la ciudad, tenemos una deuda infinita con la comunidad de Saladillo. Ellos nos apoyaron desde nuestros inicios, que fueron muy difíciles, y estamos en constante agradecimiento. Siempre que podemos colaboramos y apoyamos a las instituciones locales, principalmente educativas o de carácter social. Y en un momento de pandemia y crisis como la que estamos atravesando no le podemos dar la espalda a toda esa gente que siempre nos ha apoyado”.

Por tal razón, decidieron “fortalecer la ayuda social, acompañar a toda la sociedad y a la Municipalidad de Saladillo en este difícil momento. Igualmente no somos los únicos, mucha gente está apoyando y muchas empresas también ayudan en estos momentos donde realmente es muy importante estar presente para todos aquellos que lo necesitan”.

Luego, el Consejo hizo referencia a que saldremos adelante con el apoyo de todos: “Sin dudas que sí, y también esperamos que toda la comunidad de saladillo, y el país se puedan recuperar de esta crisis que nos está afectando a todos. Como dijo el Presidente Alberto Fernández: ‘Una economía que se cae se levanta, pero una vida que se pierde no se recupera nunca más’”.

Además, también contaron cómo atraviesan ellos mismos esta contingencia: “Si bien nos vemos afectados por la difícil situación económica que atraviesa todo el país, al estar operando la planta de producción no tenemos tantos problemas económicos. El nivel de producción ha disminuido, principalmente por la caída en la demanda; si bien la harina está dentro del rubro alimenticio, los efectos de la cuarentena se han sentido en todos los rubros. Todo funciona más lento, por los cambios que implica estar en cuarentena, pero hemos recibidos los insumos correspondientes y realizado las entregas de harina según lo pactado con nuestros clientes”. 

Te puede interesar
Conflicto por el cobro de un premio de $2 millones en Del Carril: terminó con una denuncia por amenazas y un allanamiento

Haciendo referencia a las medidas sanitarias que adoptadas, contaron: “Al ser una empresa alimenticia estamos acostumbrados a tener muchos recaudos, utilizando siempre buenas prácticas de manufactura, que aseguran la producción de alimentos seguros para consumo humano, que se centralizan en la higiene y la forma de manipulación de los mismos”. De todas formas, mencionaron: “Asimismo, al ser el COVID-19 un enemigo invisible, hemos reforzado los niveles de higiene y de protección de todo el personal, adoptando las medidas sanitarias que solicitan el estado nacional, provincial y municipal”.