La muerte de Fabián Gutiérrez: el juez del caso afirmó que “no hay elementos políticos que amerite un traslado a la justicia federal”

El magistrado Carlos Narvarte, además, denegó la excarcelación de los cuatro sospechosos del crimen. Este domingo se realizó la autopsia al cuerpo: tenía signos de tortura y un corte en el cuello.

El juez Carlos Narvarte, a cargo de la investigación sobre la muerte de Fabián Gutiérrez, ex secretario privado de Cristina Kirchner, afirmó hoy que “da la impresión de que lo golpearon por una exigencia de dinero” y aseguró: “No veo un elemento político que amerite el traslado a la justicia federal”.

Además, el magistrado rechazó conceder la excarcelación a los jóvenes detenidos: Facundo y Santiago Zaeta, Facundo Gómez Chávez, y Pedro Monzón. A partir de ahora, tiene diez días para resolver la situación procesal de los sospechosos por el crimen, según relató. También, esta tarde finalizó la autopsia sobre el cuerpo del ex secretario, que en su resultado preliminar arrojó signos de tortura, golpes y cortes.

De este modo, el examen realizado por médicos forense, hecho hoy en la ciudad de Río Gallegos, reveló una herida en su cuello que pudo haber sido producida con un cuchillo, elemento que se halló en el marco de los distintos allanamientos efectuados. “Se está analizando un cuchillo que encontramos, tenía rastros de sangre”, expresó el magistrado en declaraciones a radio 10, en referencia a ese elemento

Así, según puedo saber Infobae, el cadáver, además, estaba desfigurado, presentaba signos de tortura y tenía un corte en el cuello. Es decir que antes de morir, Gutiérrez sufrió una gran golpiza y tajos que le habrían causado la muerte.

Luego, el juez Narvarte indicó donde fue asesinado el exsecretario: “En su propia casa”. Y agregó: “Los cuatro detenidos estuvieron en ese lugar, sin embargo aún me falta analizar todo el material hallado, entre esas cosas, el resultado final de la autopsia. Por eso les denegué el pedido de excarcelación. A partir de ahora tengo 10 días para resolver la situación procesal de los cuatro detenidos”.

En tanto, según afirmó el juez, tres de los detenidos se negaron a declarar y solo Pedro Monzón aceptó hablar en sede judicial. Sobre esto, reveló que “en principio se lo ubica a Facundo Zaeta como el auto material del crimen”.

Y siguió: “No puedo adelantar nada que signifique una opinión”. Aunque aclaró que según se cree, el móvil del crimen “fue por una exigencia de dinero”. Sin embargo, sostuvo que “esa linea investigativa aún se puede profundizar, pero da esa impresión”. De esta forma, descartó, hasta el momento, vinculaciones políticas con el homicidio.

Luego, se expresó sobre la mecánica del crimen: “Debido a la cercanía que tenía uno de ellos (Zaeta) con Gutiérrez, pudo ingresar a la casa. Y después, obviamente, se pudo haber desencadenado esta situación en común acuerdo con el resto de los amigos”, dijo el juez.

Y agregó: “Lo real y concreto es que hay participación de más de una persona en el hecho”. Así, hasta el momento, el hecho está caratulado como “homicidio agravado por el número de personas”.

Este domingo en horas de la madrugada a la capital de Santa Cruz, efectivos de la Unidad de Traslados del Tribunal Superior de Justicia arribaron en uno de sus móviles, custodiado por la policía federal, donde trasladaron el cuerpo de Fabián Gutiérrez para practicarle la autopsia, que finalizó por la tarde.

El empresario de 46 años, ex secretario de Cristina Kirchner, había desaparecido el pasado jueves 2 de julio. Finalmente, dos días más tarde y después de una intensa búsqueda, fue hallado muerto en El Calafate. La noticia conmocionó al país y entregó un sinfín de interrogantes hipótesis.

Las primeras precisiones del caso las entregó el propio Narvarte, juez que investiga el asesinato, quien reveló que el cuerpo de Gutiérrez, sin vida bajo tierra en una casa situada en el barrio Aeropuerto Viejo, estaba “envuelto en una sábana con un golpe en la cabeza y con heridas de arma blanca”. En sus declaraciones, el magistrado también se anticipó ante una de las sospechas entregadas: “No tiene nada que ver con una cuestión política”.

Por el crimen fueron detenidos cuatro sospechosos, uno de los cuales declaró ante la Policía. Se trata de Facundo Zaeta, un joven de 19 años que admitió que tenía una relación con la víctima. En su declaración frente a la policía, que brindó pasadas las 17:45 horas del viernes pasado en la Comisaría Primera de El Calafate, el acusado explicó que estuvo con el ex secretario de la vicepresidente antes de su desaparición y parte de sus dichos derivaron en el allanamiento en el que se encontró el cadáver del hombre.

De acuerdo con lo que contó el sospechoso ante los efectivos, ambos tenían “una amistad con derecho a roce”, pero todavía se estaban “conociendo”, ya que Gutiérrez acababa de terminar una relación amorosa con otra persona. Más tarde, Zaeta cuando le tocó dar su declaración como imputado frente al juez, se negó a brindar su testimonio. El único que aseveró los hechos en sede judicial fue Monzón, el resto se negó.

Según dijeron fuentes oficiales a Infobae, los asesinos establecieron un vínculo amoroso con la víctima para luego poder chantajearla y sacarle dinero. El plan, sin embargo, se desvió trágicamente y terminó de la peor manera. Tras una rápida investigación llevada adelante por el mencionado magistrado y por la fiscal Natalia Mercado, que incluyó allanamientos y el secuestro de elementos importantes para la causa, lograron la detención de estas cuatro personas que estarían involucradas en el hecho.

De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, los supuestos asesinos no superan los 23 años de edad. Facundo Zaeta, el más joven, es nieto de Oscar Zaeta, de 71 años, el más tradicional escribano de la localidad, que incluso escrituró varias de las operaciones inmobiliarias en las que estuvo involucrada la familia Kirchner.

Según se cree, al ex secretario lo secuestraron para obtener un rédito económico y luego lo mataron. Al parecer, lo golpearon brutalmente para obtener información y como no lograron lo que pretendían -indicaron las fuentes-, “le habrían cortado el cuello”. Las heridas de arma blanca también fueron confirmadas por el magistrado luego de recorrer el lugar del hallazgo.

Fuente: infobae