La CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires en estado de alerta y movilización

- Publicidad -

La mesa provincial de la CTA Autónoma, emitió un comunicado donde se solidariza con todos los trabajadores y trabajadoras despedidos y cesanteados durante los últimos días, tanto de la órbita pública como privada. Y, por este motivo, llama a participar activamente de todas las acciones y medidas que desde las distintas organizaciones pertenecientes a la Central se promuevan en defensa de las fuentes laborales, así como brindar la solidaridad y adhesión a todas aquellas medidas que vayan en ese sentido tomadas por organizaciones por fuera de la misma.

Los trabajadores en general y particularmente los trabajadores del Estado comenzaron a ser la variable de ajuste para las distintas jurisdicciones de gobierno, que en un número significativo de municipios de la provincia de Buenos Aires, no dudaron en implementar medidas para generar despidos masivos  y condiciones de precarización para los compañero. Los despidos se suman a la brutal pérdida de poder adquisitivo, de más del 40%, acontecida durante el mes de diciembre, como consecuencia de las medidas económicas implementadas por el gobierno de Macri”, manifiesta el comunicado.

Y agrega, basándose en datos aportados por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE): “Alrededor de 8 mil trabajadores Estatales, en lo que va de este nuevo gobierno, han sido despedidos de los municipios bonaerenses.  Los distritos más afectados, fueron los de La Plata, Quilmes, Lanús, Esteban Echeverría, Lobos, Escobar, Chivilcoy y General Madariaga.  Sumado a esto un decreto, con fecha 26/15 publicado el 5 de enero de la Gobernadora María Eugenia Vidal, suspende la vigencia de la Ley de Relaciones Laborales y Negociación Colectiva para los trabajadores municipales, que entra en vigencia el 6 de enero, intentando dilapidar las conquistas de los trabajadores del sector. En cuanto a los trabajadores del estado provincial, la situación no es muy distinta, ya que desde la gobernación se suspendieron las negociaciones paritarias”.

En este sentido, el secretario general de la CTA Autónoma Provincia de Buenos Aires, Oscar “Colo” de Isasi aseguró que “los despidos masivos tienen que ver con una decisión del gobierno de que la crisis la paguemos los trabajadores y los sectores más vulnerables. Y esta situación no se da solamente en el sector estatal, el sector privado está sufriendo suspensiones y despidos en distintas ramas de actividad. Desde la CTA, nos sumamos a todas las acciones que desde las distintas organizaciones de trabajadores se lleven adelante como respuesta a la ola de despidos y de pérdida de poder adquisitivo, en especial a las que desde ATE, CICOP y otras organizaciones se están promoviendo para los próximos días”.

- Publicidad -
Te puede interesar
Semana de EcoMóvil

En otro orden, de Isasi se refirió a la situación de los trabajadores municipales y a los incidentes ocurridos en La Plata: “Los despidos masivos y la suspensión de la Ley Paritaria de los trabajadores Municipales atestiguan que, por un lado echan trabajadores y por otro lado intentan generar la perdida de las conquistas laborales por medio de medidas de neto corte  autoritario, como lo es un decreto firmado entre gallos y media noche, a espaldas de los trabajadores, queriendo evitar así la instrumentación de derechos tales como; la negociación paritaria, un salario mínimo unificado, la reducción sustancial de la precarización laboral, la licencia por violencia de género, el desarrollo de una carrera administrativa justa y la representación plural de los trabajadores en la mesa de negociación, entre otros avances”.

Además, repudió la “decisión del gobierno de reprimir la creciente protesta social y laboral con las fuerzas de seguridad, como en el caso de la brutal represión en la Municipalidad de La Plata, la  de los trabajadores de Cresta Roja y la golpiza a los trabajadores municipales  de Esteban Echeverría”.

Que haya 4600  despidos en la plata y miles de cesanteados en la provincia evidencia que en el Estado hay miles de trabajadores que durante estos años se han mantenido  en condiciones laborales de precarización. Lo que ha sido una herramienta de  disciplinamiento cotidiano bajo la amenaza permanente de perder la fuente laboral que se consolidó en los gobiernos anteriores, pero que de ninguna manera  se resuelve con despidos y ajustes, sino pasando a planta permanente a los miles de trabajadoras y trabajadores que día tras día ponen lo mejor de sí a pesar de los bajos salarios, de la precariedad laboral en que desarrollan sus tareas, para que el estado sirva a los interés del pueblo”, sentenció de Isasi.