30 de Mayo se celebra el Día Nacional de la Donación de Órganos

- Publicidad -

El 30 de Mayo se celebra el Día Nacional de la Donación de Órganos al conmemorase esa fecha se armo en el hall del Hospital Dr. Posadas un stand para información.

El 30 de mayo se celebra el “Día de la Donación de Órganos”. La fecha fue elegida por el nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante en un hospital público. Por este motivo el mes de mayo es una oportunidad para hablar sobre el valor de la donación de órganos, tejidos y células reflexionando acerca de una problemática que afecta a miles de personas.

Habitualmente se realizan actividades de promoción de la donación de órganos en toda la provincia de Buenos Aires, con la participación de instituciones gubernamentales, no gubernamentales, asociaciones de pacientes y familiares, establecimientos sanitarios y educativos.

Cada nuevo aniversario el CUCAIBA, como organismo del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires convoca a todos a manifestar su voluntad y renovar su compromiso de ser donantes registrando la decisión a través de

https://www.argentina.gob.ar/donar-organos o tomándose un momento para pensar o reflexionar sobre la importancia del tema en el stand que compartiremos en el hall del Hospital Posadas.

Es trasplante un tratamiento médico por el que se reemplaza un órgano o tejido vital enfermo por otro sano, cuando se ha agotado toda otra posibilidad de curarlo.

Si bien el trasplante es una alternativa de vida posible cuando todas las puertas se cierran, sólo 3 de cada 1000 personas que mueren podrá transformarse en donante de órganos y sin donantes no puede haber trasplantes.

Todos podemos ser donantes pero, llegado el momento, los médicos especialistas determinarán cuáles son los órganos y tejidos que podrán ser utilizados para trasplante. No hay límites de edad para la donación de órganos; lo importante es el buen estado del órgano que será implantado.

El proceso de donación se rige por los principios del altruismo, no involucra fines de lucro y sigue lineamientos médicos, éticos y legales muy estrictos.

Para que puedan procurarse órganos para trasplante, el donante debe fallecer en la Unidad de Emergencia, porque sólo así, latiéndole el corazón, los órganos podrán mantenerse artificialmente irrigados y oxigenados desde que se comprueba su muere hasta la extracción de los mismos para trasplantarse.

En estos casos se trabaja a partir del diagnóstico de muerte bajo criterios neurológicos o muerte encefálica. La muerte encefálica es el fin de todas las funciones del cerebro y del tronco central en forma irreversible. Es posible determinarla a través de un electroencefalograma o estudios que demuestren la ausencia de circulación de sangre en el cerebro.

Sólo una vez confirmado este diagnóstico puede dar comienzo el proceso de procuración de órganos. Una vez que la persona ha fallecido es necesario evaluar que los órganos y tejidos sean aptos para trasplante; consultar el Registro de Donantes respecto a la decisión de la persona en vida hacia la donación de órganos, tejidos y células (en caso de fallecimiento de un menor de 18 años, se solicita la donación de órganos y/o tejidos a sus padres); finalmente se pone en marcha un proceso de procuración de los órganos y tejidos aptos para ser implantados en un paciente en lista de espera.

Los órganos que se trasplantan en nuestro país son: riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas e intestino y los tejidos son: córneas, hueso, piel, médula ósea y válvulas cardíacas.

El proceso de donación-trasplante requiere de la intervención coordinada de médicos, enfermeros, técnicos de laboratorio, ambulancieros, personal de helipuertos y aeropuertos, administrativos y profesionales de las listas de espera para trasplante. En cada proceso intervienen más de cien personas y de cada paso queda registro en el SINTRA (Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante de la República Argentina), de acceso público, con el objetivo de garantizar la trasparencia en su funcionamiento y administrado por el INCUCAI y sus efectores en cada provincia como el CUCAIBA en el territorio bonaerense.

Existe una lista de espera única para trasplantes en todo el país fiscalizada por el INCUCAI. La decisión se toma en base a criterios médicos basados en la compatibilidad biológica entre donante y receptor (para evitar rechazos post implante), la edad, el tamaño y peso de donante y receptor, el tiempo en la lista de espera y el grado de urgencia del receptor. Este sistema asegura equidad en la distribución.

El trasplante es posible gracias a la participación de la sociedad que de manera solidaria dona los órganos y al compromiso de los equipos de salud de todo el país para concretarlo.