“Hay que dejar las mezquindades de lado, después en campaña todos dicen que quieren trabajar por el pueblo”, dispara Vladimir

Vladimir Wuiovich habló con ABC Saladillo sobre la situación que atraviesa el sector industrial en esta pandemia. El Secretario de Desarrollo Local, además, hizo referencia a los anuncios del Progresar y cuestionó el rol de la oposición: “Los que salen a hablar de las cosas buenas también tendrían que hacerse cargo que es su espacio político el que lamentablemente no está pudiendo manejar la situación”, expresó.

Wuiovich, en ese sentido, asegura que “para contener la situación social que es cada vez más compleja, se necesita recursos. Y esos recursos habitualmente salen del sector privado”. Ante esta situación, admite que “el único norte que yo veo es la búsqueda de un consenso” y agrega: “Saladillo fue un ejemplo de consenso en todos estos meses de pandemia, independientemente que alguno pueda estar de acuerdo o no con las decisiones que se tomaron”. A continuación, la entrevista completa:

-¿Cómo les afecta a las industrias esta coyuntura?

Hoy están complicados, muchos rubros están complicados con la falta de insumos. Esto lo he planteado en alguna otra nota: sectores políticos salen a hacer anuncios grandilocuentes de cosas que son positivas, y está bien anunciarlas, pero también hay que hacernos cargo de las cosas que no están saliendo tan bien.

Oportunamente, en el gobierno de Macri, cuando la economía cayó y la inflación era incontrolable, en Saladillo se decía de parte de algunos sectores de la oposición que incluso hacían ollas populares, cuando fue el tema de las tarifas: ‘Macri es Salomón’. Entonces, yo también hoy recuerdo que en octubre pasado la boleta del Frente de Todos era ‘Fernández-Kicillof-Sarlo’.

Entonces, está bueno que salgan a hacer los anuncios del Procrear, que es una política de Estado del gobierno actual y del gobierno de Cristina de las mejores, porque realmente le permitió a mucha gente a acceder a una vivienda digna con un crédito sin que le regalen nada, porque no es que se le está regalando sino permitiendo mediante el acceso a un crédito.

Para que el Procrear se pueda hacer, hubo cuatro años en los que se hicieron obras muy importantes en el predio y por eso Saladillo tiene los macizos de tierra que tiene, para que puedan acceder 178 familias a un lote: se prepararon los caminos, se hizo el cordón cuneta, el alteo y división de los terrenos, la luz, el agua, las cloacas… Son todas obras que se hicieron para que hoy puedan sortearse los lotes y quienes sean adjudicados puedan empezar a construir, no hay que esperar absolutamente más nada.

Ahora, también estaría bueno que le cuenten un poquito por qué la mayoría de los comerciantes locales no pueden recibir insumos para poder trabajar: en la fábrica de zapatillas, industrias cerradas porque no le entregan alambre hace un montón de tiempo, metalúrgicas a las que no les entregan material para hacer obras demoradas hace mucho tiempo; aquellos del sector agropecuario que venden tractores y quieren conseguir repuesto, no lo consiguen, y si lo consiguen no pueden tener ni noción del precio. Y eso multiplícalo por un montón de rubros. Anoche me escribía alguien que se le estaba complicando con el tema maderas.

Está complicado el sector producto al aumento desmedido del dólar. Ellos se asombraban mucho en la época de Macri cuando el dólar estaba a $40 y pico, y hoy está casi $190. Los que salen a hablar de las cosas buenas también tendrían que hacerse cargo que es su espacio político el que lamentablemente no está pudiendo manejar la situación, como en otras cuestiones: tema usurpaciones, que las motorizan agrupaciones sociales amigas del gobierno, y tuvimos casos cercanos en Olavarría y Junín; son cuestiones que preocupan. Y no es una crítica despiadada o mucho menos, es hacerse cargo de lo que nos toca.

Te puede interesar
Jornada sobre el rol de las Cooperativas

Cada cuatro o cinco días aparece un nuevo aumento del combustible; ya se está hablando que, a partir de enero, habrá un aumento de tarifas… recuerdo cuando los militantes del Frente de Todos, no todos pero sí la gran mayoría, hacían las manifestaciones por el tema de las tarifas. Y estaba bien, porque en el gobierno de Macri fue un despropósito lo que se hizo con las tarifas. Como está bien, también, la crítica que se hacía cuando se cayó la economía.

No hay que ser necios y hay que hacerse cargo: en nuestro gobierno, porque fuimos parte de ese gobierno, se han cometido muchísimos errores. Nos hicimos cargo, y electoralmente se pagó. Porque a nivel provincial y nacional se perdieron las elecciones, y a nivel local ese arrastre hizo que se achique la brecha histórica que teníamos. Pero nos hicimos cargo y tuvimos que decirlo.

En este caso, lo que uno pide es lo mismo: háganse cargo de que viene un ministro de Obras Públicas a Bolívar, a 25 de Mayo, a Roque Pérez, invitan al intendente de Tapalqué, anuncian en Roque Pérez y 25 de Mayo obras de cloacas que hasta dudaría del proyecto que había al respecto, y en Saladillo que hay una obra planteada desde hace mucho tiempo, con una seriedad pocas veces vista, con el proyecto aprobado y fecha de licitación concreta, no se hizo.

Y a esa reunión fueron dirigentes locales, el diputado de Saladillo con el ex candidato a intendente, y ni siquiera salieron a hacer un anuncio de que habían planteado el pedido de cloacas, cuando en realidad me parece que es la obra más importante de los últimos 50 años en Saladillo.

Me parece que, en algún punto, hay que dejar las mezquindades de lado. Después en campaña todos dicen que quieren trabajar por el pueblo, todos dicen que van a gastar las alpargatas para recorrer las calles de Saladillo: por lo que he visto en estos 8 meses, que deben ser los peores en la historia de Saladillo, algunos deben tener las alpargatas en la bolsa porque ni siquiera las han sacado, o las usan para ir de la casa al trabajo.

-¿Cuánto tiene que ver la pandemia en todas estas cuestiones?

Seguramente tiene que ver. La pandemia ha generado una crisis mundial, eso está visto y no hay que ser ciego en no analizarlo. Pero hay otras cuestiones que también son decisiones políticas: cuando uno toma la decisión de no tener una política clara o un rumbo claro en lo económico, o sí apostar fuertemente a la contención de un sector pero no tan fuerte al acompañamiento a los otros, creo que tiene que ver también.

Ya pasó en la última época del gobierno de Cristina, que con el cierre de las importaciones hubo un montón de empresas que tuvieron muchísimos problemas porque no recibían insumos. Ahora está pasando otra vez y evidentemente es una política de Estado del gobierno no solucionar estas cuestiones. La pandemia hace su parte pero el Estado también tiene responsabilidades, como todo.

En otros lugares del mundo hubo un fuerte apoyo a los sectores que se cerraban para que puedan seguir sosteniendo su economía. Acá no hubo una política fuerte en ese sentido, más allá del pago del 50% de los sueldos en algunas empresas, y de algunas otras cuestiones que, como digo siempre, en los anuncios es muy bueno pero a la hora de ponerlo en práctica y efectivizarlos siempre está la letra chica que complica un poco la cuestión. De las industrias locales no todos han podido acceder a esos beneficios, que son buenos, no los cuestiono. Pero no son suficientes.

Te puede interesar
Reunión entre Vladimir Wuiovich y la presidenta del consejo escolar María Rosa Negri

-¿Por qué crees que el Estado debe ocuparse más por este sector?

Está demostrado que el Estado no puede con todo. Y para poder dar salud, educación gratuita como tenemos en Argentina  en todos los niveles, y salud que tiene que mejorar pero con la gran cantidad de hospitales públicos, y para dar seguridad; para contener la situación social que es cada vez más compleja, necesita recursos. Y esos recursos habitualmente salen del sector privado, del sector que produce, del sector agroindustrial, de los comercios, de las pymes…

Si las pymes no producen porque no tienen insumos, si el sector industrial no produce porque con el tema del dólar se le pone difícil, si con el sector agropecuario hay una lucha y una puja permanente que no genera una especie de previsibilidad; la producción se va cayendo y, por ende, los recursos genuinos. ¿Cómo terminás sosteniendo el resto de la estructura que sostiene el Estado si los recursos genuinos del privado no se generan? Ahí falta ese complemento.

Uno no niega que tiene que existir todo lo otro, pero para que existan tiene que haber ingresos. ¿Cuáles son mayoritariamente los ingresos del Estado? Los impuestos del privado, mayoritariamente. Si el privado no produce, no hay ingresos. Ahí tiene que estar el equilibrio y tratar de poder solucionar ese tipo de cuestiones.

Evidentemente uno sentado desde aquí lo debe ver mucho más fácil de lo que debe ser, pero alguna alternativa tenemos que encontrar porque la inflación sigue, y este año va a ser muy alta. Ayer un amigo me ponía el ejemplo de la hermana que vive en España, y todos los meses le manda un dinero para pagar algunos gastos que tiene acá de unos departamentos, que no los tiene alquilados en este momento: el mes pasado le mandó 100 euros y cuando los fue a cambiar le dieron $14.000; este mes le mandó 100 euros y cuando los fue a cambiar al banco le dieron $18.000.

Eso significa la devaluación que está teniendo nuestra moneda, que por ahí no nos damos cuenta del todo en el día a día, los que vamos al supermercado, si bien vemos el aumento en algún producto, no tomás real dimensión de lo que está pasando. Ahora, cuando te lo ejemplifican con estos casos, se nota y mucho. Se nos va a complicar la salida, pero hay que ser optimistas y no perder la esperanza, que eso sería terrible, y acompañar al gobierno.

Y el gobierno deberá también abrirse a las opiniones de algunos otros y no cerrarse en los núcleos duros, porque cada vez que le pasó eso, de hecho, al gobierno de Macri en su última etapa, se cerró en su núcleo duro de Marcos Peña y Durán Barba y evidentemente terminamos muy mal. El gobierno deberá repensar su estrategia para terminar de la mejor manera el trayecto que le queda.

-¿Hay lugar para consensos en temas macro como el dólar? ¿Qué salida hay?

A mí me parece que la salida es netamente política, y es de una buena vez terminas con las antinomias del River-Boca permanente. Esta famosa grieta, que no nació con el kirchnerismo sino que viene desde unitarios y federales, les sirve a unos pocos. Si uno analiza la grieta política, le sirve a Macri para tener un porcentaje del electorado y al kirchnerismo para tener del otro, pero hay un montón de gente entre medio que termina siendo víctima de esa grieta.

Te puede interesar
Se emitió la primera habilitación comercial 100% digital en Saladillo

Me parece la posibilidad de la búsqueda de un consenso, donde se defina un norte en cuatro o cinco ejes elementales con una política de Estado a 20, 30 o 50 años; y el que venga que discuta si se asfalta la 205 o la 51, pero que en materia económica, educativa, industrial, y salud o seguridad, el norte sea uno luego de un consenso discutido, tal vez, durante uno o dos años y con todos los actores: políticos, sindicales, industriales, de la salud, sociales… una mesa en serio, grande, que se pueda marcar un rumbo. ¿Es utópico? Si, en este contexto es re contra utópico. Pero hay países del mundo que lo hicieron, y les ha ido muy bien.

El único norte que yo veo es la búsqueda de un consenso. Porque si cuatro años gobierna uno, y sale a 180 kilómetros para el norte, y el otro durante cuatro años sale 180 kilómetros para el sur, evidentemente nunca va a haber una política clara. ¿Qué generaría la posibilidad de un consenso a futuro? Previsibilidad ¿Qué genera la previsibilidad? Inversiones. Y, en ese contexto, me parece que puede empezar a haber una recuperación. Lleva mucho tiempo, nadie puede esperar recetas mágicas, pero lo que no nos puede pasar es echar la culpa permanentemente.

Acá se gobierna con el espejo retrovisor, no se gobierna mirando para delante. Ayer me tocó estar en un Zoom en el que lo único que hicieron los expositores fue hablar de los cuatro años anteriores. No hubo una sola propuesta concreta. Ya hace 11 meses que gobiernan: cuando uno se presenta a ser candidato de algo, se supone que tiene un mapa de lo que va a agarrar. Y si lo que vas a agarrar se te torna ingobernable, directamente no te presentes. Y que se presente otro que tenga una propuesta para la salida.

Macri estuvo dos años criticando la herencia de Cristina, y ahora Fernández lleva un año criticando la herencia de Macri. No es por ahí la salida: la salida es con consenso, no hay otra. Y hay demostraciones de consenso, hasta del pago chico.

Saladillo fue un ejemplo de consenso en todos estos meses de pandemia, independientemente que alguno pueda estar de acuerdo o no con las decisiones que se tomaron. Al despacho del intendente entró el bloque de la oposición, el diputado de la oposición, los directores del hospital, el gobierno de la provincia… entraron todos, y todos opinaron. Y no pasa lo mismo en los pueblos vecinos. Cravero está esperando que lo llamen hace ocho meses en Roque Pérez, y perdió la elección por 20 votos. En Roque Pérez no sucede lo mismo con la oposición.

Y hay responsabilidad de las dos partes, porque si la oposición participó es porque quiso estar… Pudo haberse puesto en la vereda de enfrente y haberse dedicado a pegar, pero decidió participar. Ese es un gesto de grandeza a la hora de analizar la situación. En otros lugares hay que ver cómo es la realidad, pero siempre el que convoca es el que gobierna. Si Fernández convoca, después analizaremos las mezquindades que pueda llegar a tener la oposición de acuerdo a esa convocatoria.