Fernanda Bruno: “ Vine por un mes y pasaron 16 años”

- Publicidad -

Dialogamos con Fernanda Bruno, que con mucha emoción y al borde del llanto nos contó cómo fueron estos 16 años como directora de la Escuela Estética; Escuela, que como dice ella “ ES MI ESCUELA”.

 “Fue un desafío muy lindo, muy importante para mí, porque me hizo crecer, no lo hice sola, por supuesto, hay todo un equipo atrás, pero uno termina haciendo siempre a la Institución a su manera, le pone su impronta”.

A cargo de la dirección quedará la secretaria Carolina Benítez hasta tanto se llame a concurso.   

   “Llegó el 28 de febrero, tengo como un desencuentro de sensaciones, no me voy arrepentida de la decisión que tome porque llegó el momento de cerrar un ciclo y como dice mi hija de abrir otro.

Y todos son y fueron importantes, no es que ahora voy a comenzar a disfrutar, como me dicen, yo disfruté de toda mi carrera docente, del amor al arte,  de mis 27 años en la docencia y 16 en la dirección de la Escuela, una Escuela que la empecé a formar a mi manera, con todos los miedos. Me acuerdo que había entrado por un mes y pasaron 16 años”.

“Fue un desafío muy lindo, muy importante para mí, porque me hizo crecer, no lo hice sola, por supuesto, hay todo un equipo atrás, pero uno termina haciendo siempre a la Institución a su manera, le pone su impronta. No digo que estuvo mal o bien, pero las muestras de cariño que recibí y estoy recibiendo me dan un poco para pensar que no hice las cosas mal”.

“A mí me tocó una etapa muy importante de la Escuela, la de tener nuestro edificio, siempre fue el sueño de todos, y nos dimos el gusto. Fue la etapa más complicada, pero la más satisfactoria.

Me costó tomar esta decisión, porque uno se encariña, se aferra, y se queda. Yo creo que lo estoy haciendo es soltar, soltar algo que dejo en muy buenas manos.

Dicen que los artistas somos sensibles, que vemos las cosas siempre desde otro lado, y creo que es un poco así, siempre trate de no perder eso, a veces la gestión te lleva a enojarte, tener bronca, y yo trate siempre de ir por el camino del equilibrio, que por supuesto lo fui aprendiendo con el tiempo, y me parece que eso no hay que perderlo”.

“Ahora lo que voy a hacer es disfrutar, pero de otras cosas, viajar, dedicarle tiempo a mis 4 hijos. Ese tiempo que no le pude dedicar antes porque fui haciendo todo junto, se dio así, mi carrera docente y mi maternidad.

El haber tenido que dejarlos en guarderías o siempre con alguien para salir a trabajar y ese movimiento que empecé hace 27 años termina ahora.

Voy a empezar a hacer lo que fui postergando”.