Hace 130 nacía la unión cívica de la juventud (01-09-1889)

- Publicidad -

“hace 130 años nacía la unión cívica de la juventud que luego daría origen a la unión cívica radical como expresión de los reclamos nacionales, populares, federales y democráticos del país. los radicales de este tiempo deberíamos y debemos honrar esos principios fundantes” carlos antonio gorosito.


“José Ingenieros escribió en su libro Las Fuerzas Morales:” “La juventud es levadura moral de los pueblos. Cada generación anuncia una nueva aurora, la arranca de la sombra, la conciencia en su anhelar inquieto. Si mira alto y lejos, es fuerza creadora. Aunque no alcance a cosechar los frutos de su siembra, tiene segura recompensa en la sanción de la posteridad. De seres sin ideales ninguna grandeza esperan los pueblos”. Lo escribió mucho después del nacimiento de la Unión Cívica de la Juventud que ocurrió el 1 de septiembre de 1889 hace 130 años. En esa frase se pone manifiesto el valor y el potencial moral que tienen los jóvenes en la historia de los pueblos. El 20 de agosto de 1889, Francisco Barroetaveña, un joven abogado entrerriano, escribió en el diario La Nación un artículo titulado «Tu quoque juventud (en tropel al éxito)» que tuvo un enorme éxito, donde cuestionaba a la juventud que acompañaba al presidente Juárez Celman:

«Esta y aquella adhesión no significan otra cosa que la renuncia a la vida cívica activa de los jóvenes, para desaparecer absorbidos por una voluntad superior que los convierte en meros instrumentos del jefe del Poder Ejecutivo». El Dr. Miguel Juarez Celman era cuñado de Julio Argentino Roca y el país bajo su presidencia estaba atravesando por una situación muy difícil, una gran cris económica, con desocupación, huelgas y fuertes denuncias de corrupción al gobierno. Muchos jóvenes que se venían reuniendo cuestionando al Gobierno de Juarez Celma se acercaron a Barrotaveña para felicitarlo por su artículo en La Nación. Entre los jóvenes que se reunían para analizar la situación política del país estaban además de Berroetaveña, Modesto Sánchez Viamonte, Carlos Zuberbüler, Carlos Videla, Emilio Gouchon, Marcelo T. de Alvear (quién sería futuro Presidente de la Nación), Juan B. Justo, Manuel A. Montes de Oca, Tomás le Breton, entre muchos otros. Los jóvenes para «para provocar el despertamiento de la vida cívica nacional» en una de las asambleas decidieron convocar a un Mitin. El Mitin se realizó el 1 de Septiembre de 1889 en el Jardín Florida y concurrieron más de 3.000 personas y personalidades políticas de la oposición al gobierno entre los que se encontraban Leandro Alem, Aristóbulo del Valle, Bartolomé Mitre, Pedro Goyena, Vicente Fidel López, Bernardo de Irigoyen, entre otros. Quedo constituida entonces la Unión Cívica de la Juventud que fue presidida por Francisco A. Barroetaveña, acompañado por Emilio Gouchón, Juan B. Justo, Martín Torino, Marcelo T. de Alvear, Tomás Le Breton, Manuel A. Montes de Oca, entre otros. Esta fue la Declaración de Principios de la UNIÓN CÍVICA de la JUVENTUD

1) Constituir en esta capital un centro político bajo la denominación de Unión Cívica de la Juventud.-
2) Concurrir a sostener dentro el funcionamiento legítimo de nuestras instituciones, las libertades públicas, en cualquier punto de la nación donde peligren.
3) Levantar como bandera el libre ejercicio del derecho de sufragio, sin intimidación y sin fraude y condenar toda intervención oficial en los trabajos electorales.
4) Protestar contra todo acto que turbe o impida el libre ejercicio del derecho electoral y perseguir el castigo de los culpables por todos los medios legales.
5) Proclamar la pureza administrativa de todas sus ramas.
6) Hacer propaganda para levantar el espíritu público, inspirando a los ciudadanos un justo celo por el ejercicio de sus deberes cívicos. 
7) Propender a garantizar a las provincias el pleno goce de su autonomía y asegurar a todos los habitantes de la República los beneficios del régimen municipal.
8) Ayudar las iniciativas que tengan por objeto asegurar, por acción propia de los ciudadanos, los elementos de la defensa nacional.
9) Tomar parte activa en los movimientos electorales, considerando el ejercicio del sufragio como deber de ciudadano.
10) Invitar a la juventud independiente del resto de la República a constituir centros políticos de acuerdo con los propósitos que quedan enunciados. 
11) Concurrir a un movimiento político general, que encarne los altos fines que persigue la juventud independiente. El 13 de Abril de 1890 la Unión Cívica de la Juventud pasaría a ser la Unión Cívica bajo la presidencia de Leandro N. Alem y posteriormente la Unión Cívica sería el origen de la Unión Cívica Radical. José Ingenieros había escrito en Las Fuerzas Morales mucho tiempo después del nacimiento de la Unión Cívica de la Juventud lo que sigue: “Es ventura sin par, el ser jóvenes en momentos que serán memorables en la historia. Las grandes crisis ofrecen oportunidades múltiples a la generación incontaminada, pues inician en la humanidad una fervorosa reforma ética, ideológica e institucional. Una nueva conciencia histórica deviene en el mundo y transmuta los valores tradicionales de la justicia, el derecho y la cultura. Intérpretes de ella, los que entran en la vida siembran fuerzas morales generadoras del porvenir; desafiando el recrudecer de las resistencias inmorales que apuntalan el pasado”. La Juventud de la Unión Cívica lucho para lograr el sufragio como expresión soberana del pueblo y una argentina mejor diríamos hoy con Justicia Social, Inclusión e Igualdad de Oportunidad, pero la Unión Cívica de la Juventud deja un Gran Legado: el nacimiento de la Unión Cívica Radical que irrumpiría en el escenario político del país como las expresión de los reclamos nacionales, populares, federales y democráticos. Los radicales de este tiempo deberíamos y debemos honrar esos principios fundantes”. Carlos Antonio Gorosito, Ex  -Intendente Municipal (1991-2015)  Ex – Presidente del Comité de la Pcia. de Bs.As de la UCR (2005-2007),Saladillo,1 de Septiembre de 2019.