Hamilton ganó de punta a punta y es líder absoluto de la Fórmula 1

Lo hizo en el séptimo Gran Premio de la Fórmula 1 2020 que se disputó en Bélgica y sumó así la quinta victoria sobre siete carreras que se disputaron en el año. Además, sumó su victoria número 89 en su carrera profesional como piloto de la F1

Con otra contundente demostración de Lewis Hamilton, la confirmación del poderío de Red Bull y una previsible desinteligencia de las Ferraris de Leclerc y Vettel, el séptimo Gran Premio de la Fórmula 1 de Bélgica marcó un precedente en el campeonato de pilotos y constructores, que a casi media temporada 2020 tiene como claro favorito al británico con la escudería Mercedes.

Justamente Hamilton, a quien su familia bautizó Lewis en honor el legendario corredor norteamericano Car Lewis, apenas sufrió el rigor de la pelea por el primer puesto en la primera mitad de la carrera, logrando desprenderse en la parte final y sacando una notable y definitiva ventaja ante su compañero Valteri Bottas y el conductor de Red Bull, el holandés Max Vertappen.

Con este resultado, Hamilton se mantiene en lo más alto de tabla en el campeonato de pilotos y con él, Mercedes se convierte en el principal candidato a quedarse con el campeonato de constructores cuando casi se han disputado la mitad de las carreras en la presente temporada, siendo Red Bull, por el estupendo trabajo de Vertappen, la única escudería que insinúa dar pelea, y la única que ganó una sola carrera (en el Circuito de Silverstone el pasado 9 de agosto) con el triunfo del holandés.

Te puede interesar  Reconocimiento al "programador saladillense" Andrés Angelani

Las otras carreras las ganaron los Mercedes con Hamilton en cinco ocasiones y Bottas en la primera carrera del año en Austria, cuando una Ferrari logró hasta el momento el mejor lugar en lo que va del año consiguiendo la segunda colocación con Leclerc.

Ayer, en efecto, el trabajo de la mítica escudería italiana dejó mucho que desear: Leclerc y Vettel arrancaron en los puestos 13 y 14 y en el desarrollo de la carrera no solo tuvieron problemas para escalar posiciones, sino que se registraron extrañas maniobras cuando Vettel intentó en más de una ocasión superar a su compañero.