Información Senasa

- Publicidad -

Durante la reunión se trataron temas vinculados a la sanidad animal, la calidad e inocuidad en la pequeña y mediana producción agroalimentaria y el control de frutas y hortalizas frescas, entre otros.

 

CHIVILCOY (Buenos Aires), 14 de enero de 2016 – Con el fin de coordinar políticas de acción y estrategias conjuntas de trabajo, tendientes a mejorar la calidad e inocuidad de los alimentos en la región se llevó a cabo una reunión entre autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y de la intendencia de Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, el pasado 13 de enero.

 

- Publicidad -

El encuentro fue encabezado por el director del Centro Regional Buenos Aires Norte, Juan Ernesto Rebagliati y el intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos. Además participaron por Senasa, la coordinadora de Sanidad Animal, Felicitas Recalde; el supervisor de Inocuidad, Juan Pablo Colonna; el Veterinario Local Rodrigo Menendez y el referente de Comunicación Institucional, Cristian Rocca; mientras que por el municipio estuvieron presentes, Eduardo Galland, director de Calidad Alimenticia Zoonosis y Medio Ambiente (CAZMA) y  María Dell Immagine, directora de Producción y Empleo.

 

Entre los temas abordados se trató el desarrollo de procedimientos integrales que permitan consolidar las prácticas y condiciones de sanidad, calidad e inocuidad sistémicas en la mediana y pequeña producción.

 

También se destacó la importancia de trabajar en conjunto, pretendiendo lograr espacios interinstitucionales de discusión y debate necesarios para planificar y desarrollar acciones preventivas y de control en la inocuidad agroalimentaria y las enfermedades zoonóticas (enfermedades de los animales transmisibles al ser humano). Estas mesas interinstitucionales tienen por finalidad analizar las diferentes problemáticas higiénico-sanitarias y así poder brindar una solución integral a temas vinculados con la inocuidad de los alimentos y las zoonosis.

 

En esta oportunidad, Rebagliatti explicó las competencias del Sistema de Control de Frutas y Hortalizas Frescas (Sicofhor) y detalló las facultades y obligaciones que le corresponden a las autoridades sanitarias nacionales, provinciales y municipales, en materia alimentaria y control higiénico-sanitario, resaltando el grado de responsabilidad de cada uno de los actores involucrados en la cadena de producción agroalimentaria.

Te puede interesar
La Defensoría seguirá atendiendo presencial en Saladillo

 

Las autoridades regionales del Senasa también se refirieron a las enfermedades zoonóticas y su impacto social. La intensa actividad comercial y la movilización de personas, animales, sus productos y subproductos propician un nuevo paradigma de enfermedades emergentes y reemergentes. Esta enfermedad tiene su origen en el consumo de alimentos contaminados o en el contacto directo con animales infectados. De esta manera, los riesgos comienzan en la granja, continúan en la manipulación incorrecta de los alimentos y finalmente pueden llegar a la mesa. Por tanto la clave para evitar las zoonosis radica en la prevención y control en toda la cadena alimentaria, obligando a los sectores de salud pública y salud animal a trabajar de manera conjunta.

 

Además, las autoridades se comprometieron a realizar las gestiones correspondientes para crear espacios de capacitación destinados a cada uno de los actores intervinientes, según las necesidades propias de cada sector.

 

Por último, se fijaron lineamientos en torno a la necesidad de trabajar en forma coordinada con las áreas de bromatología y producción municipal, remarcando, para tal fin, la funcionalidad y operatividad de las distintas áreas del Senasa. .