El Padre Alejandro irrumpió un hurto en la casa parroquial: se llevaron una computadora que luego fue recuperada por la Policía

El padre Alejandro Boudgouste denunció un robo de una computadora en la casa parroquial: cuando ingresó, vio que se estaban llevando una computadora y, tal como contó, “encontré una persona y la invité a que se fuera“. Luego de realizar la denuncia correspondiente, la Policía recuperó la computadora robada y Padre expresó: “La vi muy mal a la persona”.

Dejé la ventana abierta ventilando y no me dí cuenta de cerrar. Soy confiado, esta es una iglesia de puertas abiertas. Le tuve que abrir la puerta para que se fuera” admitió el Padre, quien además admitió que “uno tiene corazón de cura y los quiere a todos, hasta los que te roban”.