Mauricio Macri: «Se terminó la época en que la obra pública sólo estaba ligada a la corrupción»

- Publicidad -

La declaración de Macri no fue inocente ni fortuita. Lo hizo cuando supervisaba los avances de la electrificación del Ferrocarril Roca, obras ligadas al transporte, un área que al kirchnerismo le valió no pocas causas en la Justicia. Sin ir más lejos, Ricardo Jaime, encargado de esa secretaría durante buena parte de la gestión kirchnerista, está preso por una investigación por corrupción.

La corrupción en la obra pública es por estos días materia de preocupación en la opinión pública, según lo han reflejado diversas encuestas. Además de Jaime y los procesos con otros jubilados, el tema ganó lugar en la agenda a raíz del renovado impulso que tuvo la causa de lavado de dinero que involucra el empresario Lázaro Báez, cuya fortuna se presume está relacionada a negocios con el estado santacruceño.

Macri estuvo acompañado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el intendente quilmeño Martiniano Molina. Junto a operarios que trabajan en la electrificación del Roca, señaló que representan «el compromiso» por parte del Gobierno «de impulsar el desarrollo de la infraestructura en el país».

NA

- Publicidad -

Las obras

De acuerdo informó el Ejecutivo en un comunicado, las obras forman parte de la electrificación total de la línea Roca hasta La Plata, que beneficiarán a más de 400 mil personas que usan ese
medio de transporte y crearán 1220 puestos de trabajo.

«Esto va a generar una ventaja muy grande a los pasajeros en comodidad, seguridad y tiempo», señaló el mandatario y agregó que «la obra pública debe traer beneficios y ventajas en la calidad de vida de la gente y la electrificación del Roca así lo demuestra».

Las obras se enmarcan en el «Proyecto de Modernización del Ferrocarril General Roca», cuyo costo asciende a 500 millones de dólares, financiadas por un crédito del BID (60 por ciento) y por aportes del Tesoro Nacional (40 por ciento).

NA

La electrificación y los trabajos complementarios de infraestructura permitirán que los trenes alcancen una velocidad de 100 kilómetros por hora y tengan una mejor frecuencia.

Te puede interesar
Detienen a roba ruedas con colaboración del sistema de monitoreo de Saladillo

Además, se renovará todo el sistema de señalamiento para implementar un método automático de frenado que hará más seguros los viajes para los pasajeros y la operatividad del personal ferroviario.

A mediados de febrero ya se había inaugurado el nuevo servicio eléctrico del Ferrocarril Roca en el tramo Constitución-Quilmes, y se encuentran en proceso las obras para extender el servicio hasta la estación Bosques, que se sumaría a los tres tramos de las línea que ya están electrificados: desde la cabecera de Constitución a Ezeiza, Alejandro Korn y Claypole.