“Es necesario resaltar el valor de la solidaridad”, afirma Pérez Cavalli, tras la aprobación del proyecto de donación de plasma

Foto: archivo

En la sexta sesión ordinaria del Honorable Concejo Deliberante, llevada a cabo anoche, se aprobó el proyecto sobre una campaña municipal de donación de plasma de pacientes convalecientes de Coronavirus Covid-19. La iniciativa del concejal del Frente de Todos, Carlos Pérez Cavalli, busca fomentar y reconocer a los voluntarios por el gesto solidario, en sintonía a la ley aprobada por unanimidad en el Congreso.

Este proceso que busca promoverse se trata de un tratamiento de inmunización pasiva a pacientes con Covid-19, mediante el cual que se le otorga al paciente los anticuerpos que otra persona recuperada generó para que ejerzan su función en quien está cursando la enfermedad.

 “Lo primero a decir es que con esto no estamos inventando nada. Sino que estamos imitando todo. Y eso no es un disvalor. Un hecho, un acto o una política, cuando es buena, es digna de imitar y replicar. Y esta ley que estamos adaptando a nivel local es digna de imitar por la letra y por el espíritu”, comenzó Pérez Cavalli.

Luego diferenció: “Estamos imitando la letra, porque es una ley que promueve la donación de plasma. Tratamiento que si bien está aún en fase experimental, viene dando excelentes resultados. Y por este momento, es la esperanza terapéutica que tenemos al alcance de nuestras manos, es la luz al final del túnel. Y además, nuestro país es pionero en esta técnica y cuenta con los recursos humanos y científicos necesarios para desarrollarla”.

“Pero por otro lado, con esta ordenanza también estamos imitando el espíritu con el que la ley fue sancionada porque esa ley es el fruto del consenso político. Esa ley es hija del trabajo conjunto de las dos fuerzas políticas mayoritarias (ya que fue promovida por los presidentes de ambos bloques) y que además fue aprobada por unanimidad en ambas cámaras. Sin lugar a abstenciones. Sin lugar a mezquindades”, agregó el abogado.

En concreto, Pérez Cavalli contó que “la ordenanza en sí misma gira básicamente alrededor de 3 ejes: concientizar sobre la importancia de donar plasma a quienes ya se han recuperado de la enfermedad, la obligación por parte del Estado de cubrir los gastos a quienes lo hagan y reconocerlos públicamente, designándolos como «ciudadanos solidarios”.

En ese sentido, continuó: “Estas personas eligieron ponerse a disposición, pudiendo no hacerlo. Perfectamente pudieron quedarse en sus casas, indiferentes. O también pudieron negarse por estar dolidos con parte de esta comunidad que por momentos se enojó con ellos (¡como si hubiesen elegido enfermarse!). Y el sentido del reconocimiento que propone esta ordenanza tiene que ver con eso: con ese gesto solidario”.

“En un contexto complejo, donde poco se reconoce y mucho se critica; en un contexto donde aflora lo mejor pero sobre todo lo peor de nosotros, es necesario resaltar el valor de la solidaridad. Porque de esta pesadilla colectiva se sale juntos, unidos y solidarios. O no se sale”, cerró Carlitos