“El problema más grande que tiene el sector agropecuario es la brecha cambiaria con el dólar”, afirma Repetto, por la baja a las retenciones

Alejandro Repetto, presidente de la Sociedad Rural y representante de Carbap, habló con ABC Saladillo sobre el nuevo esquema transitorio de reducción de retenciones a la exportación de soja. Repetto admitió que “parece una cargada” ya que “la medida que se tomó no viene a solucionar nada”, y sostuvo que si “la medida final que es que entren dólares, no lo van a conseguir”.

En principio, Repetto explicó: “La realidad es que la medida que se tomó no viene a solucionar nada, porque el problema más grande que tiene el sector agropecuario es la brecha cambiara que tiene con el dólar. Esta medida va puntualmente a la soja, porque lo que ellos quieren es que los productores liquiden la soja que tienen y de esa manera entren dólares”.

“Hoy cotiza con el dólar a $80, el oficial, y a eso le ponen las retenciones y queda en $50. Con esta baja en retenciones te pagan $52, $53. El dólar que ellos están vendiendo hoy con los dos porcentajes de impuestos es a $140 casi, y ese valor hace que los insumos hayan aumentado, ya que los insumos se tienen que seguir vendiendo al dólar de $80 y las empresas, para cubrir esa brecha cambiara, lo que hacen es aumentar el dólar”, continuó el presidente de la Sociedad Rural.

En ese sentido, el representante del sector agropecuario asegura que “esto no va a cambiar en nada la operatoria de los productores: nadie va a salir a vender su soja por esta baja, si hubieran querido dar un gesto lo hubieran hecho en marzo o abril cuando se produjo la cosecha, y así los productores chicos –que son los que normalmente venden ni bien cosechan porque no tienen espalda para retener- se hubieran visto de alguna manera beneficiado con estos puntos de retenciones. Una señal hubiera sido dejar las retenciones en 0, si total venderíamos a un dólar a $80 y ellos lo venderían a $135, es impresionante la brecha y eso sí hubiese sido una ayuda para el productor”.

Le dieron una ventaja a la industria: le bajaron 6 puntos y 3 a los productores. La industria, lo que sale a decir, es que esa baja por derrame les va a ir a los productores. No es real, nunca pasó, eso se lo termina quedando la industria. No es ni siquiera un gesto, no le va a beneficiar a nadie del sector. Los que hoy tienen espalda para retener son los grandes, y la van a seguir reteniendo; el productor va a seguir trabajando de la misma manera, va a vender lo que necesita para seguir sobreviviendo. La medida final que es que entren dólares, no lo van a conseguir”, sumó Alejandro.

Te puede interesar  El CFR Femenino volvió a la presencialidad con actividades socio-educativas

“El gobierno debería haber llamado a la mesa de enlace o a la mesa agropecuaria para formar un consenso sobre la medida, pero como se la vio venir que el consenso no iba a salir de esa reunión, no se consultó. A ninguna asociación de productores se le consultó. Fue una medida unilateral del gobierno, seguramente consensuada con la industria porque ellos sí se vieron mucho más favorecidos”, agregó Repetto.

Por último, Repetto fue consultado por el diálogo con el gobierno: “Se está dando, lo que pasa es que la misma Mesa de Enlace sacó un comunicado días atrás sobre que no estaban llegando a ningún acuerdo. Lo que necesita el sector es que hagan una baja de impuestos y que sinceren la brecha cambiaria, que es lo más grave. Vos tenés en la soja un dólar a $53 que te pagan, a uno de $135 que es lo que se vende. Y todo lo que es dolarizado, sea insumos, gas oil, lo que fuera, va aumentando en dólares. Cada vez la renta es más fina, en algunos lados los números dan negativo”.