Invasión de sapitos en Saladillo ¿A qué se debe este fenómeno?

- Publicidad -

Este fenómeno ocurrió en el año 2011 en Estados Unidos, pero también es un fenómeno que se ha registrado en España en junio de 1880, cuando llovieron codornices. Otro extraño y reciente, se dio en Florida, cuando llovieron iguanas, ya fallecidas, congeladas o semi-congeladas, en enero de 2018.

El físico francés André-Marie Ampère decidió explicar el fenómeno desde una perspectiva científica. Ampère enunció ante la Sociedad de Ciencias Naturales que había determinadas épocas del año en las cuales las ranas y los sapos se concentraban y vagaban por los campos, momento en el cual si se producía un fuerte fenómeno atmosférico que implicase un intenso viento este podría capturarlos y arrastrarlos grandes distancias.

Esto resultó ser así. La lluvia de animales y, en concreto, la lluvia de ranas se puede relacionar con fuertes fenómenos meteorológicos que implican fuertes vientos, como pueden ser los tornados, las trombas marinas (tornados que se forman sobre la superficie de masas de agua) o huracanes. Cuando estos fenómenos suceden, el viento captura y transporta hasta, a veces, largas distancias todo aquello que encuentra a su paso, lo que incluye pequeños seres vivos. Estos fuertes vientos pueden aspirar animales y objetos de superficies relativamente extensas, pudiendo llegar a secar por completo charcas. Lo que ocurre es que cuando la intensidad y la fuerza de este viento disminuye todo lo transportado por el tornado cae en masa y en un punto concreto. Los pequeños animales, aunque no siempre, suelen morir por el impacto.

 

En estas lluvias de animales son frecuentes los peces y las ranas, que son pequeños y ligeros. Hay ocasiones en las que estos animales, en el momento en el que caen, lo hacen completamente helados o en bloques de hielo. Esto significa que de forma previa a su caída la altura a la que se encontraban en el tornado, huracán o tromba marina era muy elevada, con temperaturas inferiores a los 0ºC.

 

Sin embargo, existen todavía ciertas incógnitas con respecto a este tema que hace que mucha gente se muestre escéptica con esta explicación. Una de ellas es que generalmente no se suelen mezclar especies de animales, es decir, en cada lluvia de animales solo se manifiesta una especie en concreto, que tampoco se mezcla con vegetales, como algas u otras plantas, al menos no en la mayoría de los casos, porque sí se han encontrado en ocasiones aisladas flores y otras partes de plantas congeladas cuando esto sucede. Esto podría resultar difícil de imaginar, puesto que los tornados, huracanes, etc., succionan todo tipo de objetos que encuentran a su paso.

 

Otro punto que aún queda sin explicar es que en el momento de la caída de estos animales algunos de ellos sobrevivan a la caída, pudiendo llegar a estar en perfecto estado.