El “eclipse del siglo”

El sur de la Argentina fue el escenario privilegiado para observar en su totalidad un eclipse solar, que no volverá a repetirse hasta 2048.

Desde la localidad neuquina de Piedra del Águila donde se pudo ver por primera vez la umbra, a las 13.07. La escena fue inolvidable: el Sol se ocultó detrás de la Luna, dejando ver sus imperfecciones en algunos destellos que surgían por detrás del satélite de la Tierra, como un anillo de luz. Los colores blanco, rojo y naranja fueron los protagonistas de este momento que emocionó a la población, tras un año que resultó muy duro por la pandemia de coronavirus.

En medio de la falsa noche, también aparecieron las estrellas y se dejaron ver los planetas Saturno, Júpiter, Mercurio y Venus. Las condiciones meteorológicasen Neuquén fueron favorables, con cielo despejado, aunque también con fuertes vientos.

“Es imposible acostumbrarse a esto, estamos en otro planeta, parece otro mundo, el cielo se empieza a oscurecer”, contaba el enviado de TN José Bianco mientras de fondo se escuchaban los gritos y aplausos de los presentes.

Durante el fin de semana, viajaron a distintas ciudades de estas dos provincias investigadores y turistas, atraídos por este fenómeno astronómico. Por eso, el municipio de Piedra del Águila preparó un predio de observación de dos hectáreas a la vera de la ruta nacional 237 con todos los servicios, desde donde se transmitió el eclipse al mundo.Play Video

El segundo móvil de TN se ubicó en la costa de San Antonio Este, en Río Negro, donde la oscuridad total llegó a las 13.19 y se extendió hasta las 13.21. Allí, turistas, locales y aficionados que se habían juntado en la playa para observar el fenómeno junto al mar, elevaron las cámaras de sus celulares al cielo para poder registrarlo. En un momento, sus pantallas fueron la única iluminación del lugar.

En la costa marítima de esta provincia el clima no acompañó al eclipse, desde la mañana estuvo nublado e inestable, con algunos chaparrones. Sin embargo, en el momento clave las nubes se corrieron un poco y dejaron ver parte del evento natural.

Te puede interesar
Rreprogramación de "el relincho" en la esquina

El eclipse solar también se pudo ver en forma parcial en el resto de la Argentina, en un 99% en lugares como Bahía Blanca y Puerto Madryn, y en países de América Latina como Chile -que también tuvo zonas privilegiadas-, Perú, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Brasil.

En la Ciudad de Buenos Aires, se dejó ver en un 75%, a las 13:32. Sin embargo, no se oscureció el día sino que bajó levemente la luminosidad. El Planetario Galileo Galilei puso una pantalla gigante con una cuenta regresiva hacia el momento de mayor cobertura del sol. Decenas de aficionados se juntaron alrededor del edificio para poder mirar el fenómeno, en una jornada de cielo despejado.

La franja donde el eclipse fue total abarcó las localidades cordilleranas de Junín de Los Andes, Malleo, Pilolil, Aluminé, Estancia San Ignacio, Las Coloradas, Sañico, Estancia La Negra, Zaina Yegua, Piedra del Águila y Bajada Colorada en la provincia de Neuquén. También incluyó El Cuy, Sierra Colorada, Ramos Mexia y Valcheta, en la línea sur de la provincia de Río Negro, y en la costa atlántica de la misma provincia: en San Antonio, y los balnearios Las Grutas y El Cóndor.

Fuente: TN