Comunicado de REMSAL, integrantes de la Cámara de Comercio Industria y Producción de Saladillo

Visto las medidas económicas que se han dado a conocer hasta el momento, no contemplan o lo hacen de modo muy parcial la problemática de las PYME, comerciales, industriales y de servicios, considerando la mayor parte de las actividades catalogadas como no esenciales han cerrado sus puertas desde el primer día de cuarentena y consecuentemente no han generado ingresos desde dicha fecha, y las que han continuado con actividad han visto sustancialmente disminuidos sus niveles de facturación, es imposible hacer frente a obligaciones salariales, impositivas ,proveedores y financieras. Esta situación generado por las razones de público conocimiento viene a sumarse al proceso recesivo en que se haya la economía desde principios de 2018, entrando en su tercer año, una circunstancia inédita para nuestro país por su duración y con contados antecedentes a nivel mundial

Por tal motivo se solicita la aplicación de una serie de medidas tendientes a superar este difícil momento.

1) Que el Estado Nacional vía ANSES se haga cargo del pago del 70% del salario de las pymes que han sido catalogadas como no esenciales, y de aquellas que lo son el 50% de los mismos.

2) Suspensión de pago de Cuota de Monotributo, Impuestos al Valor Agregado, Ingresos Brutos y Ganancias por los períodos cuyo vencimiento opere durante la suspensión de actividades.

3) Una vez reanudada la actividad se amplíe la moratoria de Afip y de impuestos provinciales vigente permitiendo incluir obligaciones vencidas hasta dicha fecha.

4) La suspensión de pago de planes vigentes de moratorias en los 3 niveles estatales, y sumado a intereses, multas y demás medidas

5) Que se elimine los componentes impositivos, de tasas provinciales y municipales de las facturas de servicios públicos.

6) La prórroga de plazos de vencimientos de créditos de distinta índole, como también de los pagos de Tarjeta de Crédito, por un periodo de 180 días o hasta que la actividad económica dé signos positivos de reactivación

7) Suspensión de operaciones de clearing, manteniendo las transferencias por medios electrónicos para las actividades esenciales. Una vez reanudada la actividad se establezca un plazo de gracia de 30 días para cubrir los cheques emitidos en el período de cuarentena sumados al plazo transcurrido entre el 20 de Marzo de 2020 y la fecha de emisión del cheque sin intereses.

8) Establecer un mecanismo de refinanciación de pasivos bancarios y nuevas líneas de crédito a tasas razonables y plazos amplios de 3 a 10 años para recomponer la solvencia financiera de Pymes que como se señaló vienen arrastrando en los últimos años costos financieros de usura de 20 ó 30 puntos sobre la inflación en un contexto recesivo que han diezmado su capital de trabajo y ahora ven sumada esta situación.

Entendemos y apoyamos la prioridad en cuidar la salud de la población en primer término y que estas medidas van a tener un elevado costo fiscal y en términos de inflación pero no tomarlas provocarán la destrucción de miles de Pymes , el sustento de empleados y sus propietarios y familias, solicitamos también el estado en sus 3 niveles tenga un gesto hacia la sociedad reduciendo gastos no esenciales y remuneraciones de los escalafones más altos.

SEBASTIAN TORRISSI

PRESIDENTE

Ayacucho

Cañuelas Castelli

Cnel. Brandsen Chascomús Dolores

Gral. Alvear Gral. Belgrano Gral. Guido Gral. Las Heras Gral. Paz

Las Flores Lezama Lobos Maipú Marcos Paz Navarro Saladillo

S. M. Del Monte Pila

Rauch Roque Pérez Tapalque Tordillo