Se nos fue Lili

De silueta menuda, con el escobillón casi más alto que ella. Compinche de los alumnos más grandes y madre de los más chicos. Con el agua para el mate siempre listo para los profes de taller.

Así era Lili, sin maldad, bondad plena. Trabajadora,  a la que nadie tenía que decirle lo que debía hacer.  Se paseaba desde  la carpintería hasta el taller de motores haciendo que todo estuviera listo para el próximo turno.

Buscaba por todos los medios llevarse bien con sus compañeros de tarea y con todos los docentes y cuerpo directivo. Pero esa búsqueda no era necesaria, Lili era buena persona, una cualidad innata.

Su trato  con bondad y respeto hacia los demás,  quizás no siempre encontró reciprocidad; como es natural en nuestra actual sociedad, algún  energúmeno/a  que se puede creer con una aurea dorada, quizás pudo haberse aprovechado  de  su belleza interior.

Ella sin embargo, no era rencorosa; dándonos el mejor ejemplo de cómo deberíamos ser  quienes compartimos una tarea común, trabajar con los jóvenes  y los niños en la tarea de formarlos como ciudadanos y personas de bien.

Sometida a intervenciones quirúrgicas, pese a estar de licencia, no podía dejar de ir a su Escuela, la Técnica, y cuando nos encontrábamos me comentaba que lo que deseaba era volver prontamente al trabajo.

Qué ejemplo!!,..sería bueno que muchos de los que a veces abusamos de las prerrogativas de trabajar en el estado tomáramos sus preceptos centrados  en valores como el amor al trabajo.

Hecho indescifrable es la partida de las buenas personas prematuramente. No cabe en nuestra razón, no podemos aceptarlo. Sin embargo esto ocurre y deja desechos, a quienes hemos tenido el privilegio de tener contacto cotidiano con seres como Liliana. 

Como diría Alicia De Alejadro en su carta de despedida, “se fue antes”.  Seguramente la Escuela, tus compañeros de tarea, los docentes en su totalidad te extrañaran, y obviamente los chicos.  Personas como vos no son lo común en nuestras vidas.

HASTA SIEMPRE LILI, y GRACIAS POR TODO!!!

Prof. Luis Dario Nagore – Ex Director Escuela Técnica de Saladillo