Murió José Luis Brown, campeón del mundo con Argentina en México 1986

- Publicidad -

El «Tata» falleció a los 62 años. Llevaba una larga lucha contra una dura enfermedad neurodegenerativa como el Alzheimer.

José Luis «Tata» Brown, campeón mundial con Argentina en México 1986 y autor de un gol en la final ante Alemania, murió en la noche de este lunes a los 62 años en una clínica de La Plata. El «Tata» llevaba una larga lucha contra el Alzheimer, una dura enfermedad neurodegenerativa.

Estudiantes de La Plata, club donde brilló y dejó una huella imborrable como capitán del equipo campeón de 1982, con Carlos Bilardo como entrenador, confirmó la triste noticia mediante su cuenta de la red social Twitter.

«Un día de máxima tristeza para la Familia Albirroja, nos deja nuestro gladiador José Luis Brown. Su memoria y su amor por el club perdurará eternamente. ¡Hasta siempre Tata! Capitán, Campeón del mundo y ferviente defensor de la filosofía Pincharrata», fue el sentido mensaje.

El histórico gol del «Tata» Brown a Alemania en la final del Mundial de México 1986

En enero de este año, el Tata tuvo que ser internado de urgencia por su enfermedad degenerativa, que decantó en un cuadro de deshidratación aguda. A partir de lo sucedido, su estado de salud comenzó a desmejorar. Juan Ignacio, uno de sus hijos, fue quien hizo pública la enfermedad de uno de los futbolistas que hizo historia junto a Diego Armando Maradona en el Mundial de México 1986, logrando el segundo título para el fútbol argentino.

«No nos reconoce, muy poco. Por momentos, si logra conocer, hoy no logra manifestarse. No logra hablar. Lo ves físicamente y está bien, pero su cabeza la verdad que cada día está más complicada. Es muy triste para los que lo rodeamos y para él. En algún momento, en breves lapsos, logra conectar con la realidad y seguramente no le gusta verse así», explicó por entonces el ex futbolista y actual entrenador en diálogo con Un buen momento, programa que se emite por Radio La Red.

Luego, en julio de este año, quien dio mayores precisiones sobre los difíciles días del Tata fue Florencia, su única hija mujer. «Hasta hace un mes y medio papá me reconocía, pero ya no. Ahora está internado, en una cama. No controla esfínteres, solo de a ratos pasa a una silla de ruedas», relató en FM Grupo Tiempo Digital, una radio de Ranchos, el pueblo que vio nacer a Brown, el 10 de noviembre de 1956.

«No le veo momentos de conexión en espacio y tiempo y no tiene ningún tipo de independencia», agregó Florencia sobre la situación que atravesaba su papá, de 62 años.

Durante la entrevista con el medio local, Florencia hizo un racconto de cómo empezaron a darse cuenta de la situación que atraviesa su padre. «Empezó a olvidarse, por ejemplo, de dónde dejaba las llaves del auto. O cuando veía un partido y no reconocía a algún jugador, se olvidaba del nombre. En teoría, hace dos años le diagnosticaron el Alzheimer en la clínica de Facundo Manes», dijo.

Más allá de las distintas muestras de afecto que recibió, uno de los mensajes más emotivos lo envió Diego Armando Maradona a través de las redes sociales y hasta intentó acercarse a la clínica ubicada en la Ciudad de La Plata para visitar a su ex compañero de equipo.

El Tata comenzó su carrera futbolística en las divisiones inferiores de Estudiantes de La Plata. Debutó en el primer equipo en 1975, pero se transformó en emblema por ser el capitán del campeonato logrado en el Torneo Metropolitano de 1982 y el Torneo Nacional de 1983, bajo la conducción técnica de Carlos Salvador Bilardo.

Tras disputar ocho temporadas en el «Pincha», fue transferido al Club Atlético Nacional de Colombia. En 1985, regresó al país para jugar en Boca Juniors y al año siguiente lo hizo en Deportivo Español. Luego, llegó el turno de jugar en el fútbol europeo: el Stade Brestois de Francia en 1987 y Real Murcia de España en 1989. En su vuelta al país, jugó en Racing Club entre 1989 y 1990.

En la selección argentina, José Luis Brown jugó en total 36 partidos y convirtió sólo un gol, el histórico ante Alemania en el triunfo por 3 a 2 en la final del Mundial de México 1986.

Después de terminar su carrera como futbolista, Brown trabajó en conjunto con Nery Pumpido y Héctor Enrique en categorías de ascenso. En 2008, con la confirmación de Carlos Bilardo como Director de Selecciones Nacionales de AFA, el Tata se sumó como asistente técnico del Checho Batista en la selección Sub 23 que logró ganar la medalla de oro olímpica en Beijing 2008 de la mano de Lionel Messi, Juan Román Riquelme y Sergio Agüero. También tuvo a su cargo la Sub 17, con la que logró el subcampeonato en el Sudamericano 2009 de la categoría, clasificando al Mundial de ese año.