Un mes de entrega, represión y censura

- Publicidad -

Treinta días de gobierno de Mauricio Macri, resultan más que suficientes para definir su perfil. Una devaluación del 50%, la eliminación de las retenciones a los oligopolios agroexportadores, la apertura de las importaciones, el re-endeudamiento, la eliminación de controles en el mercado financiero, la quita de subsidios y aumento de tarifas de servicios e impuestos, el inminente acuerdo con los fondos buitre, la designación de representantes directos de empresas multinacionales (argentinas y extranjeras) en áreas claves del gobierno (recursos energéticos, relaciones exteriores, manejo de empresas estatales, Anses, Ministerio de Economía, Planeamiento Estratégico, etc.), marcan claramente el abandono del rol planificador del Estado en materia económica y social, y la transición a un modelo de exclusión, economía concentrada y abandono del principio de soberanía nacional.

Dicho escenario, generado en tiempo record, es acompañado por dos elementos clave: por una parte, la censura, mediante el rápido pase a retiro de voces opositoras de los grandes medios nacionales, y el avance, a fuerza de decretos inconstitucionales contra la AFSCA y la Ley de Medios; por otra, los despidos masivos de trabajadores estatales, acompañados de brutal represión por parte de las fuerzas de seguridad, que además de dejar a miles de familias en la calle, son utilizados como disciplinadores de las condiciones salariales y de trabajo en el sector privado.

En este contexto, el Frente para la Victoria de Saladillo manifiesta su absoluta solidaridad con los trabajadores despedidos en todo el país, situación que en nuestro medio se verifica con rasgos de persecución política e ideológica a los compañeros de la Regional Saladillo de AFSCA, algunos de ellos ya despedidos y otros con riesgo de serlo próximamente.

Asimismo, convocamos a la ciudadanía a permanecer alerta para salir en defensa de las conquistas laboriosamente logradas en los últimos doce años, amenazadas hoy por un modelo económico y político que convirtió a nuestro país en tierra arrasada en la década de los ’90.

- Publicidad -

Reafirmamos nuestro compromiso militante para impedir que los sueños colectivos de la mayoría del pueblo argentino, sean arrasados por la voracidad de las minorías del privilegio. Por quienes siempre han puesto al país de rodillas ante el capital financiero internacional.

Te puede interesar
El Sindicato de Salud Pública quería saludar a todos los trabajadores en su día

 

FRENTE PARA LA VICTORIA – SALADILLO