Advierten que no adquieran entradas de fiestas que no tengan la debida autorización municipal.

Quienes adquieran este tipo de entradas pueden ser víctimas de estafa, siendo responsables directos quienes organizan las mismas, como así también los propietarios de los locales y las instituciones que presten su nombre para ello.

Te puede interesar
La secretaria de salud pública puso a disposición insumos para celíacos